• Inicio Sugerir Modificar

Sáhara


Cartel de Sáhara

Cuando el gran explorador Dirk Pitt descubre una legendaria moneda con mucha historia, empieza la mayor aventura de su vida al emprender la búsqueda de un tesoro a través de algunas de las regiones más peligrosas de África. Mientras intentan por todos los medios encontrar lo que los nativos llaman "El barco de la muerte", un antiguo buque de guerra que esconde una carga secreta desaparecido durante la Guerra de Secesión, Dirk Pitt y su ocurrente compañero Al Giordino, conocen a la Dra. Eva Rojas, una mujer tan brillante como atractiva que teme que el tesoro perdido sea el causante de un problema mucho mayor, una auténtica amenaza para el mundo que les rodea.

Nadie cree en el buque perdido. Dirk, Al y Eva sólo cuentan con su inteligencia y su valentía para vencer a peligrosos guerreros, conquistar paisajes imposibles y llegar al fondo del misterio.

     Título original: Sahara
     Año: 2005
     Duración: 127 min.
     Nacionalidad: EE.UU., España, Reino Unido
     Género: Aventuras. Acción
     Fecha de estreno: 22/04/2005
     Calificación: Todos los públicos
     Distribuidora: United International Pictures

 

Comentario

Paramount Pictures y Bristol Bay Productions, en asociación con Baldwin Entertainment Group, presentan una producción de j.k. livin y de Kanzaman, SAHARA, dirigida por Breck Eisner a partir de un guión de Thomas Dean Donnelly, Joshua Oppenheimer, John C. Richards y James V. Hart, basado en la novela de Clive Cussler. Producen esta película de aventuras Howard Baldwin, Karen Baldwin, Mace Neufeld y Stephanie Austin. Los productores ejecutivos son Matthew McConaughey, Gus Gustawes, William J. Immerman y Vicki Dee Rock. El reparto también incluye a Lambert Wilson, Glynn Turman, con Delroy Lindo y William H. Macy.

Paramount Pictures forma parte de Viacom, Inc., uno de los mayores conglomerados mundiales de empresas dedicadas al entretenimiento y a la comunicación, además de ser una de las primeras compañías en producir, promocionar y distribuir programas de entretenimiento, noticias, deportes y música.

Bristol Bay Productions es una filial de AFG (Anschutz Film Group) dedicada al desarrollo, financiación y producción de películas de todos los géneros, dramas, comedias, thrillers y de acción, que cuenten historias positivas apropiadas para todos los públicos. Desarrolla las películas a partir de diversas fuentes como novelas de éxito, famosos, héroes intemporales, temas y hechos que inspiran a todos.

HABLANDO DE LA PRODUCCIÓN

"Dirk Pitt encarna a la perfección al hombre renacentista", nos dice Matthew McConaughey, que da vida al nuevo héroe de acción en la última, emocionante y entretenida película de aventuras, SAHARA. "Dirk es de esos hombres que puede estar luchando con un cocodrilo por la mañana y vestirse de esmoquin para asistir a un baile de gala por la noche. Es hijo de senador, científico, un hombre cultivado y educado, pero también es un pirata en busca de tesoros, un canalla que bebe tequila y arma jaleo a la más mínima. Eso sí, siempre es un caballero".

Dirk Pitt no conoce el miedo, usa los músculos tanto como la cabeza, y puede que sea la única persona capaz de llegar todavía más lejos que su gran amigo Al Giordino, interpretado por Steve Zahn. Juntos emprenden un viaje que empieza con el enigma de un buque acorazado que nadie ha vuelto a ver desde la Guerra Civil americana y que acaba en el mayor desierto del planeta.

"Es un misterio que empezó hace 150 años, nadie sabe qué ha sido del acorazado, pero Dirk está decidido a descubrirlo", nos explica el director Breck Eisner, que debuta en la gran pantalla con SAHARA. "Así empieza la historia, pero acaba a miles de kilómetros, en pleno desierto del Sahara".

Los aventureros descubren que el buque perdido tiene que ver con una crisis de graves consecuencias según les explica la Dra. Eva Rojas, interpretada por Penélope Cruz. "No es ninguna doncella pidiendo auxilio", nos dice la actriz. "Es una mujer muy activa; de hecho, rescata a Dirk en más de una ocasión. Desde luego, es el tipo de mujer por el que se interesa Dirk, la química entre ellos funciona".

