• Inicio Sugerir Modificar

Click


Cartel de Click

Michael Newman (Adam Sandler) está casado con la bella Donna (Kate Beckinsale) y tienen dos hijos fantásticos, Ben (Joseph Castanon) y Samantha (Tatum McCann). Pero no puede verlos mucho porque dedica muchas duras y largas horas a su empresa arquitectónica con la débil esperanza de que su desagradecido jefe (David Hasselhoff) reconozca algún día su inestimable contribución y le convierta en socio.

Cuando las cosas se pongan más fáciles, podrá dedicar su atención a su mujer y a sus hijos. Al menos, eso es lo que se dice a si mismo.

Michael, después de pasarse toda la noche trabajando, se siente cansado y frustrado porque no puede ni imaginarse cuál de los mandos encenderá el televisor. Michael sale a encontrar el aparato perfecto para manejar todo su equipo electrónico y acaba en la parte trasera de unos grandes almacenes de decoración Bed, Bath & Beyond, donde un excéntrico empleado, Morty (Christopher Walken) le da un aparato trucado único y garantizado para cambiar su vida.

Morty no bromeaba. Pronto Michael es un maestro de su dominio, y enciende todos los aparatos con el clic de un botón.

Pero el dispositivo tiene otras funciones más asombrosas. De algún modo, puede amortiguar el ladrido de Sundance, el perro de la familia -y más sorprendente, pasar rápidamente una molesta riña con su mujer.

Michael está fascinado con su nuevo juguete y también un poco alucinado. Decide volver a visitar a Morty, el hombre que le vendió el misterioso aparato. Morty le dice a Michael que le había dado exactamente lo que había pedido -un mando a distancia universal que le permite controlar su universo. Frente a los sorprendidos ojos de Michael, Morty le demuestra las inconcebibles funciones avanzadas del aparato, incluida una función que permite a Michael viajar atrás y adelante en su vida a distintas velocidades.

Rápidamente, Michael se vuelve adicto a este torrente de poder, que, literalmente, le permite tener el pastel y también comerlo.

Pero antes de que se de cuenta, el mando a distancia lo está programando a él, más que al contrario. Michael, presa del pánico, no puede, por más que lo intenta, hacer que el dispositivo pare de decidir qué acontecimientos de su vida experimentará y cuáles se perderá. Sólo entonces empieza a apreciar y a aceptar plenamente su vida -lo bueno, lo malo y lo feo.

Columbia Pictures y Revolution Studios presentan Click, una producción de Happy Madison/Original Film protagonizada por Adam Sandler, Kate Beckinsale, Christopher Walken, Henry Winkler, David Hasselhoff, Julie Kavner y Sean Astin. La película está dirigida por Frank Coraci y escrita por Steve Koren & Mark O'Keefe. Adam Sandler, Jack Giarraputo, Neal H. Moritz, Steve Koren y Mark O'Keefe son los productores. Barry Bernardi y Tim Herlihy son los productores ejecutivos. El director de fotografía es Dean Semler, ACS/ASC. El diseñador de producción es Perry Andelin Blake. El montador es Jeff Gourson. La coproductora es Tania Landau. La diseñadora de vestuario es Ellen Lutter. Los efectos especiales de maquillaje son de Rick Baker. La música es de Rupert Gregson-Williams. Los supervisores musicales son Michael Dilbeck y Brooks Arthur.

     Título original: Click
     Año: 2006
     Duración: 107 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Comedia.
     Fecha de estreno: 29/09/2006
     Calificación: Mayores de 7 años
     Distribuidora: Columbia Tri-Star Films España, S.A.

 

Comentario

El guionista y productor Steve Koren recuerda cómo a él y a su compañero, Mark O'Keefe, les surgió la idea para CLICK. "Había una broma entre mi novia y yo", recuerda Koren. "Estábamos teniendo una larga discusión, así que cogí el mando a distancia, lo apunté hacia ella y pulsé el botón de "silencio". Mi pequeño deseo no le pareció muy divertido, pero pensé que mucha gente podría verse reflejada".

