• Inicio Sugerir Modificar

La semana que viene (sin falta)


Cartel de La semana que viene (sin falta)

Teo Morales es dueño de un taller de tuning en una barrio de Madrid. Un hombre cuyos empleados y amigos quieren y respetan. Pero tiene serias dificultades para sacar la empresa adelante. Ahogado entre facturas y pagos, Teo siempre promete saldar sus deudas la semana que viene. Para colmo, su exmujer, Sole, le reclama continuamente la pensión alimenticia del hijo de ambos, Lucas.

Muchas veces Teo siente ganas de abandonarlo todo y vender el taller a una Inmobiliaria que le presiona con tentadoras ofertas. Sin embargo continúa al pie del cañón por una especie de compromiso adquirido hacia sus empleados, a los que considera su auténtica familia. Este pequeño mundo que rodea a Teo amenaza con empeorar cuando su taller sufre un terrible incendio de origen desconocido. Teo pone el caso en manos de su agente de seguros, Alberto, un argentino pelotudo de lo más particular, desconcertante y sin escrúpulos. Éste comienza a darle largas, hasta que Teo descubre que su taller no estaba asegurado a pesar de que él pagaba religiosamente las cuotas. Alberto, en colaboración con uno de los jefes de la Aseguradora, se quedaba con el dinero y sólo daba de alta los recibos si se producía algún siniestro. Nada hubiera pasado a no ser por la fatal casualidad de la muerte del jefe de la Aseguradora al día siguiente de producirse el incendio, sin tiempo para subsanar la trampa.

Desesperado, Teo se plantea vender el taller a la inmobiliaria, pero finalmente se le ocurre una idea descabellada: organizar un robo en la Aseguradora que centre la mirada de la policía y mientras tanto poder actualizar su póliza en los ordenadores. Para ello cuenta con la ayuda del propio Alberto, del novio de su exmujer, Silvio, de origen cubano, un buen padrastro para Lucas y el único con una nómina segura en la familia, con quien Teo mantiene una relación un tanto atípica pero auténtica; de Celia, una mujer íntegra, secretaria de Alberto, del que está locamente enamorada y por el que haría cualquier cosa... (ella es la única que conoce las claves de los ordenadores de la Aseguradora) y Lucas, el hijo de Teo, un pequeño hacker de 14 años.

Este variopinto grupo de asalto consigue llevar a buen puerto su proyecto. Mientras tanto, un ayudante de Alberto, un perito bastante maniático, ha descubierto el causante del incendio. Ya en la recta final Teo se plantea si de verdad el robo habrá servido para algo y si en la Aseguradora se "tragarán" el cambiazo en el ordenador. Su prestigio, su empresa, su familia, incluso su libertad, quedan a expensas de lo que ocurra en ese momento...

     Título original: La semana que viene (sin falta)
     Año: 2005
     Duración: 117 min.
     Nacionalidad: España
     Género: Comedia.
     Fecha de estreno: 03/03/2006
     Calificación: Mayores de 13 años
     Distribuidora: Deaplaneta S.L.

 

Comentario

Una tarde de primavera de 2004, mientras escribía notas para un nuevo guión , sonó el timbre; era un mensajero con un sobre y en su interior una peli francesa llamada MI PEQUEÑO NEGOCIO, dirigida por Pierre Jolivet ," ¿Ya empiezan los Goyas? " pensé mirando el calendario. El remitente era Antonio Pérez; el productor de "Solas", como dicen los pocos que no le conocen. Él había recibido el proyecto de su amigo y también productor de la peli, Stephan Sorlat.

La cinta me encantó, tenía un núcleo central estupendo para hacer una adaptación más loca .

Tres días después, sentado con él en un bar, ¡me estaba ofreciendo hacer la adaptación y dirigir el proyecto!

Más tarde se nos unió Imanol Arias que por fin con esta película encontraba una historia que le motivaba para volver al cine. Además de protagonizarla quería entrar en la producción.

A finales de año, con la ayuda de mi amigo Javier Muñoz. conseguimos un guión que empezaba a convencernos a todos. El argumento era bastante diferente de la versión francesa. Habíamos "tuneado" la historia. La carpintería de MI PEQUEÑO NEGOCIO se convirtió en un taller de tuning en LA SEMANA QUE VIENE (sin falta). De los tres actores de la película francesa, pasó a ser una historia coral y multicultural , con polacos , argentinos , cubanos, vecinos del barrio , una actriz sorpresa y un nuevo Imanol Arias.

Empezamos a preparar la película a primeros de 2005. Mientras dábamos los últimos toques al guión, encontramos las localizaciones e hicimos el casting.

El 4 de abril, gracias a la tenacidad de Antonio Pérez, comenzamos el rodaje.

Ahora, con todo terminado, después de ver varias veces LA SEMANA QUE VIENE (sin falta) estoy en casa escuchando su potente banda musical, mientras escribo notas para un nuevo guión y recuerdo la tarde en que llegó el sobre con la versión francesa .

Acabo de ver las dos películas otra vez y me doy cuenta lo poco que se parecen. LA SEMANA QUE VIENE (sin falta) se ha modernizado en la técnica, algo lógico con lo que corre el audiovisual, la experiencia de rodar con tres cámaras en "alta definición" ha sido un reto que rejuvenece a cualquiera. Ha mejorado la banda sonora, pero sobre todo ha cambiado en las situaciones y en los diálogos, irónicos, enloquecidos a veces y divertidos, en boca de algunos nuevos rostros que estoy seguro van a "romper", como son el argentino Charlie Levi Leroy o la bella Bárbara de Lema , que, junto a la convincente vuelta al cine de Imanol Arias, genial en su papel de mecánico de tuning, la frescura y talento del cubano Roberto San Martín (el magnífico Tito de HABANA BLUES) y las incorporaciones de actores del grupo YLLANA teatro, hacen de esta película algo tan agradable como una cerveza bien tirada en un día de resaca.

Y no olvidéis el lema principal de nuestra peli, "EN LA VIDA LOS MARRONES UNEN MUCHO"