"Es una película de aventuras que recoge el testigo de las grandes películas de acción de la historia del cine", nos dice el director Breck Eisner. "Me cautivó el guión con su sentido de aventura, de misterio, de humor. Para todos los que participamos en este proyecto, nuestro objetivo primordial fue trasladarlo a la gran pantalla".

"Es mejor no tomarse nada muy en serio en esta historia", explica, riendo, Matthew McConaughey. "Es una aventura, una fábula en la que la magia del cine se convierte en realidad. Todo encaja a la perfección cuando este tipo de magia se pone en marcha".

Según el productor Howard Baldwin, el ingrediente clave que convierte a SAHARA en algo especial es la relación entre Dirk y Al. "La película se convierte en una aventura fantástica y, en mi opinión, Dirk y Al, que son dos personajes geniales, aportan la energía necesaria para dar vida a esta aventura", nos dice.

"Son los mejores amigos del mundo, se conocen desde siempre", añade el director. "Muy a menudo, en las películas de 'amigos/compañeros' está el tío serio y el loco que se conocen y tienen que seguir juntos. Está claro que puede funcionar, pero está muy visto. Lo que me gusta de Dirk y Al es que se conocen desde la guardería. Tienen diálogos increíbles".

"Es muy simple: Dirk no podría sobrevivir sin Al", nos dice Steve Zahn. "Bueno, Dirk es el guaperas, elegante, sabe hablar, es casi un político. Pero Al sabe dónde están las herramientas, ya me entienden. Cada uno tiene un talento especial y eso les convierte en una pareja imparable. Eso sí, cada vez que hay peligro, Dirk es el que se lanza, pero Al le sigue de cerca, y estar detrás de Dirk no siempre es el lugar más seguro".

Cuando Dirk y Al conocen a Eva, encaja a la perfección con los dos buscadores de tesoros. "Dos nómadas, dos inconformistas conocen a Eva", nos explica Breck Eisner. "Está sola, nadie cree que haya un misterio. Igualmente, Dirk anda detrás del misterio de un buque en el que nadie cree. El resultado de su encuentro es natural, orgánico incluso".

"Nos convertimos en un auténtico trío", dice Penélope Cruz. "Normalmente es la pareja más el amigo, o dos chicos y dos chicas, pero aquí, todos son iguales".

El hombre capaz de juntar todos los elementos de aventura, de comedia y de romance presentes en la película es el director Breck Eisner, que ya había dirigido la miniserie "Taken", premiada por los Emmy, para el Sci-Fi Channel y el productor ejecutivo Steven Spielberg. "Se puede pensar que es algo difícil confiar en un director novel para una película de acción de gran presupuesto como SAHARA, pero con Breck fue muy fácil", dice el productor Howard Baldwin. "Nuestro instinto y nuestra cabeza nos dijeron que estaría a la altura, y lo estuvo. Sabe cómo conseguir acción y entendió a la perfección los paisajes de la película. No me canso de repetir lo impresionados que estamos con Breck Eisner".

Por su parte, lo que más atrajo al director en este proyecto fue la oportunidad de llevar a la pantalla la fuerte relación existente entre dos personajes en medio de una historia complicada. "Me gustaron mucho los dos personajes Dirk y Al", nos comenta, "así como por la complejidad y el planteamiento de la historia".

"Ya le dije a Breck que no era una película que pudiera dirigir cualquiera", añade Penélope Cruz. "Me quedé atónita ante su despliegue de energía. Siempre era el primero en llegar al rodaje cada mañana y era el último en irse a las diez de la noche. Lo hizo cada día durante meses. La película le necesitaba, necesitaba de su energía".

Y sigue diciendo: "Toda la película despide energía, es algo que conecta con cualquiera. Todos queremos vivir una aventura así".

Mace Neufeld y Stephanie Austin son dos productores con mucha experiencia en el género. "Estábamos encantados con la idea de trabajar con Stephanie y Mace", nos dice Cary Granat, el presidente de Anschutz Film Group y de Bristol Bay Productions. "Tienen en su haber las mejores películas de acción rodadas hasta la fecha. Estábamos seguros de que tenían la experiencia y la habilidad necesarias para llevar la primera aventura de Dirk y Al a la gran pantalla".

