• Inicio Sugerir Modificar

Be cool


Cartel de Be cool

John Travolta vuelve a encarnar a Chili Palmer, el taimado gángster metido a productor cinematográfico de Cómo conquistar Hollywood. Pero esta vez Chili ha abandonado la veleidosa industria cinematográfica y ha ido a recalar en el negocio de la música, donde lidia con mafiosos rusos y raperos gangsta, y adopta como protegida a una joven cantante, luchadora y con talento, llamada Linda Moon. Desde el estudio de grabación, hasta un concierto de Aerosmith, se las apaña para conseguir lo que necesita aplicando su peculiar combinación de astucia callejera y habilidad negociadora. Pero el negocio es peligroso, y todos buscan lograr el próximo gran éxito.

     Título original: Be cool
     Año: 2005
     Duración: 118 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Comedia.
     Fecha de estreno: 08/04/2005
     Calificación: Mayores de 13 años
     Distribuidora: 20Th. Century Fox Home Entertainment Epaña, S.A.

 

Comentario

La popularísima comedia Cómo conquistar Hollywood, triunfó en muchos frentes. Rompiendo todos los estereotipos, introdujo un nuevo tipo de gángster elegante y marcó un cambio cualitativo en la carrera de John Travolta, ofreciendo al público uno de los personajes más memorables del popular actor y dando a conocer a un sector más amplio de lectores el impresionante corpus novelístico de Elmore Leonard. En Hollywood, cuando se obtiene un éxito así, las segundas partes no tardan en llegar. En este caso, sin embargo, hicieron falta casi diez años para poner en marcha la producción: a principios de 2004 comenzaba al fin el rodaje de Be Cool, filmada íntegramente en Hollywood.

Lo que se ve en la pantalla estuvo al principio en letra impresa. El prestigioso novelista Elmore Leonard necesitó bastante tiempo para sentirse capaz de escribir una continuación de Cómo conquistar Hollywood. "Pero cuando pensé en ello, y en John Travolta en el papel de Chili Palmer, después de haberlo hecho tan bien en Cómo conquistar Hollywood," cuenta Leonard, "no me resultó difícil verlo en el personaje otra vez. También tenía muy claro que era una segunda parte - y las segundas partes tienen que ser mejores que las primeras -, por eso tenía que pensar en otra idea y en otro marco en que el ambientar la historia. Pensé que Chili, todavía en el negocio del cine, buscaría ahora algo nuevo. Decidí que podría abrirse camino en el negocio de la música, y de pronto encontré muy buen material, tal vez porque es un negocio más duro que las películas y en él hay muchos más sinvergüenzas."

Una vez escrita la novela, se llamó al guionista Peter Steinfeld para que la transformara en una película. Fue su mujer y agente quien le propuso el proyecto. "Leí el libro en unas tres horas y me entusiasmó. Luego tenía que ir a Jersey Films y venderlo a los productores, Danny DeVito, Michael Shamberg, y Stacey Sher. Una de las cosas que hago para ensayar cuando tengo que vender algo es hablar en voz alta cuando voy conduciendo. Voy conduciendo por Beverly Hills, y cuando estoy parado en el semáforo hablando sólo me doy cuenta de que el tipo del coche de la izquierda me está mirando. Le miro en mitad de mi ensayo, y resulta que es Delroy Lindo, el que interpretó a Bo Catlett en Cómo conquistar Hollywood. Llevaba un ejemplar de los libros Cómo conquistar Hollywood y Tómatelo con calma [traducción al español de la novela Be Cool] en el asiento de al lado. Cogí el libro de Cómo conquistar Hollywood y se lo enseñé. Él levantó los pulgares sonriéndome. Inmediatamente pensé: 'Esto es una señal. Esto va a salir bien.'" Steinfeld consiguió el trabajo.

A leer los libros de Leonard, su estilo te hace sentir como si estuvieras viendo una película, por la tersura y la vivacidad de sus diálogos. "Adaptar a Leonard es una bendición y una maldición," añade Steinfeld, "porque su escritura es muy cinematográfica y tersa. Es el Shakespeare de la novela negra. Va directo al corazón de la situación, como un cuchillo. Lo más terrible fue enviarle el primer borrador del guión, pero cuando sonó el teléfono y dijo: 'Peter, soy Elmore Leonard' yo contesté: 'Señor Leonard, ¿cómo está? Es un placer hablar con usted', y el respondió: 'Me ha encantado. Me ha encantado el guión'. Leonard me ha apoyado muchísimo."

