• Inicio Sugerir Modificar

Pasado de vueltas


Cartel de Pasado de vueltas

Ricky Bobby siempre ha soñado con conducir rápido -muy rápido- como su padre, Reese Bobby, que abandonó a su familia para perseguir su sueño en las carreras. Al principio, la madre de Ricky, Lucy Bobby se preocupaba por que su hijo también estuviera destinado a convertirse en un temerario sobre ruedas.

Ricky Bobby se introduce por primera vez en los circuitos de carreras como "jackman" (persona responsable de levantar los coches para el cambio de neumáticos) para el descuidado piloto Terry Cheveaux y, accidentalmente, consigue su gran oportunidad para pilotar cuando Cheveaux hace una parada no programada en una carrera para zamparse un sándwich de pollo. Ricky salta dentro del coche y... empieza la balada de Ricky Bobby.

Ricky se convierte rápidamente en una de las grandes estrellas de NASCAR, apoyado por sus chicos de boxes -el gran jefe de equipo Lucius Washington, un trío de imbéciles adorables aunque miembros leales del equipo, Herschell, Kyle y Glenn, además de su compañero en las carreras y mejor amigo de la infancia, Cal Naughton, Jr. Todos ellos forman parte del equipo Dennit Racing, presidido por el millonario Dennit Senior y su pedante hijo, Dennit Junior, cuyos celos hacia Ricky Bobby aumentan con cada victoria.

En poco tiempo, Ricky Bobby se ha colocado en lo más alto del mundo. Tiene todo lo que un piloto de la fórmula NASCAR podría desear -una mujer espectacular, Carley, una mansión en la orilla de un lago, dos hijos traviesos, Walker y el Ranger de Texas una gran confianza por parte de sus patrocinadores y una serie de victorias desde Daytona hasta Darlington.

Su filosofía de "ganar a cualquier precio" le ha convertido en un héroe nacional. Pero, pronto se dará cuenta de que, en las carreras, como en la vida, hay que tener mucho cuidado con las curvas.

Después de que un espeluznante accidente mande a Ricky Bobby al hospital, éste se acobarda y pasa un momento muy duro. Cuando su amigo Cal se queda con su mujer y con su carrera, Ricky Bobby le da la espalda a las carreras y se lleva a sus hijos de vuelta a su pequeño pueblo para vivir con su madre.

Pero Ricky no está hecho para la vida lenta lejos de los circuitos y pronto se desanima. A regañadientes, su madre se dirige a la única persona que cree que puede ayudar a su hijo -su padre separado Reese Bobby. Todavía tiene un par de trucos de piloto para ayudar a Ricky a superar el miedo a conducir.

Ricky Bobby hará cualquier cosa para encontrar el camino de vuelta hacia lo más alto, sean cuales sean los obstáculos que le ponga la vida.

     Título original: Talladega nights: The ballad of Ricky Bobby
     Año: 2006
     Duración: 99 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Acción. Comedia
     Fecha de estreno: 18/08/2006
     Calificación: Mayores de 18 años
     Distribuidora: Columbia Tri-Star Films España, S.A.

 

Comentario

La idea para Pasado de vueltas es creación de los coguionistas Will Ferrell & Adam McKay, que llevan trabajando juntos desde que se conocieron en el escenario de "Saturday Night Live" -donde Ferrell era un miembro novato del reparto y McKay un guionista del show- hace casi diez años. Su colaboración continuó después de dejar el show, más recientemente en la escandalosa parodia de presentadores de los 70, Anchorman: The Legend of Ron Burgundy (producida por Judd Apatow, que también produjo Pasado de vueltas).

Durante años había estado corriendo por sus mentes una comedia sobre NASCAR. "Will y yo hablamos sobre NASCAR mientras él hacía Elf", recuerda McKay. "Estábamos en la ciudad de Nueva York y él estaba decidido a tomarse un descanso antes de empezar a trabajar en Anchorman. Nos dimos cuenta de lo fascinante que se había convertido el mundo de NASCAR. Es titánico. Ni siquiera éramos grandes fans de NASCAR en ese momento, pero en cuanto empezamos a seguirle la pista, nos vimos absorbidos por el fenómeno".

Jimmy Miller, productor de Pasado de vueltas, fue el primero en invitarlos a una carrera NASCAR en Fontana, California, donde experimentaron las emocionantes imágenes, olores y sonidos de una prueba NASCAR.

"En cuanto oímos el rugir de los motores supimos que aquí había algo sobre lo que hacer una película", dice McKay. "Había mucho público -como una ciudad, con campistas y fogatas fuera de cada carrera. Me dijeron que durante la carrera de Talladega (la UAW-Ford 500 en el Superspeedway de Talladega) todos los años, el circuito se convierte en la segunda ciudad más grande de Alabama".

CANAL COMPRAS