• Inicio Sugerir Modificar

Piratas del Caribe: El cofre del hombre muerto


Cartel de Piratas del Caribe: El cofre del hombre muerto

A pesar de que ya se ha levantado la maldición de la Perla Negra, una amenaza aún más aterradora se cierne sobre su capitán y su avezada tripulación: parece ser que Jack tiene una deuda de sangre con el legendario Davy Jones, el Amo de las Profundidades del Océano, que capitanea el fantasmal Flying Dutchman, al que ningún otro barco puede igualar en velocidad y botines apresados. A menos que el astuto Jack encuentre la forma de saldar este pacto con el diablo, estará condenado por la eternidad a una vida más allá de la muerte al servicio de Jones. Este asombroso acontecimiento interrumpe los planes de boda de Will Turner y Elizabeth Swann, que, una vez más, se ven arrastrados por las desventuras de Jack, y que les enfrentarán a monstruos marinos, isleños con cara de pocos amigos, a la extravagante adivina Tia Dalma e incluso a la aparición del padre de Will, desaparecido hace tiempo que se llama Bootstrap Bill.

Y por si fuera poco, el despiadado cazador de piratas Lord Cutler Beckett de la East India Trading Company se ha empeñado en recuperar el legendario "Cofre del Hombre Muerto". Según la leyenda, quien posea el Cofre del Hombre Muerte podrá controlar a Davy Jones. Beckett tiene la intención de utilizar este asombroso poder para destruir para siempre hasta el último de los Piratas del Caribe. Pero los tiempos están cambiando en alta mar, donde los hombres de negocios y los burócratas se están convirtiendo en los verdaderos piratas, así que los bucaneros de espíritu libre y amantes de la diversión como Jack y su tripulación corren peligro de extinción.

     Título original: Pirates of the Caribbean: Dead man chest
     Año: 2006
     Duración: 150 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Acción. Comedia
     Fecha de estreno: 11/08/2006
     Calificación: Mayores de 7 años
     Distribuidora: Buena Vista Internacional.

 

Comentario

En el arte como en la vida, la historia tiene una extraña forma de cerrar totalmente el círculo. La primera imagen que apareció en un largometraje de acción real de Walt Disney Studio fue un primer plano de la calavera y de los huesos cruzados de la bandera Jolly Roger en la versión clásica de 1950 de "La isla del Tesoro" de Robert Louis Stevenson.

Unos 53 años después, el mismísimo estudio de "Pirates of the Caribbean: The Curse of the Black Pearl" reinventó y rescató de las cenizas un género moribundo que había hecho las delicias de millones de espectadores. De los clásicos infantiles como La Isla del Tesoro y el Libro de los Piratas de Howard Pyle, hasta cintas clásicas como "The Black Pirate (El pirata negro)", "The Buccaneer (El bucanero)" y "The Crimson Pirate (El temible burlón)" las fanfarronas leyendas de los mares que narran aventuras de gallardía y de maldad parecían no tener fin.

De la misma forma, los realizadores fueron olvidando a los piratas como temas de la cinematografía contemporánea. Fueron Jerry Bruckheimer, Gore Verbinski y una brillante troupe de actores y de artistas los que dieron un nuevo impusto a las velas de Jolly Roger, inspirados en la atracción de los parques temáticos de Disney que ha hecho las delicias de generaciones desde su inauguración en 1967 en el Disneylandia de Anaheim. La atracción de los Piratas del Caribe, que utilizaba entonces la novísima tecnología "audio-animatronics" que Walt Disney y sus Magos desarrollaron espléndidamente, se convirtió rápidamente en una parte importante de la cultura popular, con sus alegres refranes "oh oh oh oh, me gusta ser un pirata" (y la menos alegre "Los hombres muertos no cuentan cuentos") que han cantado y citado millones de personas en todo el mundo.

La atracción sirvió de plataforma y de referencia a "Pirates of the Caribbean: The Curse of the Black Pearl (Piratas del Caribe: La maldición de la Perla Negra", que fue un enorme éxito en todos los lugares en los que se exhibió, amasando una recaudación bruta de 305.413.918 de dólares en Estados Unidos, y unos ingresos totales en el mundo entero de 653.913.918 de dólares. La cinta también fue nominada a cinco nominaciones a los Premios de la Academia, incluyendo el Oscar al Mejor Actor a Johnny Depp. Al igual que la atracción, "Piratas del Caribe" aviva en nosotros a ese pirata que todos llevamos dentro y que se traduce en nuestro deseo de libertad, aventura y de meternos en un montón de líos. No hay duda de que "Piratas del Caribe: La maldición de la Perla Negra" rinde un cariñoso homenaje a las aventuras cinematográficas que le precedieron, pero también se adentra en un territorio totalmente nuevo, rompiendo con la tradición al combinar las leyendas en alta mar con latigazos de humor irreverente, gracias a la inspirada y originalísima interpretación que hace Johnny Depp del Capitán Sparrow, un pirata que no se puede comparar con ningún otro.

En palabras de Bruckheimer, "el éxito no estaba en absoluto asegurado". Y añade: "La primera película de 'Piratas' no despertó grandes expectativas. Mucha gente pensó que estábamos haciendo una película de Disney para niños pequeños. Además, el género de los piratas llevaba más de 40 años muerto y enterrado y que todos los intentos de revivirlo habían acabado en un estruendoso fracaso. Pero el estreno de la 'La maldición de la Perla Negra' cogió a todo el mundo por sorpresa, es decir, de la mejor forma posible. La plasticidad que Gore y los guionistas aportaron, y las interpretaciones de Johnny, Orlando, Keira y Geoffrey, conquistaron la imaginación de todos y la película se convirtió en un gigantesco éxito internacional.

CANAL COMPRAS