El documentalista de Leonard, Gregg Sutter, se hace eco de sus elogios de Steinfeld. "Peter ha llevado la historia a un nivel completamente nuevo, tal y como hizo Scott Frank con Cómo conquistar Hollywood," dice Sutter. "Elmore confiaba en Peter porque ha seguido la hoja de ruta básica de Tómatelo con calma [traducción al español de la novela Be cool] - su diálogo y su espíritu -, pero Peter ha sido capaz de desarrollar otros muchos aspectos".

"Y, por supuesto, el reparto es extraordinario," continúa. "¡John y Uma juntos otra vez! Algunos de sus momentos mágicos - la escena de ellos bailando con Black Eyed Peas tocando Sexy al fondo - ... eso es algo que la gente se moría por ver. Quieren verlos juntos de nuevo, porque ése fue un momento mágico de Pulp Fiction."

El director, F. Gary Gray firmó para pilotar la película en parte porque es un enorme fan de las otras dos películas basadas en novelas de Leonard, Cómo conquistar Hollywood y Un romance muy peligroso. A Gray le fascina el mundo que crea Leonard y admira el modo en que se traduce cinematográficamente la atención que presta al detalle en sus novelas.

Todos los que conocen a Gray hablan de su extraordinaria visión, y aseguran que se plantea cada escena con una idea muy clara de a dónde quiere llevarla, llegando siempre a algo sorprendente e inesperado. "Cuando me hablaron de Tómatelo con calma [traducción al español de Be cool] y me enteré de que la había escrito Elmore, pensé inmediatamente: 'Esto tiene que ser divertido. Tengo que leerlo,'" cuenta Gray. "Y cuando leí el guión de Peter Steinfeld me pareció increíblemente divertido."

Trabajar con John Travolta fue una experiencia increíble para el director, F. Gary Gray. "Cuando trabajas con alguien que hace un personaje por primera vez, hace falta algo de tiempo para moldearlo, por así decir," explica. "A veces hay que llegar a mitad del rodaje para que termine de encajar en él." Pero el director sabía que esta vez iba a ser diferente. "El primer día de rodaje, " continúa, "John entró en el plató y se transformó inmediatamente en Chili Palmer. Eso es lo que me encanta de él. Está extremadamente bien preparado. Comprende absolutamente a su personaje. No estaba seguro de cuánto tardaría John en meterse en los zapatos de Chili, después de diez años. Pero encajó en él al instante. Por eso es un actor extraordinario. Yo sé lo difícil que es crear un personaje tan inolvidable, pero él hace que parezca fácil. Es un Chili Palmer perfecto, y hace un trabajo increíble."

Las novelas de Leonard tienen muchos elementos extraordinarios, pero su aspecto más atractivo tal vez sea el elenco de personajes que crea... ¡y qué personajes! Be Cool es una de esas comedias que tratan de forzar los límites, y sus personajes son extraordinariamente vívidos y característicos. Cada uno de ellos es singular a su manera, todos tienen su meta en la vida, y todos son insólitos, enternecedores, inolvidables. Además del Chili Palmer de Travolta, está la Edie de Uma Thurman, una sexy "angelina" con un inmejorable bronceado, un gran estilo, y un sello discográfico independiente en caída libre. Vince Vaughn es Raji, un blanco con maneras de barriobajero que trata desesperadamente de hacerse respetar en "la kaye". The Rock da vida al guardaespaldas de Raji, un gorila moreno que en realidad quiere ser actor y que resulta ser gay. Cedric the Entertainer es Sin Russell, un productor musical educado en Wharton que no teme usar los puños o las armas para alcanzar sus objetivos, y André Benjamin (también conocido como "André 3000", de OutKast) encarna a un miembro de la pandilla del grupo rapero al que Sin ha llevado al éxito, los DubMD's, con un brutal sentido del humor y un dedo muy flojo al gatillo. Harvey Keitel es el amenazante director de una empresa de agentes artísticos, Steven Tyler, con un guiño al espectador, se interpreta a sí mismo como dios del rock, y Danny DeVito, productor de la primera película y su secuela, repite su papel de Cómo conquistar Hollywood, el director chiflado Martin Weir, esta vez de la mano de Anna Nicole Smith. Pero la lista sería interminable. Nunca se sabe qué van hacer después los personajes, y esa impredecibilidad se traduce en una hilarante intriga cómica.