HABLANDO DE LOS PERSONAJES

Matthew McConaughey habla con entusiasmo de Dirk Pitt, un personaje mezcla de aventurero, donjuán sofisticado y pensador. "A veces es un científico, otras, un inventor y algunas, un aventurero", nos explica. "Es un hombre con objetivos, pero cambia de planes a menudo. Está abierto a lo que surja. Se adapta con gran facilidad a cualquier situación. Estuvo en el cuerpo especial SEAL de la Marina, pero también tiene un lado pirata. Es amante antes que luchador, pero si tiene que luchar, no se rendirá fácilmente".

El actor cree que esta mezcla de cualidades hace del personaje el héroe de acción perfecto para este momento. "Aunque Dirk venga de una familia privilegiada, es hijo de senador, tiene una idea muy suya de qué tipo de vida quiere llevar, la vida de un buscador de tesoros", nos dice. "Va en busca de lo desconocido y cree que se puede llegar a conocer lo desconocido. Quizá algunos le tachen de soñador, supongo que lo es, pero también dispone de una educación, de un entrenamiento y de conocimientos científicos para demostrarlo". En la película, esto se traduce en buscar en medio del desierto un acorazado que desapareció en la Guerra Civil.

"Lo bueno de Dirk Pitt es que, a pesar de tener un plan, siempre tiene otro porque sabe que el primero no saldrá", dice Matthew McConaughey, riéndose. "Dirk es un hombre muy normal. Tiene mucho entrenamiento, pero cuando se mete en un lío, le encanta salirse con la suya. Siempre va por delante y, a veces, se olvida de lo que pasa en el presente. Ha vivido todas las aventuras que uno pueda imaginar y siempre ha conseguido salir adelante".

El mejor amigo de Dirk es Al Giordino, el mecánico respondón e inteligente que nunca se separa de él. Son amigos desde la infancia y se comunican entre ellos como sólo pueden hacer personas que se conocen desde hace mucho tiempo.

"En mi opinión, Al es la voz de la razón", nos dice Matthew McConaughey. "A Dirk se le ocurren ideas totalmente imposibles y Al le vuelve a poner los pies en la tierra. Al mismo tiempo, Al sabe cuándo un plan de Dirk puede funcionar. La relación entre los dos hombres tiene mucho que ver con que la película funcione".

"Al es mucho más cínico que Dirk", nos explica Steve Zahn. "Dirk tiene un montón de teorías, pero Al no está tan convencido. Cuando Dirk intenta sacar algún sentido de todo, Al siempre le apoya. Creo que Al le respeta y confía en él, y viceversa".

Matthew McConaughey recuerda que los productores dieron el papel de Al a Steve Zahn cuando se dieron cuenta de que tenía la misma idea que ellos en cuanto al personaje. "Quedó muy claro desde el principio que sabía que el personaje no iba de gracioso ni de chistoso", dice el actor. "Al tiene mucho sentido del humor y reacciona según la situación en la que le ha puesto Dirk. Sus comentarios varían según la situación".

De hecho, una vez que Steve Zahn se metió en el papel, todo el mundo estuvo de acuerdo en que nadie más podía haber encarnado a Al. "Al es un personaje complejo que aporta un humor muy seco, muy irónico a la película", nos explica el director. "También es una persona muy seria cuando se trata de situaciones de vida o muerte. Era muy importante que no se le tomara por el típico gracioso".

Matthew McConaughey está de acuerdo: "Al y Dirk siempre se están metiendo el uno con el otro, pero nunca dejan de ayudarse. Por mucho que discutan, cuando la cosa se pone seria, son profesionales. Pueden enfrentarse a lo que haga falta".

"Steve Zahn nunca se pasó en su interpretación", sigue diciendo Breck Eisner. "Era perfecto para el papel, no sólo por lo que es capaz de dar como actor, sino por los conocimientos que nos aportó. Es un loco por la historia y las guerras. Tiene una enorme colección de objetos de la Guerra Civil americana, lo sabe todo y más sobre este tema".

