• Inicio Sugerir Modificar

El sonido del trueno


Cartel de El sonido del trueno

Año 2055, centro de un Chicago modernizado pero todavía reconocible. Los avances tecnológicos permiten ahora viajar en el tiempo y, para los multimillonarios, contratar safaris a la Prehistoria para cazar dinosaurios.

Sólo hay tres reglas fundamentales que no conviene saltarse: no dejarse nada olvidado en el pasado; no traerse nada de allí; y sobre todo, no cambiar nada del pasado. La alteración más insignificante podría incidir en el curso de la evolución hasta extremos inimaginables.

     Título original: A sound of thunder
     Año: 2005
     Duración: 103 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: C.Ficción.
     Fecha de estreno: 26/08/2005
     Calificación: Mayores de 13 años
     Distribuidora: Aurum Producciones S.A.

 

Comentario

"El Sonido del Trueno es una película sobre la responsabilidad y las consecuencias de nuestros actos", afirma el director Peter Hyams, aficionado a la lectura y al género de la ciencia ficción. Hyams ha participado como director y guinista en películas del género de la ciencia-ficción tan notables como Atmósfera Cero, Capricornio Uno, 2010: Odisea dos, el thriller futurista Timecop, The Relic o El Fin de los Días. "No podemos predecir con exactitud lo que pasaría o cómo afectaría al presente si se operara algún cambio en el pasado. Pero esta película nos permite especular con una posibilidad aterradora".

Con ayuda de Tim McGovern, supervisor de efectos visuales ganador de un Oscar, Hyams plasma en poderosas imágenes algunas de las más catastrófica posibilidades apuntadas por Ray Bradbury, una tarea que le obligó a supervisar casi novecientos trucajes en cada fase de la producción. "El planteamiento", explica el director, "es que si alguien altera algo del pasado, esto incidirá en el curso del tiempo en una serie de oleadas que alcanzarán efectos finalmente impredecibles"

Time Safari Inc. es la empresa de moda en Chicago... hasta que ocurre el desastre... Alguien quebranta las reglas. Y la evolución abandona su curso natural. Los cambios se producen en oleadas. Al principio son pequeños, afectando a la atmósfera, el clima y a las formas de vida inferior; luego ascienden rápidamente: los cambios evolutivos afectan a todos los seres vivos, siguiendo la cadena alimentaria paso a paso. En 24 horas la ciudad experimenta transformaciones asombrosas, mientras sus habitantes pasan de la curiosidad a una alarma creciente, y finalmente al pánico.Inexplicablemente las plantas crecen hasta extremos nunca vistos, como si reclamaran su antiguo territorio tropical. Surgen a través del pavimiento con sus enormes raíces sinuosas, volcando coches en las calles y engullendo edificios enteros desde dentro y hacia fuera. Llega luego el turno de los insectos, organismos velocísimos y voraces -langostas, cucarachas...- que se arrastran por todas las superficies en hordas mortíferas.

CANAL COMPRAS