La ciudad de Los Angeles también es un personaje de Be Cool. L.A. es el centro tanto de la industria del cine como de la música, y la película habla del choque de ambos estilos de vida en el emporio del entretenimiento cuando Chili pasa de un negocio al otro. Para los realizadores, era esencial captar el lado perverso y canalla que también tiene Los Angeles. Para ello, rodaron la película en exteriores que reflejan la quintaesencia de la ciudad, desde el Staples Center repleto de famosos asistiendo a un partido de los Lakers, el club Viper Room en Sunset Boulevard, o la sala de cine Grauman's Chinese Theatre en Hollywood Boulevard, hasta la deslumbrante vista de la ciudad desde las colinas de Hollywood, o los inmaculados, prístinos barrios residenciales. Esas localizaciones permitieron a los realizadores capturar la esencia de Los Angeles con una fotografía, un diseño de producción y un diseño de vestuario de extraordinaria fuerza visual que contribuyen eficazmente al desarrollo de la historia y permiten a los personajes desbordar la pantalla.

LA PELÍCULA, SEGÚN SUS PROTAGONISTAS:

Barry Sonnenfeld, el director de Cómo conquistar Hollywood, comentó recientemente que cuando John Travolta asumió por primera vez el papel de Chili Palmer, quería interpretarlo como un "James Bond callejero". Cuando se le pregunta el por qué de esa observación, Travolta responde: "Chili es un gángster, pero la imagen que él tiene de sí mismo es mucho más cool, él se ve más como un James Bond. Y uno de mis mayores ídolos cinematográficos es Sean Connery, especialmente en el papel de Bond. Por eso lo tomé como inspiración para mi recreación de Chili Palmer."

Sin duda ninguna, Chili Palmer es absolutamente cool: rebosa confianza en sí mismo, nada le inmuta, nunca pierde la compostura. No es el típico usurero, tiene una moralidad diferente: es un gángster, pero es un gentleman.¿No será, quizá, demasiado ético para la encarnizada industria del cine y la música? "La moralidad es algo subjetivo," añade Travolta. "Creo que Chili tiene sentido de la equidad y sentido de la justicia. Puede que su forma de entender ambos conceptos sea poco ortodoxa, pero tiene un sentido innato de esas virtudes, y a fin de cuentas Chili Palmer es un buen tío."

Son muchos los que creen que Chili Palmer es uno de los mejores personajes de Travolta. ¿Piensa él lo mismo? "Creo que ha sido uno de los muchos personajes maravillosos de toda una carrera, y ha sido muy divertido vivir lo que vive Chili en la industria del disco en toda una nueva película. El reto en Be Cool era cómo iba a responder Chili a ese nuevo entorno. Y la verdad es que se siente mucho más cómodo, ¡porque hay más gángsteres en el negocio de la música que en la industria del cine!" añade riendo.

"Chili nunca desperdicia una oportunidad," continúa Travolta, "pero tiene en cuenta dos cosas: ¿es conveniente aprovecharla? ¿y es justo y noble hacerlo? Ésa es su forma de ser inteligente. Chili jamás se preocupa por nada. Es un personaje creado sobre la base de la confianza y, aunque en algunos casos no esté especialmente confiado, nunca lo vas a notar. Siempre analiza el modo de entrar y salir de las situaciones sin perder la compostura."

Travolta se alegró enormemente de que Uma Thurman decidiera aceptar el papel de Edie Athens. "Uma y yo nos sentimos muy cómodos juntos en la pantalla," dice, "y en Be Cool interpretamos personajes muy distintos de los de Pulp Fiction. En Pulp Fiction interpretábamos, básicamente, a dos personas empecinadas en buscar la muerte, y en Be Cool interpretamos a dos personas impasibles, curadas de espanto, y empecinadas en buscar la vida."