Steve Zahn y Matthew McConaughey estaban decididos a que la larga amistad entre los dos hombres fuera creíble y palpable en la pantalla. "Da igual que la acción sea de primera, o que los helicópteros sean súper rápidos o que las explosiones sean tremendas", dice Steve Zahn. "Si la relación de amistad entre ellos dos no es creíble, la película no funciona".

"Cuando el espectador ve a dos personas que se conocen muy bien, puede captar tanto a partir de lo que no se dice, de pequeños movimientos, de gestos, como de los diálogos", añade Matthew McConaughey. "Teníamos muy claro que debíamos conseguir este tipo de relación. Por eso pasamos mucho tiempo juntos, hablamos, nos inventamos historias de cosas que pudieron hacer Dirk y Al, nos dimos apodos. Aunque nada de esto salga en la película, fue una forma de tener más libertad, más familiaridad el uno con el otro".

Pero no todo fue tan fácil. "Seguimos los entrenamientos del cuerpo especial SEAL de la Marina durante un mes", nos explica el actor.

Steve Zahn añade: "Parecerá un lugar común, pero es verdad que el hecho de sudar la gota gorda durante doce horas con un tío crea lazos de amistad. Se llega a otro nivel, nadie finge mientras suda y jadea".

En su opinión, el entrenamiento también sirvió para otra cosa. "Es una historia un poco loca", reconoce. "El entrenamiento nos ayudó a conferirle más realismo. Sabiendo lo que hacíamos, sería más creíble para el espectador que Al y Dirk pudieran entrar y salir de esas situaciones".

Mientras buscan el misterioso acorazado en África, Dirk y Al aprovechan para ayudar a una doctora que ha descubierto algo muy preocupante. Penélope Cruz es la Dra. Eva Rojas, miembro de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que anda tras la pista de una enfermedad misteriosa.

La fuerza del personaje es lo que más gustó a la actriz. "He leído muchos guiones en los que los caracteres masculinos son más interesantes que los femeninos", nos dice. "Pero éste no es el caso. Eva es un personaje complejo, multifacético. Además es parte íntegra de la historia. Lo que dice es importante, lo que descubre es importante".

"Me gusta mucho la personalidad de mi personaje", nos dice Penélope Cruz. "Está a la altura de los chicos en las situaciones más difíciles. Es un personaje muy divertido, no tiene nada que ver con lo que he hecho hasta ahora".

La actriz se dio cuenta de que era una situación bastante auténtica. "Además, tengo la edad ideal para interpretar a un personaje así", añade. "Los médicos que van a los lugares más peligrosos son siempre los más jóvenes".

"Penélope llegó al rodaje como llega Eva a la historia", nos explica Breck Eisner. "Llevábamos rodando alrededor de una semana cuando llegó a Marruecos. Matthew, Steve y yo habíamos formado un grupo muy unido y apareció alguien de fuera. Lo mismo le pasa a Eva. Esos dos hombres se conocen desde siempre, aparece ella y tiene que superarlo".

Hay un grupo de actores notables detrás del trío protagonista: William H. Macy es el almirante Sandecker, Rainn Wilson es Rudi Gunn, Lennie James es el general Kazim, el aclamado actor francés Lambert Wilson es Massarde, y Delroy Lindo es Carl.

"Me gusta el poder del almirante. He alcanzado una edad y un punto en mi carrera en los que sólo me queda mi mirada dura y helada", dice, riendo, William H. Macy, nominado a un Oscar por su papel en Fargo. "Es poderoso, intelectual, un hombre que lo ha visto todo y tiene la fuerza suficiente para mandar otros hombres. Después de interpretar a jóvenes rebeldes durante 45 años, me parece un cambio de lo más agradable".

"Sandecker estuvo en la Marina durante muchos años, pero se retiró en circunstancias dudosas", nos explica el actor. "Esto le ha dejado un gusto amargo en la boca y está decidido a no volver a trabajar para el gobierno".

Ahora el almirante es el director de la Agencia Nacional Submarina (NUMA), una organización privada que se dedica al rescate de barcos, la mejor del mundo.

"No se puede evitar la sensación de que Sandecker tiene un pasado algo turbio", dice Matthew McConaughey.

