• Inicio Sugerir Modificar

A todo gas 3: Tokyo Race


Cartel de A todo gas 3: Tokyo Race

Sean Boswell es un chico que cree haber encontrado su papel en la vida, el de alocado piloto de carreras callejeras. Las carreras le permiten huir de un hogar donde no es feliz y del mundo superficial que le rodea, pero también llaman la atención de la policía. Para no acabar en la cárcel, a Sean no le queda más remedio que pasar una temporada con su padre, al que apenas conoce, un militar de carrera destinado en Tokio.

Ahora es un "gaijin", un extraño, en este país de costumbres y códigos de honor tan diferentes. Pero no tarda en encontrar algo de acción con su amigo estadounidense Twinkie, que le introduce en el mundo de las carreras clandestinas. Sean cambia su vehículo habitual por otro mucho más potente para competir en carreras cuyos trazados llenos de curvas requieren una tremenda habilidad.

En su primera carrera, sin saberlo, Sean reta a D.K., "el rey del drift", un campeón local que tiene que ver con los "yakuza", la terrible mafia japonesa. Sean pierde y tiene que pagar un precio muy alto al verse obligado a trabajar para Han. Este último no tarda en presentarle a su familia de inadaptados además de enseñarle las reglas de las carreras clandestinas. Pero cuando Sean se enamora de la novia de D.K., Neela, los acontecimientos se precipitan hasta el último gran reto.

     Título original: The fast and the fourius: Tokyo Drift
     Año: 2006
     Duración: 104 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Acción. Aventuras
     Fecha de estreno: 21/07/2006
     Calificación: Mayores de 18 años
     Distribuidora: United International Pictures

 

Comentario

Al contemplar el regreso a este mundo de coches veloces y pilotos desafiantes, los creadores de A TODO GAS - TOKYO RACE. comprendieron que debían mantener lo esencial de la franquicia: rebeldes sin causa en los márgenes de la sociedad que se ven atraídos por la cultura de los coches de fantasía. Es una metáfora sobre el atractivo del descontrol en una sociedad que ha perdido el juicio. A la hora de producir esta tercera entrega de la popular serie, Neal H. Moritz quería ofrecer un enfoque nuevo de la cultura de las carreras callejeras para seguir atrayendo a los públicos de todo el mundo.

Dice Moritz: "No estábamos dispuestos a rodar una tercera parte si no teníamos una historia nueva que contar. Un día nos pusimos a comentar que en Tokio se había originado una variedad de carreras que llamaban drifting. Decidí que que eso era lo que teníamos que contar. Los resultados hablan por sí mismos: estoy encantado de cómo ha quedado la película. Cuando vimos metraje clandestino del drifting me pareció muy interesante. Te colocas como en un trance, te olvidas de todo tipo de precauciones. Es un caos controlado: doblas esquinas, te deslizas, haces giros tan cerca de las paredes que apenas las rozas elegantemente, parece que planeas alrededor de las cosas".

Moritz quería mantener la característica combinación de acción ultrarrápida y pilotos en estado de máxima tensión que había hecho famosa a la serie. Para contar el siguiente capítulo, hacía falta un director joven que supiera rodar escenas de acción trepidante y al mismo tiempo introducir un grupo nuevo de personajes. Esa persona es Justin Lin.

Dice Moritz: "La tercera entrega debía ofrecer algo nuevo. Supe que podía confiar en Justin cuando vi Better Luck Tomorrow. Fue el primer realizador con el que hablamos. Le encantó la idea. Y este rodaje necesitaba un director entusiasta, como Justin: es absolutamente incansable".

CANAL COMPRAS