Cuando le preguntaron si estaría dispuesto a volver con Uma a la pista de baile en una escena de Be Cool, "respondí que tenía que ser algo que Chili se sintiera a gusto bailándolo. Chili bailaría algo con un sonido brasileño o un ritmo latino, o algo así. Probablemente bailaría un fox trot, el chachachá, una samba, un mambo: algo con lo que pudiera mantener su cool de tono bajo, neoyorquino, de la época de Frank Sinatra. Los Black Eyed Peas acababan de hacer una espléndida versión rap de una canción de Joabim de 1962 llamada Sexy, y eso es exactamente lo que él hubiera querido bailar."

Entre los demás coprotagonistas, a Travolta le entusiasma el personaje de The Rock, Elliot. "En esta película muestra el sentido del humor que tiene," dice, "y muestra su capacidad de actuar asumiendo un papel que es absolutamente singular. Tiene muchos momentos de una maravillosa incongruencia. Una de las razones por las que acepté esta película es una escena en la que él participa.¡Ver a The Rock mortalmente serio haciendo como monólogo una escena de dos personajes sobre las animadoras de A por todas! La comicidad de esa escena es impecable. Es extraordinaria. "

Al rodar la escena en la que Chilie y Edie asisten a un partido de los Lakers para involucrar a Steven Tyler, el cantante de Aerosmith, en su trama para salvar el sello discográfico, Travolta disfrutó observando la reacción de la gente. "Rodamos en un partido real, en el Staples Centre, y la gente nos vio a Uma y a mí entrar y salir varias veces. Era evidente que se preguntaban por qué no dejábamos de entrar y salir y sentarnos a hablar con Steven Tyler, repitiendo siempre lo mismo.¡Pensaban que era la vida real!", explica riendo. "Steven es un actor nato, y fue gracioso que la gente no se diera cuenta de que estábamos haciendo una película."

Continuando con el elogio de los coprotagonistas, Travolta dice de André Benjamin: "Este hombre es una revelación. Tiene un enorme talento cómico. Me encanta su música, pero casi me gusta más como actor. Me parto de risa con él. En la película está desternillante." De Cedric the Entertainer dice "Una de mis frases favoritas de la película es de Cedric. Está a punto de disparar a uno, y le dice: 'Y no me digas que me calme. Estoy calmado.' ['And don't tell me to be cool. I am cool.'] ¿No es precisamente de eso de lo que trata la película?"

Aunque en la película hay muchos actores veteranos, Christina Milian es relativamente nueva en la gran pantalla. Travolta comenta: "Christina tiene un gran talento, no sólo como cantante e intérprete, sino que además tiene madera de actriz. Es una actriz nata. Christina lo tiene todo. Estoy muy, muy orgulloso de su trabajo en esta película."

¿Y el director que combinó todas las piezas? Travolta dice: "Gary es el director al que más he visto divertirse haciendo su trabajo. Él nos ve como una partida maestra de ajedrez, y su trabajo es unir todas las piezas del puzzle. Me entusiasmaba verle disfrutar de ese modo. Era evidente que tenía una visión de la película en la mente, y eso tranquiliza mucho a un actor. También nos dejaba una toma de la escena para hacer lo que quisiéramos, o para improvisar si queríamos improvisar. Cuando improvisas en una toma, pones en ella un poquito más de vida, porque el actor siente que está creando algo, y Gary apoyaba ese proceso."

¿Por qué decidió Uma Thurman aceptar el papel de Edie Athens? "El guión me pareció increíblemente divertido y entretenido," cuenta, "pero al principio el primordial factor fue volver a trabajar con John. Nos lo pasamos muy bien hace diez años, y cuando leí la escena del baile, tuve la sensación de haber vivido eso ya otra vez. Y bailar con John Travolta es enormemente divertido.

"John es la mejor pareja de baile del mundo," continúa Thurman. "Hace que sea fácil. Es tan apasionado y se divierte tanto bailando que, aunque soy bastante tímida y tengo mucha menos confianza en mí misma, la verdad es que hizo que me dejara ir, y lo pasé como nunca bailando con él."

