• Inicio Sugerir Modificar

Reinas


Cartel de Reinas

Ofelia (Bettiana Blum), Magda (Carmen Maura), Reyes (Marisa Paredes), Helena (Mercedes Sampietro) y Nuria (Verónica Forqué) forman un repóker de personalidades tan excéntricas como entrañables. Son todas madres de varones de muy diversos atractivos, son todas modernas y circulan a la velocidad de la urgencia por las avenidas, los parques y los apartamentos más elegantes del Madrid de hoy en día.

Un escenario tan cambiante como la melodía de un móvil, que se convertirá en el exclusivo telón de fondo de las intrigas, las pasiones, los secretos y los enredos más divertidos que cualquiera de ellas pueda recordar.

Lo que todavía ignoran es que el destino les ha reservado una fantástica sorpresa: sus hijos están a punto de contraer matrimonio en la primera boda gay de la historia de España y todas van a coincidir en la celebración. Eso sí, sólo después de superar los obstáculos más improbables. Así, mientras Reyes delibera qué hacer con su jardinero -si seducirle o despedirle- sucederá de todo: Ofelia declarará la búsqueda y captura de su perrita, Magda tendrá que aplacar una revolución, Nuria se besará con el hombre equivocado y Helena se preparará para el caso más difícil de su carrera. Y no existirá adversidad alguna capaz de impedir que ninguna de las cinco Reinas asista a la ceremonia más importante de la vida de sus hijos.

     Título original: Reinas
     Año: 2005
     Duración: 122 min.
     Nacionalidad: España
     Género: Comedia.
     Fecha de estreno: 08/04/2005
     Calificación: Mayores de 13 años
     Distribuidora: Warner Sogefilms, S.A.

 

Comentario

El argumento principal de REINAS gira en torno a algo tan cotidiano como la celebración de una boda. Pero, en realidad, es una historia sobre el amor, el interés, la posesión... una película sobre las relaciones humanas.

Con mucho humor y un reparto de lujo, REINAS refleja cómo cinco madres del siglo XXI, modernas e independientes son capaces de vapulear la vida de sus hijos en sólo un fin de semana, tiempo durante el que transcurre la película. Como explica el director, Manuel Gómez Pereira, "queríamos desmitificar el mito de las madres. Contar que tienen sus defectos, que no son perfectas y que por encima de todo, incluso por encima de sus hijos, son mujeres".

"Elegimos una boda porque queríamos contar cómo se comporta una madre ante la boda de un hijo. Cómo las madres se resisten a perderles porque piensan que se lo están quitando y se vuelven egoístas, manipuladoras...", cuenta Yolanda García Serrano, co-guionista de la película.

Como reconoce Marisa Paredes, "casi todas las madres somos muy celosas con el novio o con la novia de nuestros hijos y a veces ese sentimiento nos ciega". Es precisamente eso lo que les pasa a todas las protagonistas de REINAS, que la situación les supera y dejan al descubierto su parte más vulnerable.

Las madres son las REINAS de la película, son las que impregnan la historia. Así, en el habitual contexto de nervios, prisas e imprevistos que rodean una boda, descubrimos a Ofelia (Bettiana Blum), la madre protectora e invasora que es capaz de abandonar su negocio en Argentina para instalarse en Madrid en casa de su hijo; a Reyes (Marisa Paredes), la madre egoísta e intolerante a la que le preocupa más su carrera de actriz que la boda de su propio hijo; a Nuria (Verónica Forqué), esa mujer inestable, un poco promiscua, que se comporta con su hijo más como una amiga que como una madre; a Magda (Carmen Maura), una mujer obsesionada con el triunfo profesional y como la define la propia actriz "la menos maternal de todas las madres" y, por último, a Helena (Mercedes Sampietro), una juez firme y rigurosa, a la que, también en su vida personal, le cuesta dar su brazo a torcer.

"No son mujeres sumisas. Son mujeres con sus trabajos, con vidas resueltas, que no están dispuestas a asumir las responsabilidades que a veces exige un hijo", explica Yolanda García Serrano. "Aunque al final, todas necesitan de sus hijos y todas se sacrifican de una u otra manera por ellos".

