• Inicio Sugerir Modificar

Estrellas de la línea


Cartel de Estrellas de la línea

Valeria, Vilma, Mercy y el resto de sus compañeras sueñan con ser tratadas dignamente y que cese la violencia que sufren a diario. Son prostitutas guatemaltecas, prostitutas de dos dólares por servicio. Trabajan en La Línea, junto a la vía del tren que atraviesa la capital de camino al Océano Pacífico. Para llamar la atención sobre sus problemas, sobre el acoso de la policía y los asesinatos impunes, formaron un equipo de fútbol, entrenaron durante semanas y se inscribieron en un torneo local del que fueron expulsadas por su condición de prostitutas. La expulsión generó en el país una encendida polémica, rechazos y apoyos que transformaron sus vidas de la noche a la mañana. Esta es su historia.

     Título original: The railroad all stars
     Año: 2006
     Duración: 90 min.
     Nacionalidad: España, Guatemala
     Género: Documental.
     Fecha de estreno: 12/05/2006
     Calificación: Mayores de 13 años
     Distribuidora: Buena Vista Internacional.

 

Comentario

"Mujeres y madres", eso dice una de las pancartas de apoyo a las Estrellas de la Línea el día del gran partido. "Somos mujeres y madres antes que prostitutas", reza el primer punto del decálogo que redactan para exigir sus derechos. Vilma, Marina, Mercy, Valeria... no son extraterrestres ni habitantes de una imaginaria Sodoma y Gomorra. Son sólo eso, o nada menos que eso: mujeres y madres que luchan por sobrevivir en un mundo armado de violencia e hipocresía, mujeres y madres que sueñan, sufren y se apasionan como cualquier otra.

Las prostitutas que trabajan en La Línea son mujeres fronterizas, habitan en la frontera de la miseria, en la frontera de la moralidad y de sus propias convicciones religiosas, en la frontera del equilibrio emocional y del rechazo social. Esta es la historia de un viaje al otro lado de la frontera. Y sobre todo, una historia sobre la dignidad humana, contada con rigor, con humor, con amor y con ilusión y fantasía. Porque las prostitutas no son princesas, pero si creen en los cuentos de hadas.