• Inicio Sugerir Modificar

The king


Cartel de The king

Elvis, un joven que acaba de licenciarse de la Marina, decide emprender la búsqueda de su padre, David Sandow, al que nunca conoció, y del que le había hablado su madre, Yolanda, una mujer mexicana ya fallecida.

Pero el padre, casado y con dos hijos, que se ha convertido en pastor de una iglesia baptista, está decidido a defender de las sombras de su pasado su situación actual de irreprochable hombre de fe ante la comunidad y su nueva familia. El encuentro entre Elvis y Malerie, su desconocida hermanastra de dieciséis años, representará para él la inesperada posibilidad de invadir y trastocar el apacible mundo familiar de su padre.

     Título original: The king
     Año: 2005
     Duración: 109 min.
     Nacionalidad: Reino Unido, EE.UU.
     Género: Drama.
     Fecha de estreno: 09/06/2006
     Distribuidora: Alta Films, S.A.

 

Comentario

En 2001 leí el guión de Monster's Ball, coescrito por Milo Addica. Me pareció tan sorprendente y terrible que me dio la impresión de que un guión como ése no llegaría a rodarse nunca. Era demasiado oscuro, demasiado peligroso, tenía demasiados personajes negros. Quise escribir algo tan bueno como ese guión, así que intenté localizar a Milo, y después de varias llamadas telefónicas logré que se reuniera conmigo en un lugar de Texas. Siempre pensé que la historia de nuestra película debería estar ambientada ahí. Terminamos en Corpus Christi porque me gustaba el nombre y porque había visto imágenes casi góticas de las refinerías de petróleo recostadas contra una playa.

Durante esas conversaciones telefónicas, habíamos hablado de historias de la Biblia, cuentos de hadas y mitos, y descubrimos que a los dos nos fascinaban las películas con la estructura, los cambios y la crueldad que se encuentran en los cuentos clásicos. También hablamos de un antihéroe, un hijo pródigo, y Milo sugirió que fuera un joven que acabara de licenciarse de la Marina y que necesitara encontrar un hogar.

Antes de que Milo llegara a Corpus Christi, descubrí una localización poco conocida con el genuino aroma del mal, así que en cuanto lo recogí en el aeropuerto lo llevé hasta allí. Era un pantano rodeado de las torres de las refinerías de petróleo, infestado de mosquitos y plagado de casquillos de bala, ropa interior femenina y juguetes de niños. Aquella noche encontramos un animal peludo ensangrentado aproximadamente del tamaño de un perro pequeño sin cabeza ni patas. Obviamente, algún personaje de nuestra historia iba a terminar en este lugar dejado de la mano de Dios y no iba a ser nada agradable. En la versión final del guión, cumplía esa función, pero además se convertía para nuestro protagonista en una especie de Jardín del Edén y en un lugar de extraña belleza.

Tomamos como punto de partida esta localización y la vaga noción de un joven que se licencia de la Marina. Escribimos la primera versión del guión en Corpus, pero era tan espantosa que Milo la tiró a la basura cuando volvió a casa. Entonces empecé a darle vueltas a la idea de que ese joven volvía a casa y mataba al que había su mejor amigo desde la infancia. Milo sugirió algo mejor: fratricidio, la peor clase de asesinato, lo que suponía una vuelta a la Biblia: Caín y Abel.

Entonces empezó el trabajo. Nuestros personajes tenían que ser cristianos; el padre tenía que ser pastor religioso; el joven tenía que ser un bastardo que venía a reclamar sus derechos legítimos: un rey que llegaba para coronarse. ¿Y su reina? Podría ser que se enamorara de su hermana sin saber quién era ella: esas cosas siempre suceden en las leyendas. Y al final, nuestro antihéroe cometería un crimen horroroso pero pediría el perdón y la salvación de los cristianos, como dice la Biblia.

CANAL COMPRAS