• Inicio Sugerir Modificar

The Darwin awards: Muertes de risa


Cartel de The Darwin awards: Muertes de risa

Michael Burrows, un joven detective de homicidios, tiene un pequeño problemilla: sufre hematofobia (se desmaya al ver sangre). Si fuera barbero, no pasaría nada, pero para un poli es un lastre evidente. Una noche, Burrows detiene a un sospechoso de asesinato en serie. Mientras está esposado, el sospechoso se resiste y Burrows se ve obligado a darle un puñetazo en la cara, haciéndole sangre. Burrows se desmaya de inmediato. Suspendido de su cargo en la policía, la humillación de Burrows se completa cuando descubre que todo está grabado en vídeo: nuestro intrépido héroe había accedido a colaborar en un documental sobre la policía que estaba siendo rodado por unos estudiantes de cine.

Burrows no consigue deshacerse del joven realizador, para quien un trato es un trato; éste insiste en mantenerse a su lado, sea o no policía. Al verse en la obligación de conseguir un empleo para llegar a fin de mes, Burrows decide combinar su talento para elaborar perfiles psicológicos con su obsesión por los Premios Darwin.

Burrows cree que todo lo que ocurre en esta vida se puede explicar, clasificar y anticipar. No conoce el significado de la frase "Son cosas que pasan". Sabe que los "casos Darwin" le cuestan una millonada a las compañías de seguros cada año y llega a un acuerdo con una: si puede utilizar una matriz para la valoración de riesgos que ha creado especialmente para el caso para probar que se puede predecir qué personas tomarán grandes riesgos, podrá ahorrarle un dineral a la empresa al identificar a los asegurados que podrían presentar potenciales reclamaciones. E incluso podría salvar alguna vida de paso.

Lo que Burrows no se imagina es que tendrá que hacer trabajo "de campo" para investigar los casos de primera mano. No recibe esta información de buena gana, dado que no le gusta salir de su apartamento, y mucho menos de su amado San Francisco. A su jefe esto no le parece un problema, y le presenta a Siri Tyler, la mejor agente de campo de la empresa. Ella es tan intrépida como Burrows es contenido y su forma de trabajar es totalmente contraria a la de Burrows, ella utiliza su instinto, no ecuaciones exactas. Encima, además de inteligente, es preciosa.

Los dos personajes se embarcan en un viaje acompañados por el joven cineasta, que presenta la perspectiva desde la que se va desarrollando la historia. Entre los muchos casos que investigan está el de una persona desaparecida, que nuestros héroes deducen fue causado por un tipo que montó un cohete JATO a la parte trasera de su Chevy Impala y aceleró hasta unos 640 km/h. También investigan a dos adolescentes que haría cualquier cosa por entrar en un concierto de Metallica; y a unos tíos que creen que dinamitar un agujero en un lago helado es una gran manera de ir de pesca…

Cuando la pareja comienza a investigar cada caso, saltan chispas al enfrentar sus maneras diametralmente opuestas de ver el mundo. Tras cuidar de Burrows cuando sufre un percance físico, acaban consumando su relación -aunque se desmorona a la mañana siguiente.

Burrows consigue descifrar el misterio de qué causó cada caso Darwin, y su jefe en la aseguradora rápidamente le ofrece un puesto en la empresa. Al fin y al cabo, les ha ahorrado millones de dólares en reclamaciones. Sin embargo Burrows ha aprendido algo más valioso: el comportamiento humano no puede ser cuantificado. Se ha dado cuenta del "sentido que tienen las acciones sin sentido". Ha aceptado su humanidad y está decidido a vivir la vida a tope.

Burrows, con una confianza hasta ahora desconocida, se siente obligado a terminar lo que había empezado y decide buscar al asesino en serie que se le escapó. En una emocionante escena de acción, nuestro héroe sale vencedor, como un hombre nuevo, posiblemente preparado para enfrentarse al mundo con Siri, que finalmente ha encontrado a un singular y brillante hombre digno de su amor.

     Título original: The Darwin awards
     Año: 2006
     Duración: 93 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Comedia. Aventuras
     Fecha de estreno: 13/04/2007
     Calificación: Mayores de 13 años
     Distribuidora: Deaplaneta S.L.

 

Comentario

Finn Taylor no suele escribe guiones con un actor en mente, pero cuando Joseph Fiennes respondió rápidamente a su propuesta de interpretar al protagonista principal de The Darwin Awards, sabía que había encontrado a su Burrows.

"Joseph Fiennes es uno de los pocos actores que puede proyectar inteligencia y diálogo interior y a la vez ser el actor principal", dice Taylor. "Además es un maravilloso actor cómico. Lo dejó entrever en Shakespeare enamorado, pero creo que se verá todavía más en The Darwin Awards". Fiennes recuerda que tanto Taylor como el personaje de Burrows le atrajeron de inmediato. "Finn escribe con muchísimo humor, es mordaz, cáustico y real. Es el tipo de persona al que me gustaría invitar a una cena: es un gran contador de historias". Dice, "Burrows es un personaje intrigante. Tiene un fuerte sentido de la moral, de lo que es bueno, y siempre rinde más de lo esperado. Todo esto le hace pensar que puede salvar el mundo". Describe a Burrows como un maniático del control, y dice que a veces notaba que su naturaleza obsesiva-compulsiva se le "pegaba". Fiennes argumenta, "Nunca he estado cerca de un premio Darwin en la vida, ¡y después de que Burrows haya ocupado mi mente no creo que lo esté jamás!"

CANAL COMPRAS