• Inicio Sugerir Modificar

Zodiac


Cartel de Zodiac

Graysmith, un tímido dibujante de chistes, no tenía la distinción ni la pericia de su experimentado y cínico colega Paul Avery, el reportero estrella en temas policiales del San Francisco Chronicle. No tenía los contactos de Avery con el célebre y ambicioso inspector de homicidios del Departamento de Policía de San Francisco, Dave Toschi, y su discreto y meticuloso colega, el inspector William Armstrong. Lo que sí tenía era una perspicacia crucial que nadie esperaba. La demostró por primera vez el 1 de agosto de 1969.

Una Carta al Director escrita de manera rudimentaria llegó en el montón de correo diario. Era una de tres escritas al Chronicle, al San Francisco Examiner y al Vallejo Times-Herald, y su contenido dejó paralizadas las salas de redacción. "Estimado director, soy el asesino…" de David Faraday y Betty Lou Jensen, muertos a tiros el 20 de diciembre de 1968 en Lake Herman Road en Solano County y del asesinato a tiros de Darlene Ferrin y el intento de asesinato de Mike Mageau el 4 de julio de 1969 en el aparcamiento del campo de golf de Blue Rock Springs en Vallejo. No les mencionaba por su nombre, pero daba una precisa lista de detalles que sólo la policía podía conocer. Cada periódico recibió parte de un mensaje cifrado que, al ser descifrado, supuestamente revelaría su identidad. A eso le siguió una amenaza - o lo publican o habrá más muertos. Ningún asesino desde Jack el Destripador había escrito a la prensa ni se había burlado de la policía con pistas sobre su identidad. Zodiac había puesto muy alto el listón de los psicópatas asesinos en los Estados Unidos. Una pareja de Salinas descifró el mensaje. Pero fue Graysmith, un entusiasta de los mensajes cifrados, el que descifró su intención oculta, una referencia a la película muda de 1932 "The Most Dangerous Game".

Siguieron más cartas y amenazas. El 27 de septiembre de 1969 Zodiac actuaría de nuevo, encapuchado y armado con una pistola y un cuchillo de monte, apuñalaría hasta matarla a Cecilia Ann Shepard y dejaría por muerto a Bryan Hartnell mientras la joven pareja estaba de picnic en el lago Berryessa en el condado de Napa. Un mes más tarde, el 11 de octubre, el asesino había vuelto a San Francisco. El taxista Paul Lee Stine fue asesinado de un tiro en la nuca en el elegante barrio de Presidio Heights. Tres días más tarde llegó una quinta carta, la más inquietante de todas: Zodiac le decía a la policía que lo podían haber atrapado esa noche. Peor aún, los escolares estaban en el punto de mira de su pistola. Los liquidaría cuando bajaran del autobús escolar. San Francisco era literalmente una ciudad aterrorizada.

Sin querer, Zodiac había convertido a los detectives Toschi y Armstrong y al reportero Avery en celebridades de la noche a la mañana. Personajes basados en Toschi resultarían ser papeles fundamentales para el lanzamiento de las carreras de tres estrellas del cine. Graysmith continuó dedicado a su papel de detective de sillón manteniéndose al margen, haciendo su aportación cuando Avery lo permitía. Zodiac siempre iba un paso por delante, ocultando sus pistas, salpicando sus cartas burlonas con más amenazas. Y luego se volvieron personales.

     Título original: Zodiac
     Año: 2006
     Duración: 92 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Intriga.
     Fecha de estreno: 18/05/2007
     Calificación: Mayores de 18 años
     Distribuidora: Warner Sogefilms, S.A.

 

Comentario

Fue el ogro por excelencia.

"Los que crecimos allí, en esa época, teníamos ese miedo infantil que se apoderaba de ti. ¿Y si era nuestro autobús? ¿Y si aparecía en nuestro barrio? Cuando eres niño haces de ello un drama mayor porque eso es lo que hacen los niños. Yo crecí en Marin y ahora conozco los lugares donde tuvieron lugar los crímenes, pero cuando se está en la escuela primaria, los niños no piensan en eso. Piensan, `Va a aparecer en nuestra escuela'".

Bienvenidos a la pesadilla de segundo curso de David Fincher.

Al igual que muchos niños que crecieron en el área de la Bahía en los primeros años de la década de los 70, el director David Fincher, que tenía entonces 7 años, estaba cautivado por el invisible monstruo conocido sólo como Zodiac. "Recuerdo de niños hablar del asesino llamando al Dunbar Show. En 1974, nos mudamos y recuerdo darme cuenta de que en otros lugares, otras personas conocían al asesino Zodiac", dice Fincher. Nunca en sus sueños más descabellados se imaginó que tres décadas más tarde le pedirían que imaginase una película que le llevaría a: volver sobre los pasos del asesino con varios de los policías que habían seguido la pista del asesino más famoso de su juventud; revisar 10.000 páginas de documentos y pruebas; entrevistar a las víctimas que habían sobrevivido, a los seres queridos de los que habían muerto y a los familiares de un principal sospechoso. En aquel momento, ese principal sospechoso era un ex-profesor convertido en pedófilo, expulsado y encarcelado por acariciar a niños de primaria.

Fincher también sucumbiría a la necesidad de saber; una necesidad que estimuló la obsesión de un joven dibujante de chistes sobre política del San Francisco Chronicle de resolver el misterio de un asesino. Robert Graysmith canalizaría esa obsesión en dos libros, el best seller Zodiac y su continuación, Zodiac Unmasked, narrando minuciosamente cada hecho y atormentado matiz de lo no probado para los más implicados en las investigaciones en cuatro jurisdicciones, su burlón pero encantador colega Paul Avery y él mismo.

CANAL COMPRAS