"Me encanta tener la oportunidad de hacer de maestro de marionetas", dice William H. Macy, "un hombre lo bastante listo para saber servirse de ambos bandos, seguir la corriente, saber cuándo intervenir, ponerse serio o dejar que alguien vaya a su bola. Es un personaje genial".

"Pensamos en Bill desde el principio", nos dice el director. "Es un hombre al que le interesan los detalles. Nos hizo muchas preguntas antes de aceptar el papel. Quería asegurarse de que podía hincarle el diente al personaje como actor".

"No sólo es un gran actor, también puede ser un gran cómico", añade Breck Eisner. "Improvisó gran parte de sus diálogos, sobre todo durante la secuencia de 'Panamá'. Le dimos el teléfono y empezamos a rodar... El material es genial, de lo más divertido".

EN EL DESIERTO

"En realidad, la palabra 'Sahara' significa 'desierto'", nos explica Matthew McConaughey. "Y de eso se trata, de un lugar donde hace mucho calor y donde hay tormentas de arena. Está totalmente abierto. Se mire donde se mire, en 360, en cualquier dirección, no hay nada, sólo arena".

En Marruecos rodaron en diversos lugares, incluso en un lago cerca de Marrakech. Pero la mayoría de los escenarios naturales de desierto están rodados cerca de un pueblo llamado Erfoud, situado en el límite del Sahara, próximo a la frontera con Argelia.

"Es asombroso ver cómo ha crecido allí la industria cinematográfica. Hace diez años, nadie rodaba en Marruecos, pero ya tienen experiencia en rodajes", nos dice Breck Eisner. "Están muy abiertos a las producciones y proporcionan ayudas que otros países no pueden dar. Por ejemplo, pudimos alquilar tres tanques, diez transportadores blindados y helicópteros Huey. En otras palabras, casi toda una división acorazada. Además, los equipos tienen experiencia y trabajan muy duro. Saben lo que hacen".

Marrakech es el centro cinematográfico de Marruecos, pero las numerosas secuencias en el desierto se rodaron lejos de la populosa ciudad. El equipo se instaló en Erfoud, un pueblo al noreste del país. "Erfoud está en medio del desierto", nos dice Matthew McConaughey. "Allí se duerme como un niño".

Rainn Wilson nos cuenta cómo llegar a un lugar tan remoto. "Cogí un vuelo desde Los Ángeles a Londres, luego otro a Casablanca y de allí, a Ouarzazate. Llegué a medianoche después de volar durante 24 horas. No había luz, no había nada. Me metí en la cama. Me levanté a las ocho, subí a un coche y tardamos siete horas en llegar a Erfoud. Es uno de los últimos pueblos antes de adentrarse en el Sahara, incluso hay un fuerte de la Legión francesa".

"Pero el paisaje es maravilloso", sigue diciendo el actor. "El desierto hipnotiza".

Para Allan Cameron, el veterano diseñador de producción, el sentido de vacío del desierto era perfecto para la estética de la película. "No se puede rodar una película llamada 'Sahara' sin acabar en el desierto", nos dice.

Allan Cameron tiene en su haber grandes películas de acción como, por ejemplo, las dos entregas de La momia y El mañana nunca muere. Tampoco es la primera vez que rueda en Marruecos, ya lo hizo con Las cuatro plumas. Cada película es un nuevo reto para el equipo de decoración y SAHARA no fue una excepción. En este caso, hay que reconocer que Marruecos no se parece mucho a Malí, país en el que supuestamente transcurre la acción, pero Allan Cameron es un hombre de recursos y supo encontrar soluciones.

"Ocupamos literalmente un pueblecito llamado Rissani, situado no lejos de Erfoud, y lo convertimos en un pueblo malinés", nos explica. "Cambiamos la fachada de las tiendas y los puestos callejeros, llenándolos con lo que se vende en Malí, pero no en Marruecos. Conseguimos camiones y los convertimos en los típicos camiones que se ven en Malí. Nos aseguramos de que los taxis fueran del color correcto. Marruecos no es tan colorido como Malí. Cuanto más al sur, más colores. Llevamos todos estos elementos al rodaje".

También se encargó de diseñar la gran planta de energía solar que esconde un oscuro secreto. "Construimos alguno de los espejos, otros son imágenes generadas por ordenador", nos explica.