Empezaron con una simple idea: "¿Qué pasaría si realmente pudieras controlar toda tu vida con el mando a distancia? ¿Qué pasaría si subieras el volumen del mundo o si lo bajaras?" Desde ahí progresó la historia. ¿Qué pasaría si pudieras rebobinar tu vida y volver a mirar tu pasado? ¿Qué pasaría si, en lugar de preocuparte por el futuro, pudieras darle al avance rápido y verlo? "Había muchas áreas del personaje que explorar y era muy divertido tenerlo saltando de un lado para otro intentando mantener un arco emocional coherente", continúa Koren. "Además de explorar el pasado y el futuro para encontrar lo que quiere, aprende otras cosas de su vida en el camino. Al final, en realidad es una película sobre vivir en el presente".

La parte fácil, dice Koren, fue sentarse con su compañero de escritura, O'Keefe, y pensar en todas las bromas que pudieran sobre el uso de un mando a distancia. "Lo más difícil", sostiene, "era el viaje emocional. No es como en la mayoría de las películas que empiezas un día y terminas una semana más tarde. Estás dando saltos adelante y atrás constantemente. La película empieza en el presente, luego va al pasado, luego da un salto de unos 30 años hacia el futuro y de nuevo vuelve a cuando el personaje es un niño. Escribirlo de forma inteligente resultó bastante difícil".

El hecho de que, al principio, la mayoría de los saltos en el tiempo que hace Michael son intencionados, se añade al grado de dificultad. "En el trabajo, quería su ascenso sin tener que sentarse y experimentar la pesadez del día a día estando ahí", ríe Koren. "Con una simple pulsación del botón, de repente es socio. ¿Quién no estaría tentado de pulsar ese botón?"

Sin embargo, los problemas crecen cuando el mando a distancia empieza a anticiparse a sus intenciones y hace saltos a su propia voluntad. Por ejemplo, cada vez que empieza a discutir con su mujer, el mando salta hasta que se ha terminado la riña. "La película presenta una combinación de estas elecciones. Al principio, Michael sabe a donde se dirige, pero pronto no tiene ni idea de qué es lo próximo que va a pasar. Simplemente se despierta y, de repente, es 30 años mayor y está en la cama con alguien que no conoce", dice Koren. "El aspecto automático de la historia surge para subrayar los temas más serios de la película. Puedes estar en un momento, pero no realmente presente. O estás pensando en algo que ocurrió en el pasado o preocupado por llegar a otra parte más tarde. Decidimos darle un nombre -estás en automático, hablando con la gente, pero no realmente allí".

La parte favorita para Koren de Click es cuando Michael consigue el mando a distancia por primera vez y accede al menú de su vida. "Me encanta fantasear con que eso te pase a ti. Alguien te da un DVD y dice, 'Aquí está tu vida', y lo introduces en el reproductor y escuchas un comentario sobre cómo te has hecho tú. Fue muy divertido de escribir y aun más divertido ver a Frank dirigirlo y a Adam actuar. Es un auténtico saco de la risa, literalmente una broma tras otra, tras otra".

La relación de Koren con Sandler se remonta a "Saturday Night Live" donde trabajaron juntos en muchos sketches. "Los cómicos como Adam son muy buenos improvisando, así que siempre salen con bromas nuevas ", explica Koren. "Adam y Frank han colaborado en un montón de grandes éxitos. Le encanta escuchar ideas y normalmente las coge y sale con algo incluso mejor. Es divertido darle ideas; él trabaja con ellas así que cada toma es diferente".

LA FAMILIA CLICK

El director Frank Coraci dice que lo que le atrajo de Click, fue la oportunidad de trabajar con sus amigos en un proyecto tan emocionante. "Sabía que desearía toda la diversión que iba a tener en el trabajo todos los días", dice. "En cuanto me senté a leer el guión, me puse a soñar con estos increíbles viajes en el tiempo. Yendo de una habitación a la siguiente o pasando una situación rápidamente".

Tal y como él lo veía, la premisa de Click le permitiría ser visualmente más atrevido de lo normal en el caso de las comedias. "Para un director, te permite soñar con estos grandes momentos visuales, hacer un desarrollo secuencial en viñetas con ellos y luego venir al escenario todos los días y ejecutarlos", afirma de forma entusiasta. "Realmente es un viaje genial".