Frente a esas madres de armas tomar están los hijos. Todos son chicos a los que les va bien en la vida: uno es diputado, otro arquitecto, otro masajista de un gimnasio de lujo... Son hijos que, aunque se esfuerzan por ser independientes, en el fondo les importa lo que dicen sus madres. "Tienen un vínculo muy fuerte con sus madres. Las relaciones entre las madres y sus hijos varones son especiales, y eso se nota en la película", apunta Yolanda García Serrano.

El mejor ejemplo de ese vínculo tan potente es la relación entre Ofelia (Bettiana Blum) y su hijo Óscar (Daniel Hendler). "Es una mujer que ama incondicionalmente a su hijo, pero es invasora, manipuladora…", apunta Bettiana Blum. "Le chantajea emocionalmente pero para ella su hijo es la persona que más quiere en la vida".

Algo característico de los personajes de REINAS es que todos, tanto las madres como los hijos, se esfuerzan por querer y ser queridos. Todos buscan el amor. Ellos en sus parejas y en sus madres y las madres en sus hijos y en su alrededor.

Pero hay algo en REINAS que hace que esta película sea diferente a cualquier otra comedia de enredo que tenga una boda como eje central. Y es el sexo de los novios. Esos seis chicos que están a punto de contraer matrimonio en una boda múltiple son homosexuales. "Decidimos que los hijos fueran homosexuales porque queríamos contar un nuevo hecho social que ya se ha convertido en algo normal", explica Manuel Gómez Pereira.

La intención en REINAS ha sido mostrar un reajuste social y la aceptación de algo que hace unos años era casi impensable de una manera divertida y siempre desde el punto de vista de las madres. Como reconoce Yolanda García Serrano, "en esta boda existen las historias de siempre: las relaciones típicas entre yernos y suegras, los nervios de la boda, las complicaciones de última hora... Da igual que sean hombres o mujeres, las situaciones son las mismas".

"Es importante aclarar que REINAS no es una película oportunista sino oportuna", apunta Manuel Gómez Pereira, "ya que fue escrita hace más de dos años, cuando ni siquiera la Ley del Matrimonio Homosexual era un proyecto". Como reconoce Gómez Pereira, la homosexualidad es un simple pretexto para situar en un contexto específico una historia divertida que muestra los sentimientos más profundos que habitan en un ser humano y lo complicado de las relaciones entre madres e hijos.

Con REINAS, Gómez Pereira, el maestro español del cine de humor, vuelve a hacer una comedia para todos los públicos, con los mejores actores del cine español, y como siempre impregnada con ese punto irónico característico de su manera de hacer cine. "Se trata de una manera de ver la vida que me divierte, me gusta contar las cosas así. La comedia es un género en el que hay que alcanzar ese punto en el que confluyan densidad y sonrisa, una ironía expresada a través de la forma en la que nos miramos a nosotros mismos".

EL GUIÓN

El primer borrador de REINAS comenzó a escribirse hace más de dos años. Una vez más, Manuel Gómez Pereira se unía a los guionistas Joaquín Oristrell y Yolanda García Serrano para engrosar la lista de colaboraciones conjuntas que ya había dado buenos frutos en títulos como Salsa Rosa, El amor perjudica seriamente la salud o la más reciente, Cosas que hacen que la vida valga la pena.

Siempre teniendo una boda como eje central de la película, el guión de REINAS fue creciendo en páginas y en personajes hasta convertirse en una comedia coral con más de 10 protagonistas sobre los que recae todo el peso de la historia. "Es una gran historia que se puede dividir en cinco historias independientes, según los vínculos familiares", comenta el director. Y es que cada historia tiene su esencia, su personalidad propia.

Si buscamos en REINAS posibles referencias de otras películas descubrimos que responde a la estructura de la comedia clásica de los años 50, películas en las que prima el ritmo y no la precipitación. "A mí la comedia clásica me gusta. Desde Uno, dos, tres a La fiera de mi niña o Historias de Filadelfia, aquella época está llena de fantásticos referentes", explica Gómez Pereira.

Pero también encontramos influencia de comedias corales más recientes, como las inglesas Cuatro bodas y un funeral , El diario de Bridget Jones o incluso Love, actually. Todas ellas han servido de referencia al director para hacer esta película cargada de personajes.