"El guión especificaba que un fuerte dominaba la planta de energía solar", sigue diciendo Allan Cameron. "Pudimos usar el viejo fuerte de la Legión a las afueras de Erfoud. Lo adaptamos a la película, paredes que se derrumban, puertas que vuelan, helicópteros que atacan, ya se sabe, lo normal".

"Pero el mayor reto era el río", reconoce Breck Eisner. "El guión especifica un río en el desierto y un río en la selva. Buscamos por toda la zona y acabamos encontrando los lugares idóneos, algunos de ellos en Azzemmour, otros en un embalse cerca de Marrakech y otros, finalmente, en el sur de España. Conseguimos que todos encajaran a la perfección".

Mientras estaban en España, rodaron varias escenas en Barcelona, que hizo las veces de Lagos, Nigeria. El Museo de Historia Natural cambió de aspecto para hacer el papel de un museo nigeriano. "Vestimos a 150 extras con trajes nativos", nos explica Allan Cameron. "Decoramos toda la sala con artefactos nigerianos y tuareg. Lo más asombroso es que el edificio no parece español; de hecho da la sensación de pertenecer a Lagos".

Otra escena principal era la del asalto a un pueblo perdido llamado Aselar. "Tenía que dar la impresión de estar totalmente aislado", nos explica el diseñador de producción. "Pero el equipo de producción era gigantesco, teníamos que llegar, no podía estar tan aislado, debía haber una carretera para que llegaran los camiones y un sitio para que aterrizaran los helicópteros".

"Quería que se viera el lugar desde el punto dominante en el que nuestros protagonistas observan el ataque", añade el director. "Construimos una casa y la colocamos exactamente en el lugar desde donde la cámara rodó la acción, transformándola en el punto de vista de los héroes".

Allan Cameron también se encargó de diseñar una cueva en la que una tribu tuareg cuenta su historia a través de dibujos. "Empiezan mil años atrás y llegan hasta nuestros días", nos explica.

Para el diseñador, uno de los retos más interesantes fue el diseño de un exótico escenario en Virginia, Estados Unidos (o, como se decía en la época, Estados Confederados). "La película empieza con una batalla en el río James durante la Guerra Civil", nos dice. Diseñamos el acorazado, claro, y creamos la batalla. Pero lo más interesante fue llevar el acorazado al desierto".

"Había que meterlo en una duna. Dicho así, no suena muy difícil", recuerda Allan Cameron. "Pero cuando se intenta hacer dunas con cientos de toneladas de arena, se convierte en un verdadero quebradero de cabeza. Incluso moverlo por el desierto era todo un reto. Una distancia que normalmente se recorrería en 15 ó 20 minutos nos llevaba dos horas o más".

Aunque la estación primaveral en el desierto es muy agradable con noches frías y temperaturas templadas durante el día, durante las doce semanas de rodaje en Erfoud, el equipo tuvo que soportar las duras condiciones atmosféricas propias del lugar.

Las tormentas de arena son uno de los problemas más habituales cuando se rueda en el desierto, y el equipo de SAHARA también tuvo que sufrirlas. "Podía hacer un tiempo espléndido a las ocho de la mañana", nos dice Matthew McConaughey, "pero, a la hora de comer, se levantaba una tormenta de arena. Como mucho, veíamos

a unos diez metros y, según dicen, las hay peores, donde sólo se ve a un metro".

Allan Cameron recuerda: "Hubo ocasiones, mientras construíamos los decorados, que veíamos a kilómetros a la redonda. Cuando se levantaba una tormenta, apenas si podía verme la mano. Y créanme, hace calor. En las dunas estábamos a 45 grados".

"Siempre pensé que Hollywood exageraba los efectos de una tormenta de arena", nos dice el director. "Pero reconozco que ver llegar una tormenta de arena impresiona y asusta. Sólo hay 30 segundos para resguardarse y se puede echar a perder el trabajo de todo un día".

El equipo estaba preparado para hacer frente a las tormentas de arena, pero el desierto del Sahara sabe cómo inventarse nuevas dificultades. "Todo el mundo nos dijo que allí nunca llovía", recuerda el productor Howard Baldwin. "Que no había llovido en 40 años. Acto seguido, empezaron a caer chuzos de punta".