Coraci y el productor y estrella de la película, Adam Sandler, son amigos desde que eran adolescentes. Fueron juntos a la universidad (El productor de Click, Jack Giarraputo, era el compañero de habitación de Coraci) y siempre han tenido la habilidad de hacerse reír el uno al otro. "Otra razón por la que Click es tan divertida es que está llena de cosas que nos hacen reír a Adam y a mí -cosas sobre la vida que aprendimos cuando estábamos creciendo. A medida que nos hacemos mayores, estamos empezando a hacer películas sobre cosas que hemos experimentado en la vida".

La camaradería en el escenario y la relación de confianza forjada en los días de la universidad también tuvo una recompensa creativa. "Durante la producción, al final de la jornada, todos los días nos felicitábamos unos a otros o nos juntábamos y decíamos, 'Tío, este guión es divertido, pero con los que hemos salido hoy en el escenario es todavía más divertido", dice Coraci. "Era fantástico, porque Adam es muy bueno en eso. Hace que todo parezca muy fácil".

Aunque el ganador del Oscar, Christopher Walken, era nuevo en el grupo, encajó inmediatamente, según Coraci. "Cuando ves a Adam y a Christopher Walken uno al lado del otro es genial. Walken es un actor genial, pero la pareja con Adam es incluso más increíble. Es muy raro ver a dos talentos como ellos juntos y haciendo cosas tan divertidas como esas".

Walken también aportó su entrenamiento como cantante y bailarín para el papel de Morty, el enigmático dependiente entre bambalinas. "Walken canta y baila un poco en la película", dice Coraci. "Pero lo que fue más impresionante es que puede coger cualquier palabra de su diálogo en el guión y hacerla divertida. Escuchar cómo dice las palabras 'mando a distancia', con una expresión tan seca es simplemente desternillante. No conozco a ningún actor que pueda decir unas palabras como esas y ser divertido".

Para "la esposa perfecta", dice Coraci, encontraron a la actriz perfecta -Kate Beckinsale. "Lo fundamental de la película es que el personaje de Adam tiene dos hijos fabulosos y una mujer preciosa que lo apoya en todo. Es el tipo de mujer perfecta con la que todo el mundo querría estar casado, fuerte, guapa y con buen corazón. No conozco a nadie que no se vaya a enamorar de ella en esta película".

Para interpretar a los padres de Sandler, Ted y Trudy, los cineastas pensaron en dos actores cómicos veteranos, Henry Winkler y Julie Kavner. "Son el equipo perfecto, padres adorables que te ponen de los nervios de tanto que te quieren. Henry y Julie lo hicieron muy bien. En cuanto los juntamos, nos dimos cuenta de que no podríamos haber encontrado una combinación mejor. Ambos tienen los golpes cómicos primordiales. Henry, que trabajó para nosotros en El aguador comprendió a la perfección nuestra rutina. Y Julie, ¿qué puedo decir? Cogió el ritmo muy deprisa, y cuando cuentas con toda esa gente, que se sienten cómodos unos con otros, las cosas pueden llegar a ser muy divertidas".

David Hasselhoff interpreta a Mr. Ammer, el insensible jefe de Michael. Coraci lo describe como un actor "que tiene tanta energía que parece que haya siete en lugar de uno. Además de ser un icono, el tío es realmente divertido. Y cuando llegó, simplemente entró, puso toda su confianza en nosotros y se lo pasó en grande".

La producción no tuvo menos suerte con los actores que interpretaron los papeles de los hijos de Sandler y Beckinsale. "Eran increíbles", dice Coraci. "Tatum McCann, (Samantha) es encantadora, le coges cariño inmediatamente. Joseph Castanon (Ben) simplemente es este niño pequeño con un gran talento. Puede hacerlo todo. No se lo digas a nadie, pero a pesar de lo que dicen sobre trabajar con niños actores, ellos fueron los más fáciles de dirigir. Aprendieron muy rápido e hicieron todo lo que les dije perfectamente".

Además de su talento, McCann y Castanon también conectaron emocionalmente con Coraci. "Fueron unos niños adorables. Al final del día venían hasta mí y me decían 'Frank, te queremos', y me daban un gran abrazo. Era perfecto para la película porque creaba una auténtica sensación de familia".