A Thurman le encantan los personajes de la película y observar cómo interactúan. "Lo que ha hecho famoso a Elmore Leonard son sus audaces personajes y la increíble vivacidad de sus diálogos," añade. "Es muy divertido. No es sensiblero ni gris. Es puro color y audacia, y da a cada actor algo realmente peculiar que interpretar."

Thurman tiene grandes elogios para su director, F. Gary Gray. "Gary es un director con un talento increíble," dice. "Apunta muy alto y tiene una enorme energía. Es apasionado, y lo vive todo con gran intensidad. Uno tiene la certeza absoluta de que va a dejarse la vida para hacer una gran película. Las ideas en las que se inspiraba para hacer Be Cool eran como una versión hip-hop de La dolce vita. Mezclar todas esas imágenes clásicas con cosas 'populares', callejeras, contemporáneas es un planteamiento muy atractivo para hacer una película."

Para interpretar a Raji, Vince Vaughn tuvo que ejercitar su vis cómica. Le fascinaba meterse en la piel de pura pose de Raji. "Para un actor, es más interesante interpretar a personajes excéntricos," explica Vaughn. "Raji es muy peculiar a su modo. Es un tipo que ha adoptado la jerga y la forma de vestir del hip-hop como una especie de identidad. Siempre veo a Raji como alguien que no es muy fuerte y que tiene muy poca seguridad en sí mismo, y que se ha creado una realidad en la que se siente seguro."

Vaughn cree que el principal objetivo de Raji es el éxito. Quiere ser un playa y actúa como si lo fuera, aunque no haya dedicado el tiempo, o no tenga el talento, para serlo o, de hecho, no lo merezca ser. "Ahora todo gira en torno al éxito, a ser famoso. No importa tanto ser bueno en lo que haces," añade. "Todo el mundo quiere resultados rápidamente. Cuando yo era niño, sólo teníamos Entertainment Tonight. Ahora tienes muchísimos programas, canales y revistas que sólo hablan de ser famoso y, en comparación, no hay muchas cosas que hablen de lo que hay detrás de todo eso: ser un gran músico, o actor, o profesor, o lo que sea."

Para prepararse para su papel y hacerlo real, por así decir, Vaughn se documentó con el fin de encontrar la voz de Raji. "Lo que hice fue alquilar los DVD de Sanford and Son y los episodios originales Good Times y verlos," cuenta. "Estaba buscando un ritmo cómico dentro de una jerga, no quería cosas que fueran muy modernas. Para mí, se trataba de buscar las cosas a las que yo me imaginaba que Raji habría estado expuesto y con las que, digamos, construyó su personalidad. Luego, como actor, con fines cómicos, lo forzaba un poquito más que si se tratara de un puro drama."

También dejó que su propia voz aflorara en el plató cuando era conveniente. "Improvisé un montón," explica. "Si se me ocurría algo que quería decir, una vez que estaba metido en el personaje simplemente salía. Cuanto más te preparas, más fácil es responder a las cosas y saber lo que tu personaje diría."

The Rock es el primero en admitir que buscó deliberadamente el papel de Elliot, el guardaespaldas gay que lo que quiere en realidad es triunfar en el mundo del espectáculo. "Tenía muchas ganas de interpretar el personaje," dice. "Oportunidades como ésta hay muy pocas. Tener todos estos actores extraordinarios a los que respeto y admiro, juntos en una película. Nos divertimos muchísimo en el rodaje." ¿Y qué piensa de haber elegido asumir un personaje que rompe tantos estereotipos? "Me parecía muy emocionante," continúa. "Me gusta reírme de mí mismo y jugar con la idea que los demás tienen de mí. Yo soy como soy y todos van a decir: '¿The Rock interpretando a un gay? ¿En serio?' ¿Y por qué no? Todos hemos sido creados iguales, y hay muchos tipos de personas en este mundo. Un buen actor puede encarnar a todo tipo de personas, y la verdad es que me ha encantado."