Como sabemos, Gómez Pereira es el gran maestro de la comedia española, pero en REINAS se ha tenido que enfrentar por primera vez a la dirección de una comedia coral, es decir, una comedia con multitud de personajes y de estructura más complicada. Algo que, por un lado, dificulta el proceso ya que hay que dosificar bien el ritmo y la puesta en escena, pero que por otro lado ha sido un desafío y un reto estimulante para el director. "Dirigir REINAS ha sido una apuesta divertida como ejercicio. Es una forma de hacer cine que me atrajo siempre, quizá porque hasta ahora casi todas mis películas tenían una estructura más o menos lineal", reconoce Manuel Gómez Pereira.

Para el director no supuso ningún problema dirigir a tantos actores. Al contrario. Como él dice, enfrentarse a un elenco de actores tan amplio, tarea complicada para cualquier director ha sido para él una forma de aumentar la familia. "Hacer una película coral es más complicado por la sencilla razón de que tienes más hijos", explica. "El director es a veces un poco padre, psiquiatra, amante, novio, hermano... Al menos a mí me gusta verlo así. De manera que la abundancia de actores supone que multiplique mis acercamientos".

El guión de REINAS es fresco, ágil, rápido... Se nota que Oristrell, García Serrano y Gómez Pereira disfrutaron escribiéndolo y que han pasado muchos años desde que este triángulo de cine comenzó a trabajar en equipo. "Al principio, cuando empezábamos, recuerdo que nos poníamos muy nerviosos, nos desesperábamos. Ahora también nos pasa, pero de otra manera. Y lo pasamos bien, que es fundamental", comenta Gómez Pereira. El resultado, una comedia brillante llena de ritmo y escenas divertidas, sin caer en el enredo fácil.

Eso sí, Gómez Pereira quiere dejar claro que escribir un guión nunca es tarea fácil, aunque la relación y el conocimiento entre los guionistas les ha ayudado en esos momentos de bloqueo, que, como él reconoce, inevitablemente, han llegado".

En REINAS, todos los personajes masculinos, igual que los femeninos, tienen ese "algo" que podemos encontrar en cualquier ser humano. Desde la sensibilidad extrema del papel que interpreta Gustavo Salmerón (Hugo), hasta el desastre emocional del personaje de Paco León (Narciso), pasando por los complejos y las inseguridades de Raúl Jiménez (Rafa).

Con un guión perfectamente estructurado, en REINAS cada personaje está magistralmente definido y delimitado, lo que hace que las situaciones típicas de una comedia de enredo, por muy inverosímiles que parezcan, sean creíbles.

SOBRE LA PRODUCCIÓN

REINAS es la primera película producida 100% por Warner Bros. en España y la productora tenía muy claro desde el principio que debía ser algo especial. "Queríamos hacer una comedia sofisticada, una comedia que llegase a todos los públicos", explica Simona Benzakein, Vicepresidenta de Producciones Europeas de Warner Bros. Sin dudarlo, pensaron en Manuel Gómez Pereira, el maestro de este género, pero sabían que no iba a ser sencillo por la apretada agenda del director.

"Nos reunimos con él y le hablamos del proyecto, cuyo guión estaban escribiendo Yolanda García Serrano y Joaquín Oristrell, colaboradores habituales de Gómez Pereira" -cuenta Simona Benzakein. "Nos habíamos puesto en contacto con ellos y les habíamos pedido que escribiesen una comedia para nosotros, puesto que queríamos producir algo hecho en casa desde el principio".

En aquel momento, Manuel Gómez Pereira tenía otro proyecto, pero Warner Bros. decidió esperarle, ya que, por otro lado, sólo él podría hacer una película como REINAS. La espera resultó fructífera y, para alegría de todo el equipo de producción, entró a formar parte de la familia Warner BROS, incorporándose plenamente en el desarrollo del guión de REINAS con los guionistas Oristrell y Serrano.

Como reconoce Simona Benzakein, desde el comienzo todo funcionó como en un cuento de hadas. La elección de un buen reparto para REINAS era un aspecto importante pero desde el principio la productora y el director estuvieron de acuerdo. "Gómez Pereira nos habló del reparto que tenía en mente, y estuvimos de acuerdo: la idea era reunir a las actrices más famosas de España para interpretar a las madres, y a un grupo de jóvenes y prometedores actores para interpretar a sus hijos. El argumento de la película, aunque se tratase de una comedia, era delicado, por lo que la elección del reparto no podía fallar".