ENTRE BAMBALINAS: HACIA EL PASADO Y HACIA EL FUTURO

"Perry Andelin Blake, mi diseñador de producción, ha hecho todas mis películas, incluyendo El Chico Ideal, El Aguador y La Vuelta al Mundo en 80 Días", dice Coraci. "Fue el que me dijo, 'Frank, tienes que hacer esta película porque tenemos que crear estos mundos increíbles. Conseguimos hacer un piso de soltero en el futuro'".

Click no sólo dio la oportunidad a Blake de viajar hacia el futuro sino que, con retrospectivas, también hacia el pasado. "Desde el principio, Frank y yo concebimos el diseño de la casa de Michael, que es un escenario muy importante porque gran parte de la película está ambientada allí, y Michael es, por profesión, arquitecto", dice Blake. "Compró esta casa de los años 50 decorada al estilo de los 70 para finalmente redecorarla y conseguir esta casa realmente chula. Pero, como Michael es adicto al trabajo, nunca está en ella. Es su mujer la que la ordena y la redecora".

Para crear el lugar donde Michael vivirá en el futuro, Blake concibió "este apartamento loco realmente increíble -negro con grises y azules. Como Michael cambia a medida que pasa su vida, queríamos crear un fuerte contraste entre ésta y su antigua vida, una vida familiar normal donde todos los colores son cálidos y atractivos -materiales táctiles como piedra y madera en tonos muy terrosos. Luego ves el apartamento de Michael y es estiloso, brillante y duro, muy antinatural, angular, puntiagudo y cortante".

La sección "Más allá" de los grandes almacenes Bed, Bath & Beyond que visita Michael, que es donde reside Morty, fue diseñada para que fuera "excéntrica", dice Blake, "como el personaje de Morty. Tenía que tener este aire extraño e inquietante, al igual que todo el mundo ahí en 'Más Allá" es un poco extraño. Así que mezclamos cosas viejas y nuevas, objetos que parecían muy modernos al lado de cosas que eran muy viejas. En unos grandes almacenes Bed, Bath & Beyond se suelen ver objetos de baño, camas, ropa de cama y edredones. Entonces ves esta puerta con el cartel de 'Más allá del tiempo' reluciendo ante ti y se produce una transición. Cuando abres esa puerta y entras, definitivamente tienes la sensación de estar yendo a otro lugar. Tiene este pasillo súper largo desde el que Michael ve a Morty trabajando en esta llave, aunque él no sabe lo que es. Pero hay chispas y es muy misterioso. Cuando lo conoce, Morty está cantando una canción y lleva estas extrañas gafas diseñadas para poder levantarse, por lo que puedes ver sus ojos, que son muy raros".

Uno de los elementos esenciales del diseño de Blake fue el mando a distancia universal que impulsa la historia. "Pensamos que haríamos uno simple, en lugar de uno de alta tecnología", dice, "porque básicamente es un mando a distancia para maniquíes, para el tipo medio. Cuando lo diseñé, quería que fuera cómodo de sujetar, no como muchos mandos. Cogí un trozo de arcilla y coloqué mis dedos en él; y luego lo moldeé donde pensé que debían estar los botones. Quería que fuera súper ergonómico, para que quedara bien en la mano, con un buen peso y con una sensación muy orgánica".

COCHES FUTURISTAS

"Todos los coches que se utilizaron en Click son de General Motors", según Blake. "Tenemos la minivan del futuro, que pertenece a Bill, el futuro marido de Donna. Es más que un simple coche con capacidad para 6 personas. Construimos la minivan para que las puertas se movieran hacia arriba y se deslizaran hacia fuera. Es más cómodo sentarse ahí que en el salón de una casa porque se sobredimensionó con grandes ruedas de camión Tonka. Tal y como nosotros lo vimos, el futuro será más orgánico, más suave y curvo, en oposición a lo anguloso y duro".

Blake trabajó estrechamente con el supervisor de efectos especiales, John Hartigan, para decidir cómo cortar los coches nuevos que iban a convertirse en autos futuristas. "Cogimos una minivan completamente nueva y la hicimos parecerse a un buggy de las dunas en 72 horas", explica Hartigan. "Atacamos el coche con cutters de plasma y sierras y lo cortamos completamente. Utilizamos los chasis, los bastidores y los motores para refabricarlo totalmente y convertirlo en un coche del futuro".

