• Inicio Sugerir Modificar

Sólo sueños


Si hablamos sobre la sociedad egipcia, hablamos sobre una sociedad donde la mayoría de las mujeres todavía están sometidas a las tradiciones sociales que exigen e impone, en el nombre de la religión o la moral, la inferioridad de la mujer dentro de la familia o en sus actividades diarias fuera de este ámbito doméstico.

Para obstaculizar a las mujeres y limitar sus posibilidades de cambiar la situación o romper algunos de estos obstáculos y barreras, siempre se habían utilizado diversos y distintos medios sociales, políticos y económicos. Entre ellos, pero no el único, la ley del derecho de la familia que ha supuesto el pilar más férreo y ha jugado el papel más importante en ese sistema. De acuerdo con esa ley, cuya fuente es el Corán, es decir, la ley Sharia o ley islámica, se elimina la mayor parte de los derechos de la mujer a favor del hombre - padre o hermano antes de casarse y marido después del matrimonio -, quien, según esa ley, tiene que controlar las actividades económicas y sociales de las mujeres.

Dentro de este contexto, se plantea la pregunta sobre el aspecto más oculto de la vida de la mujer egipcia, y con esto me refiero a aquello que tiene que ver con sus sentimientos, sus reacciones ante lo que le pasa diariamente: ¿cómo expresa sus deseos íntimos, considerados a veces por la sociedad como algo "marginal" o "inmoral" que hay que esconder o extirpar?

Aquí el sueño de la mujer nos ofrece una fuente muy expresiva y significativa de los que ocurre al otro lado de su vida. Esto es así pues hablamos no sólo del aspecto inconsciente del ser humano donde se expresan los deseos, aspiraciones y desesperaciones sin ningún tipo de control o dominio, sino también, y en este contexto sobre todo, de cómo en nuestra sociedad se entiende y se concibe la intimidad de la mujer, o sea, cómo se refleja la concepción que ella tiene de sí misma de su alrededor.

A través del intento de algunas mujeres de contar sus sueños, buscar sus significados, lo que puedan reflejar en relación con su vida o su situación social, descubrimos otra cara y otra imagen de la mujer egipcia. Quizá esa imagen no tenga mucho que ver con la imagen estereotipada de la mujer árabe, que en la mayoría de los casos nos presenta una mujer sometida, que no tiene ni la fuerza, ni el deseo de cambiar su situación. Con nuestras mujeres vemos hasta qué punto esa imagen está deformada, lejos de la realidad, lo que no quiere decir que sea totalmente diferente o mejor, pero, eso sí, es una realidad mucha más complicada llena de contradicciones que afectan a cada mujer situándola entre lo "moral, o lo "aceptable", desde el punto de vista social, y los desafíos de una vida que impone a las mujeres que sean mucha más responsables, mucho más fuertes para enfrentarse diariamente con las presiones sociales y económicas, y donde cada mujer intenta buscar una salida o un cambio, aunque hasta el momento se trate de un enfrentamiento individual.

     Título original: Sólo sueños
     Año: 2005
     Duración: 50 min.
     Nacionalidad: España, Egipto
     Género: Documental.
    Encuentrala en Amazon  

 

CANAL COMPRAS