Con la ayuda del agente de casting Luis San Narciso, las parejas madre-hijo empezaron a formarse muy pronto, ya que los actores y las actrices estaban encantados de trabajar con Manuel Gómez Pereira y a todos les gustaba mucho el guión.

Una vez elegido el reparto, pudo comenzar el proceso de preproducción. Lluis Homar, Jorge Perugorría y Tito Valverde se incorporaron paulatinamente al proyecto para interpretar al jardinero (por el que se siente atraída Marisa Paredes y que es el padre de uno de los hijos), al cocinero (que le gusta a Carmen Maura) y al policía (ex-marido de Mercedes Sampietro y padre del hijo de ambos).

Manuel Gómez Pereira pudo empezar los ensayos mientras que el resto del equipo se ocupaba de sus tareas preparando la película. El rodaje comenzó un lluvioso 17 de agosto. Todo el equipo se había embarcado en una aventura que iba a durar 9 semanas.

Ningún rodaje es sencillo, y el de REINAS tuvo sus dificultades: reunir a todos los actores y organizar sus fechas, un gran número de localizaciones en Madrid, muchos exteriores y un calor tremendo. "Teníamos que ir deprisa para ajustarnos a nuestros plazos. También teníamos una perra, Marilina, que fue una gran fuente de preocupación durante el rodaje, y probablemente la "actriz" más difícil con la que Manolo tuvo que tratar", explica Simona Benzakein. Sin embargo, había un buen equipo, los actores se llevaban bien, el ambiente era generalmente alegre, y el rodaje transcurrió sin mayores problemas.

El rodaje se realizó dentro del presupuesto establecido y en el plazo previsto, y para Warner Bros. fue una primera experiencia muy satisfactoria en la producción. "Yo no dejaba de decirle a Manolo que estábamos muy orgullosos de la película, de contar con él, y que era una combinación perfecta... ¡esas cosas suceden!", concluye Simona Benzakein.

DESARROLLO DEL CASTING

Cuando Oristrell y García Serrano, a los que más tarde se unió Gómez Pereira, comenzaron a escribir el guión de REINAS ya tenían muy claro quién iba a ser cada una de las actrices protagonistas. Se puede decir que hicieron a cuatro de las madres a la medida de Verónica Forqué, Carmen Maura, Marisa Paredes y Mercedes Sampietro que, como dice el director, desde el principio estuvieron muy receptivas, incluso antes de leer el guión.

El papel de Magda, esa madre a la que le preocupa más su negocio que su propio hijo, recayó en Carmen Maura que no tuvo ninguna duda de que quería participar en la película. "Era un personaje que tenía que hacer seguro. Me ha divertido mucho porque no había hecho nada así hasta ahora y cuando leí el guión en seguida me di cuenta de que era una comedia perfectamente escrita".

Pero aún faltaba la quinta madre, para cuyo papel pensaron en Bettiana Blum. Gómez Pereira conocía su trabajo en Argentina y la quería para el papel de Ofelia. Bettiana Blum estaba deseando trabajar al lado de actrices tan magníficas por lo que el sí no tardó en llegar. Según la actriz argentina, "trabajar con Manolo ha sido una de las mejores experiencias de mi carrera. Te pide las cosas con educación, con claridad, con elegancia...Se trabaja muy bien así".

Todas las actrices coinciden con Bettiana Blum en que rodar a las órdenes de Gómez Pereira es una maravilla. A Marisa Paredes REINAS le ha dado la oportunidad de trabajar con él por primera vez en su larga carrera como actriz y destaca su peculiar sentido del humor, su inteligencia y la labor de psicólogo que hace con los actores de sus películas. "El día que teníamos que hacer las fotos promocionales de la película yo no estaba muy fina, ni siquiera sabía muy bien que era lo que pasaba", comenta la actriz. "Sin embargo, Manolo me vio, me preguntó y terminó sacándome lo que llevaba dentro. Se acercó con mucho cariño y es algo que no olvidaré".

Además, Marisa Paredes reconoce que el papel de Reyes lo escribieron los guionistas pensando en ella, "un personaje parecido al que me escribió Almodóvar en Tacones Lejanos". Sin embargo, la actriz no se siente identificada con el personaje de diva que interpreta en REINAS. "Creo que soy más generosa y más humilde que Reyes y que ella es mucho más egocéntrica que yo".