Otro coche, una ambulancia, acabó pareciendo un pez, una carpa o un pez gato. "Lo concebimos sin luces frontales, sólo una abertura en el frontal parecida a una boca con luces que resplandecen por la autopista", dice Blake. "En lugar de tener una barra luminosa encima de la ambulancia, toda la parte trasera resplandece con esta luz azul intermitente. Definitivamente la ves venir por la carretera".

El coche de Michael en la película era un Cadillac del 2016 llamado Cadillac 12. El coche de 12 cilindros es un Cadillac conceptual real (que GM dice que nunca venderá) que puede rodar con los 12 cilindros o que, cuando se mete en autopista, reducir a cuatro cilindros.

Los coches de la película del 2016 son angulares y se ajustan a los ángulos marcados de la casa de Michael. Cuando la película se traslada más adelante en el futuro, todo se hace más suave, explica Blake. La suavidad de los diseños del coche se refleja en la oficina de Michael y en el vestíbulo de su compañía arquitectónica. "Quería asegurarme de que sintieras afinidad por la vida de Michael al lo largo de la película y de que, aunque se traslada hacia el futuro y había algunas locuras en los escenarios, de alguna manera siempre estuviera anclado en la realidad para que no se pierda el apego por Michael y su viaje emocional".

EFECTOS VISUALES

Jim Rygiel, ganador de un premio de la Academia, y Pete Travers, de Imageworks, supervisaron la tarea de dirigir los efectos visuales de Click. "Lo que hicimos en esta película implica lo que nosotros llamamos efectos ocultos", explica Rygiel. "Básicamente, lo que pasa es que hay un par de tomas en las que el personaje de Adam rebobina hasta llegar a él mismo más joven, así que tienes al joven Michael y al viejo Michael al mismo tiempo y tengo que pensar cómo conseguir que ambos se miren el uno al otro y reaccionen entre ellos".

La forma de conseguir la ilusión, continúa Rygiel, fue utilizando las cámaras controladas por ordenador "que repetían el mismo movimiento muchas veces. Rodábamos al Michael viejo y luego al Michael joven. Entonces los combinábamos y se ve cómo reaccionan uno con otro".

Rygiel trabajó estrechamente con varios departamentos en la película. Constantemente se coordinaba con los entrenadores de animales y con los departamentos de efectos especiales para conseguir las tomas que buscaba Coraci. "Los efectos visuales tienen mucho que ver con el aspecto de la película y cómo los efectos van a aparecer visualmente en pantalla, mientras que los efectos especiales son más prácticos, como cuando se necesita lluvia en todo el escenario. Los de efectos especiales cuelgan los cubos de lluvia gigantes y las mangueras de lluvia. Hacen todas las explosiones, en vivo o con la pantalla verde. Ellos utilizan más las manos, mientras que los efectos visuales se consiguen más con trozos y piezas de película, reuniéndolos y llevándoselos de vuelta a Sony Pictures Imageworks para que los unan en un periodo de postproducción que se prolonga durante tres o cuatro meses. Cuando los montadores consiguen su lista de cortes, nos la dan a nosotros y decidimos cómo se va a unir todo".

La composición fílmica en tiempo real es una tecnología bastante vieja en el mundo de los efectos especiales de hoy, sostiene Rygiel. "Hoy tenemos la nueva cámara digital Genesis. Las cosas pueden ponerse complicadas y difíciles con las películas, porque tienes que escanear y hacer corrección de color. Con la nueva cámara Genesis, va directamente al sistema. Antes, tardábamos dos o tres días para introducir un trozo de película en nuestro sistema. Ahora, literalmente, puedo salir del set de rodaje y tenerlo en nuestro sistema en una hora. Se ahorra mucho tiempo. La calidad es fantástica para las pantallas azules, ya no hay película granulada. Este aspecto de la tecnología es realmente emocionante".

Para Rygiel y su equipo, crear un aspecto futurista era un delicado acto de equilibrio, "porque constantemente teníamos que sopesar los pros y los contras de lo lejos que podíamos ir. Sólo porque algo sea posible, no significa necesariamente que sea correcto". Rygiel trabajó estrechamente con el departamento de arte en cuanto a cuándo usar una TransLite (que son, básicamente, fotografías grandes iluminadas con luz posterior), porque las TransLites pueden parecer bastante estáticas. Así que cuando usa una, Rygiel tiene cuidado de utilizar elementos vivos en el fondo -humo que sale de chimeneas, pájaros volando, un avión en la distancia-, trucos visuales para distraer al público del hecho de que están mirando una imagen estática.

