• Inicio Sugerir Modificar

El calentito


Cartel de El calentito

Esta noche es muy especial para Sara (Verónica Sánchez): ha decidido perder de una vez su virginidad. Después de engañar a sus padres y asegurarles que se marcha a estudiar a casa de su amiga Marta (Estíbaliz Gabilondo), se ha dirigido, acompañada de Toni (Aitor Merino), el hombre en cuyos brazos espera estrenarse, al local de moda de la movida madrileña: El Calentito. Sobre el pequeño escenario actúa un grupo cañero y atípico: Las Siux, para las que la noche también se presenta bastante "especial". Una de las tres componentes, Chus (Lluvia Rojo), se despide por desavenencias personales y artísticas con las otras dos, Leo (Macarena Gómez) y Carmen (Ruth Díaz). Y no lo puede hacer en peor momento. Al día siguiente tienen una entrevista con el directivo de una discográfica con el que esperan poder grabar su primer Lp. Nada está saliendo según lo previsto. Toni se enrolla con otra chica y Sara busca consuelo en el alcohol y termina con una buena cogorza. Carmen tiene una idea: ¿por qué no las acompaña Sara a la entrevista? Lo que en un principio parece una solución temporal, para salir del paso y no estropear la entrevista, se transforma en una aventura de futuro.

     Título original: El calentito
     Año: 2004
     Duración: 95 min.
     Nacionalidad: España
     Género: Comedia. Musical
     Fecha de estreno: 24/06/2005
     Calificación: Mayores de 13 años
     Distribuidora: Buena Vista Internacional.

 
Nominaciones:
Goya. Mejor maquillaje y peluquería 2006

Comentario

EL DÍA QUE PERDIMOS LA INOCENCIA

El 23 de febrero de 1981 siginificará, con total seguridad, bastantes cosas para mucha gente. Fueron unas horas dramáticas que afortunadamente no acabaron en tragedia; más bien, rozaron el patetismo. O porqué no decirlo, ¿un episodio esperpéntico de la reciente historia de España? Nosotros preferimos verlo así, sin prentender frivolizar y con la perspectiva del tiempo y de los sucesos que después acontecieron.

Aquel día, dicen unos, culminó el proceso reconciliatorio entre las dos Españas. Pero para otros comenzaron los ochenta. Y con ellos la década prodigiosa del pop español y un fenómeno irrepetible conocido como la movida.

Madrid, y el resto de la nación, era un hervidero de gente joven y no tan joven con ganas de romper definitivamente con la España arcaica y tradicional, y abrirse a la modernidad definitivamente.

Algo de lo que hasta los políticos se hicieron eco, sumándose a toda iniciativa "moderna", por absurda que fuera -algunos se acordarán del famoso discurso del célebre alcalde de Madrid, el profesor Tierno Galván, animando a los rockeros a "colocarse".

Nosotros queremos acercarnos con esta tierna película, llena de ilusión y música a una época que si no fue mejor, al menos pretendía serlo.