• Inicio Sugerir Modificar

Las locuras de Don Quijote


Cartel de Las locuras de Don Quijote

Respetuoso acercamiento a la figura de Don Quijote para ofrecer una mirada sobre el significado de este mito y los valores morales y universales de la novela cervantina a la luz de nuestro tiempo.

Intercaladas entre las secuencias de ficción, las partes documentales de la película buscan continuamente paralelismos y diferencias entre las páginas del Quijote y la aventurera vida del propio Miguel de Cervantes, lo que constituye una biografía del genial escritor a través de su obra.

     Título original: Las locuras de Don Quijote
     Año: 2006
     Duración: 110 min.
     Nacionalidad: España
     Género: Aventuras.
     Fecha de estreno: 21/04/2006
     Distribuidora: Alfilms

 

Comentario

El rodaje comenzó en los últimos días del mes de abril y no se terminó hasta finales de julio. Empezamos con los campo de Castilla La Mancha engalanados de verde intenso, presenciamos su progresiva transformación hasta el amarillo de la mies y terminamos con los campos segados y secos. Todo está en las imágenes.

Las localizaciones principales han sido: Orgaz, Los Yébenes, Esquivias, Toledo, Guadamur, Consuegra, Campo de Criptana, Alcázar de San Juan, Argamasilla de Alba, Lagunas de Ruidera, Saúca y Jaraba. Hemos rodado también en Madrid, Sevilla, Alcalá de Henares, Santoña y Valladolid.

Además de los actores principales han participado otros 19 actores con pequeños papeles y un centenar de figurantes.

No hay que olvidar tampoco las caballerías. Nuestro Rocinante ha tenido, como su dueño, una interpretación fantástica. Aunque le costó acostumbrarse a los constantes ruidos de la armadura. Y el burro de Sancho una paciencia infinita. A pesar de todo tiró dos veces por las orejas a nuestro buen escudero.

Hay que destacar también que sin ser una gran producción ha habido, de todas formas, un importante despliegue de medios técnicos: Cabeza caliente Supertechno, otra grúa de tamaño menor, SteadiCam, vehículos todoterreno tipo pic-up, helicóptero, etc.

El rodaje, como toda película del Quijote que se precie ha estado cargado de dificultades y problemas. Desde los atmosféricos, como la noche de frío invernal en Orgaz hasta la lluvia (que sí, de verdad) en Guadalerzas. No faltaron los accidentes, dos de ellos muy graves. Uno en Los Yébenes y otro en Campo de Criptana: las aspas salieron disparadas arrasando todo lo que pillaron por el camino. Juan, gravemente herido, esta ya casi repuesto. No así Manuel Manchón, nuestro director de producción, que para nuestra desgracia falleció casi un mes después. Por eso la película se la dedicamos a él.