EFECTOS ESPECIALES

El supervisor de efectos especiales, John Hartigan, afirma que aunque hay muchos retos para su departamento cuando trabajan en un proyecto de Happy Madison, siempre hay mucha diversión. En una escena, un helicóptero de juguete tiene que volar hasta el personaje de Sandler y darle en la cabeza. Hartigan tuvo que imaginar cómo hacer que eso ocurra. "Decidimos hacer el helicóptero de una espuma muy suave y luego encontrar una forma de hacer que volara hasta Adam y se le estrellara en la cabeza. La mejor forma de hacerlo era utilizando un cable, con lo que podíamos controlar el movimiento del helicóptero. Resultó ser un truco visual bastante divertido".

El departamento de efectos especiales utilizó grandes grúas y canalones de 30 metros en una toma en una localización en el exterior del escenario de un hospital en Thousand Oaks. Hartigan y su equipo trajeron un par de grúas de 300 toneladas para que lloviera en toda la expansión de la localización. Otra escena difícil para Hartigan fue convertir una sección entera de la ciudad de Glendale en un Wonderland invernal de la costa este. Trabajando toda la noche y por la mañana, Hartigan y su equipo reunieron todos los árboles, blanquearon las calles y los tejados con nieve y añadieron carámbanos en los aleros. Se machacaron 100 toneladas de hielo picado y se convirtieron en nieve real, parte, en bancos de nieve. "Tienes estos bloques de hielo de 136 Kg., trailers de 12 metros y bloques de hielo de cinco toneladas y utilizamos grandes cañones para lanzar la nieve a 12 o 15 metros de altura. Cuando cae al suelo, la movimos con la pala para que pareciera ser el producto de una tormenta reciente".

En otra escena, Hartigan y su equipo de efectos especiales colgaron de un cable al personaje de Morty (Christopher Walken) en un "truco con arnés", para transportarlo mágicamente al más allá. "Volvemos a usar el truco con arnés de nuevo cuando llegamos a la pantalla verde. Construimos una plataforma para viajar por el suelo, subíamos y bajábamos a Christopher y el fotomontaje en el fondo. Queríamos que pareciera que Morty estaba flotando y que lo que llevaba puesto estaba suelto. Así que tuvimos que rodarlo en pantalla verde para que la ropa pareciera estar flotando por la calle persiguiendo a Michael (el personaje de Sandler)".

El diseñador de los efectos especiales de maquillaje, Rick Baker, se estaba tomando un tiempo libre para estar con sus hijos cuando el productor ejecutivo, Barry Bernardi (con el que había trabajado en La Mansión Encantada), le llamó y le pidió que leyera el guión de Click. "El guión realmente me conmovió", dice Baker. "Sobre todo trata de apreciar a la gente que tienes a tu alrededor mientras la tienes".

Trabajar en Click fue un auténtico desafío para Baker, porque "lo más difícil de conseguir en maquillaje es una vejez realista. Son el tipo de cosas que fallan a menudo. Es mucho más fácil hacer un alienígena o algún tipo de monstruo, porque no lo ves todos los días. Pero sí que ves ancianos y la película abarca el curso entero de la vida de una persona".

El personaje de Sandler pasa desde los 17 años hasta la vejez, y sus padres (Henry Winkler y Julie Kavner) también pasan por la juventud, la mediana edad y la tercera edad. "Hacemos esto con varios personajes que ves en distintos momentos y edades. Afortunadamente, cuento para trabajar con un gran grupo de gente de auténtico talento, con mucha experiencia haciendo este tipo de películas con gente que debe envejecer", dice Baker.

El primer paso del proceso era recoger fotografías de todos los personajes en los que trabajaba. "Luego trabajamos en vivo, de donde hicimos una escultura. Hicimos videos de ellos en movimiento y de cómo se movían y doblaban sus caras", dice Baker. "A partir de la posición de los pliegues, intentamos predecir dónde estarán las futuras caídas y las arrugas cuando sean viejos. Luego hacemos diseños con PhotoShop de lo que creemos que deben parecerse y damos a los actores varias opciones".