Otra de las virtudes de Gómez Pereira que destacan las actrices, es la seguridad y la claridad con que el director es capaz de dirigir sus películas. "Sabe al detalle la película que quiere hacer, ni vacila ni se pone déspota", comenta Carmen Maura. "Eso es fundamental para los actores, te da mucha confianza". Una opinión que comparte Mercedes Sampietro, quien reconoce que durante el rodaje de REINAS siempre tuvo la certeza de estar "en las mejores manos".

En REINAS se reencuentra una de las parejas profesionales más estables del cine español: Verónica Forqué y Manuel Gómez Pereira. Una relación que traspasa lo laboral y que, como cuenta la actriz, con los años ha pasado a consolidarse como una gran amistad. "Manolo y yo nos conocimos hace muchos años en una película de Antonio Mercero, La guerra de papá. Manolo estaba de script y yo de actriz. Luego coincidimos en algunas películas donde él trabajaba de ayudante de dirección, hasta que en el 91 me llamó para protagonizar su primer largo, Salsa rosa. Me hizo mucha ilusión y además la película funcionó muy bien", dice Verónica. "Un par de años después hicimos Por qué le llaman amor cuando quieren decir sexo, que es una de mis películas favoritas... Para mí es como trabajar junto a un hermano".

El proceso de elección de los actores para interpretar a los hijos fue diferente y se hizo poco a poco. Como explica Gómez Pereira había que crear grupos familiares. Ya tenían a los mayores y había que buscar a los chicos. "Hicimos pruebas a varios actores buscando esa química que tenía que haber entre madres e hijos. Que encajaran los rostros, sus personalidades...", explica el director.

Gustavo Salmerón fue el primero en entrar a formar parte del elenco de hijos. No había trabajado antes con Gómez Pereira, aunque le conocía de otro casting, y sólo tiene buenas palabras para el director: "Me gusta mucho la manera que tiene de mirarte a la hora de dirigir y la forma en que se mete en los personajes: entra contigo en el viaje", cuenta Salmerón de su experiencia en REINAS. "Es muy buen observador y está muy atento a todo lo que le sucede al actor. Y eso es muy importante para nosotros: que el reflejo que le devuelve el director te de confianza".

Según iba avanzando el proceso de selección, nuevos actores se iban incorporando al reparto de REINAS. Unax Ugalde, que en esta película se aleja de su habitual registro de joven conflictivo, tuvo muy buena conexión con Gómez Pereira desde el principio. "Yo soy un actor que tiende a sumar, que a veces me salgo de madre... Y la verdad que Manolo ha sabido delimitarme muy bien" explica Unax, quien también destaca la maestría y el ritmo con el que el director ha sido capaz de dirigir una comedia como REINAS.

Uno de los episodios curiosos que sucedió durante el casting fue el que vivió el actor Paco León. En un principio, Paco iba a interpretar el personaje de Rafa, el hijo en la ficción de Marisa Paredes, que en el guión lo describen como "un chico gordito", nada que ver con el físico del actor. "Yo he hecho muchos papeles de tío despistado y supongo que por eso, Luis San Narciso, el director de casting, creyó que podía encajar mejor en el personaje de Rafa", cuenta el actor. "Hasta que apareció Manuel Gómez Pereira, me vio y dijo que ni hablar, que yo tenía que ser Narciso".

Y así, entre prueba y prueba, se fue formando el reparto completo de REINAS, un equipo artístico en el que el espectador se encontrará con las mejores actrices consagradas de nuestro cine y un elenco de futuras promesas cinematográficas.

LA MÚSICA

Si en REINAS la construcción de los personajes, la historia y el reparto es fundamental, lo mismo sucede con la música. La elección de las canciones para la película no ha sido algo casual, Gómez Pereira ha cuidado la banda sonora con mucho mimo.

Cada canción que suena en REINAS tiene un motivo, un por qué. La música no es ilustrativa, forma parte del guión y está relacionada con la historia. "Si traducimos la letra de las canciones que aparecen en la película como Unchain my heart o Fever", explica el director, "vemos que esas letras tienen relación con ese momento puntual, no es fruto del azar".