The Rock no da nada por descontado. "Es muy divertido trabajar con un guión como éste, porque avanza muy rápidamente, está muy bien escrito, y te permite ser gracioso sin intentar ser gracioso," dice. "Es gracioso de por sí. Eso era una gran baza"

Hablando de una de las frases favoritas de Travolta, Cedric the Entertainer sabe que su línea 'Y no me digas que me calme. Estoy calmado.' ['And don't tell me to be cool. I am cool.'] define la película. "A esta película no tienes que decirle que sea cool," añade. "Es cool. Me he divertido mucho con este papel. Mi personaje tiene muchas contradicciones. Es extraño: estudió en Wharton, pero tiene el aspecto de un matón. Es padre, pero sabes que no dudará en sacar la pistola y mandarte al infierno. Había que ser muy creativo para encontrar un actor para este personaje , y eso dice mucho en favor de Gary."

Cedric descubrió que Gray le había querido para el papel desde el principio. "Él sabía que yo iba a hacer cosas diferentes con el personaje," dice. "No quería un malo normal de clase A, y pensé que era una oportunidad única. La mayoría de los personajes que hago son cómicos. Esta película es una comedia desternillante, pero está completamente basada en los personajes. No es una simple colección de chistes pegados de cualquier modo. Pensé que para mí interpretar este papel iba a ser algo único, y además era el malo. Yo siempre hago de bueno, pero en esta película voy a ser muy malo. "

Cedric está entusiasmado por el trabajo realizado con Gray. "Lo fantástico de Gray es que sabe lo que quiere de una película como director," añade. "Él la rueda, pero también sabe que a los actores les gusta tomarse pequeñas libertades para fabricar historias en segundo plano, y todas esas cosas. Te dice: 'Muy bien. Es cosa tuya. Adelante, sé libre, haz lo tuyo.' Así, con él es fantástico."

La industria del disco busca constantemente un rostro nuevo, y para la película lo encontraron en la joven de 22 años Christina Milian. El hecho de que en la vida real sea una estrella ascendente del rithm-and-blues y la música popular ayuda a añadir autenticidad a su personaje y su interpretación. "Todavía me pellizco todos los días cuando me doy cuenta de que he hecho esta película," dice. "El reparto es increíble." Para una actriz joven es también un papel sencillamente extraordinario, y Milian tenía que exhibir sus múltiples talentos. "Soy cantante y actriz," continúa. "He soñado con hacer ambas cosas desde que tengo memoria, y hacer las dos en la misma película es increíble. He tenido que aprender y hacer todo tipo de cosas para esta película: las canciones, ir al estudio, actuar, las lecciones de piano. Ha sido una experiencia fantástica. No sé qué voy a hacer después de esto."

Milian sabe que sólo es una comedia, pero cree que Be Cool "es muy fiel a la realidad del negocio musical. Yo trabajo en la industria del disco, y aquí alguien ha hecho muy bien sus deberes," añade riendo.

André Benjamin es otra estrella de la música que ha disfrutado con esta oportunidad de despertar en la pantalla de plata. "Creo que todos los niños dicen alguna vez: 'Quiero ser una estrella del cine,'" dice. "Yo no empecé hasta que recibí hace cuatro o cinco años un par de llamadas de productores independientes y gente que hacía películas independientes y me dijeron que querían darme un papel. Empecé a venir a California y hacer pruebas, y fue divertido. Pensaba que tenía algo que ofrecer, y por eso seguía intentándolo, y en ese momento yo estaba buscando hacer algo nuevo en el campo de la música. Por eso, cuando se presentó el papel en Be Cool me vino como anillo al dedo."

Benjamin conocía al director, F. Gary Gray, desde hacía algún tiempo. "Gary trabajó en el segundo vídeo del primer álbum de OutKast, en 1994," cuenta "Estábamos apareciendo todos al mismo tiempo. Nos encontramos en el rodaje de un vídeo unos años después, y me dijo: 'Voy a buscarte. Estoy preparando algunos proyectos, así es que estate atento.' Creo que pasaron cuatro años desde entonces, y él se había convertido ya en un director excepcional. Me llama y dice: 'Estoy haciendo una película, Be Cool,' y me dice que tiene un personaje. 'Un papel pequeño, pero vamos a trabajarlo, vamos a pulirlo, a darle más frases. Y voy a crear este personaje alrededor tuyo.' Confié en Gary, y me he divertido muchísimo interpretando a Dabu, un matón de primera."

CANAL COMPRAS