• Inicio Sugerir Modificar

Terror en la niebla


Cartel de Terror en la niebla

En 1871, al tiempo que una espectral bruma se formaba sobre el mar, cuatro hombres cometían un terrible crimen. La tripulación y todos los pasajeros de un clíper se hundían para sumergirse en una sepultura acuática. Estas personas perdían la vida, sus nombres caían en el olvido y sus historias quedaban inconclusas e ignoradas, mientras una niebla impenetrable ocultaba el horripilante secreto durante varias generaciones.

Ahora, los inquietos espíritus de los muertos salen a la superficie, decididos a revelar el pasado y a sacar a la luz el pérfido crimen. Cuando Nick Castle, capitán del barco de alquiler Sea Grass, y su primer oficial Brett Spooner, sin darse cuenta, enganchan el ancla en una vieja bolsa marina atrapada entre unas rocas en el fondo del océano y vierten su contenido, desencadenan una serie de sucesos terroríficos que traerán consecuencias fatales a la pequeña isla en la que viven, Antonio Bay.

Arrastrados por el mar, en la playa comienzan a aparecer artefactos del pasado -un viejo cepillo de oro, un antiguo reloj de bolsillo, una caja de música de oro- y los vengativos espíritus de sus antiguos dueños andan sueltos por Antonio Bay.

     Título original: The fog
     Año: 2005
     Duración: 100 min.
     Nacionalidad: Canadá, EE.UU.
     Género: Terror.
     Fecha de estreno: 27/01/2006
     Calificación: Mayores de 18 años
     Distribuidora: Columbia Tri-Star Films España, S.A.

 

Comentario

Cuando David Foster se dirige por primera vez al productor John Carpenter y a su socia, la difunta Debra Hill, -por sugerencia de Shane Riches, colega y productor asociado de Foster- para hacer el remake del clásico La niebla, película de 1980 dirigida por Carpenter, éste quedó interesado pero estaba convencido de que no quería volver a llevar los mandos. Para Carpenter parecía más sensato dejar que "algún joven genio se hiciera cargo y la mejorara". Con Hill acordó que Foster, que produjo La cosa, de Carpenter, sacara adelante el proyecto. Foster estaba dispuesto no sólo porque le encantara la película original, sino también por su anterior experiencia laboral con Carpenter. "Es la persona con la que se trabaja mejor", afirma Foster. "No se autocomplace. Para mí eso es importante".

A Foster también le atraía la ausencia de violencia y sangre de la película original a pesar de su contenido. "Una de las cosas que me encantaba de la película original La niebla era que la mayor parte de la violencia se insinuaba. Si hoy la vuelves a ver, sigue funcionando. Da un miedo tremendo".

Foster prosigue: "Tengo cinco nietos y quiero hacer películas aptas para ellos. Creo que no podría hacer una película sangrienta. Creo que es una magnífica historia de fantasmas sobre unas personas atrapadas en el fondo del océano durante cien años y pico, que emergen para vengarse de los descendientes de los hombres que las asesinaron".

Foster conoció a Hill en el hospital en el que valientemente luchaba contra el cáncer. A pesar de su estado, Foster recuerda con cariño: "Era la misma Debra de siempre, llena de una energía y una pasión tremendas por el proceso de realización de la película".

CANAL COMPRAS