Por si las tormentas de arena y agua fueran poco, también debieron enfrentarse a las langostas. "Hubo una plaga de langostas mientras rodábamos", nos dice Breck Eisner. "Es muy difícil que no entren en el plano cuando están por todas partes".

Y luego, el viento. "El viento mueve la arena, se la lleva, es tan fina que parece polvos de talco", recuerda el productor Mace Neufeld. "Amanecíamos después de un precioso día soleado y había arena por todas partes. Las tomas no concordaban y era imposible impedir que la arena se metiera en la cámara".

A pesar de las interrupciones, Breck Eisner fue capaz de imprimir una atmósfera relajada durante el rodaje. Un día, el director anunció: "Día 37 de rodaje de 'Sahara'. Resultado: película, 30 - desierto, 7".

Los actores tampoco ponían trabas. Para el rodaje de una secuencia en el desierto, tuvieron que acampar ya que no había hoteles bastante cerca. "Les encantó, sobre todo a Matthew", recuerda el director. "Hicimos hogueras cada noche".

Dada la atmósfera relajada y de compañerismo, los actores se empeñaron en hacer sus propios trucos siempre que pudieran. "Los espectadores no son tontos. Saben perfectamente que cuando la toma se abre, ya no es el actor, sino un doble", nos dice Matthew McConaughey. "Intentamos rodarlo de forma que Dirk estuviera un poco más tiempo en los planos cortos para que fuera más creíble y el público viera que era yo. Hasta la fecha, no había hecho un papel con tanta demanda física".

"Tengo la impresión de que Matthew habría hecho todos sus trucos si el seguro le hubiera dejado", dice Breck Eisner, riendo. "Personalmente, como director, no puedo pedir más. Podía acercarme con la cámara para que todos vieran que es la estrella. Podía rodar como quería sin preocuparme de que se viera la cara del doble. Da muchas más posibilidades".

Pero Matthew McConaughey no fue el único. "Nunca me había entrenado tanto para un rodaje", nos dice Steve Zahn. "Estuvimos una semana en los estudios Shepperton de Londres para familiarizarnos con las armas que usaría-mos en la película. Luego, Matthew y yo, acompañados por Harry Humphries, nuestro asesor militar, llegamos a Erfoud dos semanas antes que el resto del equipo. Nos dedicamos a correr por el desierto, a acostumbrarnos al entorno y a entrenarnos en las dunas como auténticos soldados. No me quejo, era como entrenarse para un deporte. Hay que trabajar duro para saber atrapar la pelota cuando te la tiran. Si no, te sustituyen".

OTRA AVENTURA NUMA

Para la mayoría, una aventura como la de SAHARA sería suficiente para toda una vida, pero para Dirk y Al sólo se trata de una más. Trabajan en el centro NUMA, la Agencia Nacional Submarina, dirigida por el almirante James Sandecker.

"Se trata de un grupo de científicos, aventureros y buscadores de tesoros", nos explica Breck Eisner. "Están capacitados para desplazarse a cualquier parte del mundo en cualquier momento".

"NUMA es una organización privada que trabaja en el mundo entero en busca de objetos perdidos o desaparecidos en los océanos", nos dice el actor William H. Macy. "Dirk y Al son los dos hombres que dan la cara, los que hacen el trabajo sucio. Son los que bucean y rescatan los tesoros de los barcos, son mis aventureros".

"Están donde haya agua", añade Steve Zahn. "¿Alguien quiere algo que está debajo del agua? NUMA tiene el equipo, el tiempo, la paciencia y las ganas necesarias para buscarlo; les da igual que sea un tesoro o el reloj que el abuelo dejó caer en el estanque. Para Dirk y Al, es lo mejor. Les encanta viajar por el mundo, conocer a gente y meterse en líos. Para ellos, es la gran aventura".

"SAHARA transmite la sensación de que esos hombres siempre viven una aventura", nos explica el director. "Sus anteriores viajes han moldeado su relación y forman parte de su idioma particular, como cuando se refieren a 'Panamá'. Dejan entender que han participado en un sinfín de aventuras y que les esperan muchas más".