• Inicio Sugerir Modificar

Héroe a rayas


Cartel de Héroe a rayas

Ruge una terrible tormenta y un circo accidentalmente deja atrás algo muy valioso: una pequeña cebra. El criador de caballos Nolan Walsh rescata al desgarbado potrillo y lo lleva a casa para su hija Channing. Antes, Walsh entrenaba caballos de carreras con notable éxito, pero actualmente lleva una vida tranquila con su hija en su modesta granja de Kentucky.

La pequeña cebra, o "Rayas", como la llama Channing, no tardará en conocer a la banda de inadaptados que habitan la granja, encabezada por el gruñón pony Tucker y Franny, una vieja y sabia cabra que mantiene a raya a toda la familia. Otro miembro es Ganso, un pelícano de la gran ciudad que se ha retirado al campo hasta que se tranquilicen las cosas en Jersey. El descerebrado gallo Reggie mantiene alerta a todo el mundo con su histérico cacareo al amanecer mientras que el sabueso Lightning se toma con calma la vigilancia de la propiedad entre siesta y siesta.

La granja de los Walsh linda con la finca Dalrymple, donde caballos de pura raza se entrenan para competir en la carrera de más prestigio del país: la Kentucky Open. En cuanto Rayas ve la pista de carreras sabe que ha encontrado la meta de su vida y que además será capaz de dejar atrás a los demás caballos. Lo que no sabe es que no es exactamente un caballo. Sin embargo, con el entusiasmo que le caracteriza, se dedica de lleno a entrenarse con un poco de ayuda de Tucker, que ha preparado a miles de caballos en el pasado. La finca Dalrymple la dirige la despiadada reina del circuito de carreras de Kentucky, la increíblemente rica - pero excepcionalmente insensible - Clara Dalrymple. Rayas tiene que luchar constantemente contra las burlas de los purasangre de la finca, encabezados por el matón Trenton's Pride, que se ríen de su falta de raza y su extravagante apariencia. Pero en la finca también hay habitantes más simpáticos, particularmente Sandy, una hermosa potra cuya admiración y cariño por Rayas enfurece aún más a su rival. Rayas también hace algunos amigos en la pista, especialmente la pareja de tábanos Flato y Cuesco, cuya pasión por el canto y el baile es eclipsada sólo por su pasión por los perritos calientes y las cacas de caballo. Cuando entra en el mundo de los atletas de élite, la competencia feroz y las grandes apuestas, Rayas debe demostrar que es lo suficientemente rápido y duro como para ganar a los grandes caballos si quiere acabar en el recinto del ganador de la legendaria Kentucky Open.

     Título original: Racing stripes
     Año: 2005
     Duración: 94 min.
     Nacionalidad: Sudáfrica, EE.UU.
     Género: Comedia. Animación
     Fecha de estreno: 24/06/2005
     Calificación: Todos los públicos
     Distribuidora: Tri Pictures, S.A.

 

Comentario

Incluyendo las fases de pre y postproducción han hecho falta dos años para realizar el proyecto de Héroe a Rayas, con un rodaje de 14 semanas en Sudáfrica. Encontrar la localización ideal resultó ser uno de los mayores desafíos de los productores porque necesitaban un lugar que pudiera hacer las veces del exuberante paisaje de Kentucky pero que también fuera una zona con gran cantidad de cebras. Sudáfrica reunió todas las condiciones y encontraron el lugar perfecto en las verdes colinas de Midlands Meander.

La granja Riverholme, un abandonado criadero de caballos de 600 acres, hizo las veces de la granja de los Walsh y allí se construyeron también los establos de la finca Dalrymple. El diseñador de producción Wolf Kroeger (Amar peligrosamente, Enemigo a las puertas, El último mohicano) y su equipo construyeron primero la casa de la granja y después la envejecieron para dar la sensación de abandono que habrá sufrido desde que Nolan Walsh perdió a su mujer.

Limpiaron el terreno para hacer el corral de la granja, colocaron 3 kilómetros de vallas y plantaron mucho césped y árboles, una tarea nada fácil teniendo en cuenta que llegaron en pleno invierno y la tierra estaba helada. Trajeron cincuentas camiones llenos de madera, ladrillos, arena y cemento.

La gran carrera, ambientada en una pista inventada - Turfway Park - se rodó en el circuito de Scottsville en Pietermaritzburg, cerca de Durban. Como el equipo no encontró en Sudáfrica una pista que se pareciera a la de Kentucky, tuvo que empezar de cero. La tribuna, con una capacidad de 1.000 personas, fue un desafío de ingeniería bastante considerable. Después colocaron banderas y guirnaldas. El diseño del recinto de ensillar y el del caballo ganador se mantuvieron sencillos con el fin de subrayar el gran momento de Rayas.

Aplicaron el mismo criterio a los establos de los animales del corral para no distraer la atención de los espectadores de los animales. Cuando llega Rayas, lo único que ve es un enorme granero lleno de sombras inquietantes que resultan ser viejas sillas de montar, arneses, y viejas herramientas que han acumulado una gruesa capa de polvo tras años de abandono. El equipo encontró estos elementos en granjas, tiendas de segunda mano y subastas por todo el territorio sudafricano.

Los establos de la finca Dalrymple reflejaban la opulencia de los caballos, con revestimientos de madera y hasta candelabros. Incluso contaban con sus propias cintas de gimnasio para probar su resistencia.

CANAL COMPRAS