"Con una gran belleza como Beckinsale", continúa Baker, "incluso cuando es más vieja sigue siendo guapa. El cambio es sutil. Pero, definitivamente, hay algo ahí que la hace parecer mayor".

"Uno de los mayores desafíos eran Henry Winkler y Julie Kavner, que tenían que parecer mayores y jóvenes en tiempos diferentes", dice Baker. "Los ves cuando nace el personaje de Adam y tenemos que hacer que parezcan unos padres jóvenes otra vez. Así que les hicimos dos audiones distintas, una en vivo normal y otra con sujeciones, casi como un lifting quirúrgico. "El proceso era muy incómodo para los actores porque su piel estaba muy tirante alrededor del cuello y de la cara", continúa. "Realmente pegamos la piel bajo sus ojos para hacer descender la línea de las pestañas. Luego los maquillamos con cuidado y tenían pelucas, postizos y cosas así. Estaba bastante impresionado con lo que conseguimos. Definitivamente parecían mucho más jóvenes. Era bastante dramático. Es una pena que las escenas del viejo y del joven Henry no estén justo una detrás de la otra. Es un cambio bastante increíble".

"Definitivamente necesitas la cooperación del actor para hacer este tipo de cambios de maquillaje", continúa Baker. "Es muy duro sentar a alguien en una silla durante tanto tiempo. Otra gente me ha maquillado a mí y sé que el tiempo pasa de forma diferente cuando eres la persona de la silla, en lugar de la que maquilla. Si hubiéramos hecho una cabeza falsa y la hubiéramos pintado, hubiéramos tardado una semana. Aquí tardamos una hora en la silla, como mucho, para conseguir lo que pintaríamos en una semana. Y pegar todas las piezas, especialmente la silicona, es muy difícil. Es flexible, como un trozo de hígado y cuando lo colocas lo puedes dar de sí si no tienes cuidado. También es muy difícil apretar los bordes porque básicamente pierde la forma si no se tiene cuidado. También es muy difícil si los bordes están arrugados porque, básicamente, tienes que empezar todo otra vez".

Baker se sentó con Sandler y le explicó como quedaría la progresión de su vida. Sandler confesó que puede ser muy inquieto en una silla de maquillaje si tiene que estar allí mucho tiempo y Baker le dijo que necesitaba que estuviera inmóvil. "Me dijo que iba a ser difícil para él", ríe Baker. "Pero le dije que sólo eran unos pocos días, no como en El Grinch o en El Profesor Chiflado, donde los actores estaban en maquillaje todos los días durante tres meses. Afortunadamente, cuento con grandes artistas de maquillaje. Bill Corso aplicó el maquillaje de Adam. El principal responsable de los aspectos en Click es alguien que trabaja para mí y que patrociné desde Japón, Kazuhiro (Kazu) Tsuji. Kazu es el futuro del maquillaje. Tiene el mismo amor por esto que yo, y creo que por eso nuestro trabajo es tan bueno. Para nosotros no es sólo un trabajo. Realmente amamos lo que hacemos. Y Kazu es un talento increíble. Estaba muy comprometido en el diseño y la confección de las piezas, además de aplicar el maquillaje. Kazu aplicó el maquillaje de Henry y el de David Hasselhoff e hizo las pruebas iniciales", explica Baker.

El maquillaje de gordo de Sandler era una gran pieza de silicona sin costuras. Baker hizo una réplica de la cabeza del actor y la rompió en mil pedazos, como un puzzle. Tardó seis semanas en hacer la réplica, un increíble puzzle de resina de la cara de Sandler que se hizo en un molde sin costuras para que pudiera aplicarse y parecer completamente creíble. "En la película, el personaje de Adam se despierta un día, se mira en el espejo y grita porque ahora pesa unos 130 Kg.", dice Baker. Los días en que se rodaron estas escenas, tardamos aproximadamente cuatro o cinco horas para completar el proceso de aplicarle las piezas faciales de silicona, el maquillaje, el pelo y meterle en su traje de gordo. Finalmente el personaje de Adam se convirtió en un hombre de 130 Kg. en ropa de hacer footing que pone "Extra Jugoso" en el culo. No fue fácil para Adam sentarse durante todo el proceso, pero al final se sintió encantado de haberlo hecho. La recompensa es fantástica".

CANAL COMPRAS