• Inicio Sugerir Modificar

La prueba del crimen


Cartel de La prueba del crimen

Durante diez años Joey Gazelle ha compaginado con éxito dos vidas que entran en conflicto, una como adorable hombre de familia y otra como empleado de poca monta de la banda italiana de los Perello en Grimley, Nueva Jersey. Sin embargo, cuando Joey ignora las instrucciones explícitas de la banda que le ordena deshacerse de un arma utilizada en el asesinato a tiros de un policía corrupto durante una venta de drogas frustrada, coloca a su familia, sin querer, en una situación de peligro inmediato.

Joey oculta la prueba incriminatoria en su sótano para utilizarla en el futuro como garantía contra sus jefes, pero el mejor amigo de su hijo, Oleg (Cameron Bright), la descubre y huye con el arma. Inconsciente de que la desaparición del arma puede amenazar la vida de Joey y la suya misma, Oleg la utiliza para herir a su padrastro maltratador, Anzor (Karen Roden), la oveja negra adicta a las drogas de la mafia rusa de los Yugorsky, y luego se escabulle en la noche. Mientras busca en vano, un refugio seguro, Oleg se encuentra y evita a una banda nocturna de delincuentes mientras le persiguen los implacables hombres de los Perello, los Yugorsky y el detective Rydell (Chazz Palminteri), un detective corrupto que está ansioso por aprovecharse de los desastrosos efectos potenciales que podría causar el arma perdida en la todavía débil alianza entre los clanes rivales Perello y Yugorsky.

Mientras tanto, Joey, también implicado en la búsqueda de Oleg y ayudado tanto por su mujer Teresa (Vera Farmiga) como por su hijo (Alex Neuberger), se ha embarcado en una búsqueda nocturna desesperada, no solo para localizar a Oleg y al arma, sino también para salvar su propia vida y su credibilidad en las calles manteniendo en secreto la desaparición del arma a ambas familias.

     Título original: Running Scared
     Año: 2006
     Duración: 122 min.
     Nacionalidad: EE.UU., Alemania
     Género: Acción.
     Fecha de estreno: 20/10/2006
     Calificación: Mayores de 18 años
     Distribuidora: Columbia Tri-Star Films España, S.A.

 

Comentario

Al igual que en sus anteriores éxitos con películas independientes como "The Cooler", el director Wayne Kramer y el productor Michael Pierce vuelven a elegir trabajar al margen de los grandes estudios con "La prueba del crimen", y acudieron a la productora/ distribuidora independiente Media 8 Entertainment. Sammy Lee, de Media 8, vio inmediatamente el potencial del guión de "La prueba del crimen" para un thriller de acción dinámico. "Tras ver 'The Cooler', sabíamos que Wayne podía hacer una película increíble, con gran estilo visual y actuaciones de altísimo nivel", comenta el productor Sammy Lee. "El guión de 'La prueba del crimen' prometía la misma mezcla intensa entre el drama de los personajes y una acción sobrecogedora, así que sabíamos que era una película que encajaría perfectamente con nosotros".

Con sus recursos financieros, Media 8 consiguió dar luz verde rápidamente a la película y cubrir completamente el coste de la producción. (Media 8 también gestionó las ventas y la distribución internacional de la película.) Trabajando con Media 8 en la película, Kramer pudo empezar la producción inusualmente rápido; la fotografía principal empezó solo seis meses después de que Media 8 leyera el guión por primera vez. Mientras empezaba la preproducción, Media 8 también siguió su filosofía de "centrarse en el director" y apoyaron la visión creativa de Kramer -como la decisión de contratar a la, relativamente nueva, actriz Vera Farmiga en un papel principal clave como Teresa. Sammy Lee, de Media 8, dice: "Nuestra categoría de independiente nos permite asumir unos riesgos que los estudios convencionales quizá no podrían permitirse. Pero cuando trabajamos con un director como Wayne, nos gusta hacer todo lo que está en nuestras manos para apoyar su libertad y su visión creativa".

Con "La prueba del crimen", Kramer ha reagrupado a muchos de los dotados miembros del equipo que hicieron de "The Cooler" un proyecto único. El director de fotografía James Whitaker, la diseñadora de vestuario Kristen Burke, el editor Arthur Coburn y el diseñador de producción Toby Corbett, entre otros muchos, han vuelto a unir fuerzas para trasladar la visión de Kramer del guión a la pantalla.

Adoptar influencias cinematográficas similares, como los autores maestros Sam Peckinpah, Michael Mann, Don Siegal y Walter Hill, y el estar especialmente enamorado de los thrillers adultos de principios de los 70, permitió a Kramer y al director de fotografía Whitaker establecer el estilo visual adecuado durante el rodaje de "The Cooler". Pierce reconoce que Whitaker tiene "una visión increíble" y añade, "se entiende bien con Wayne. Se complementan a la perfección".

En "La prueba del crimen", Kramer encargó a Whitaker la creación de "una especie de estilo after-hours, elegante y del submundo". Kramer describe la paleta de colores de la película como arenosa pero muy moderna, con imágenes desaturadas "definidas por el cian, el azul, colores nocturnos, acentuados por destellos ámbar". Whitaker continúa, "la paleta de colores tristes es también un reflejo de la lastimosa y maltratada situación de la mayoría de los personajes".

Kramer explica, "Jim conoce el tipo de iluminación que me gusta, la melancolía y a él mismo le encanta ese estilo".

Como Kramer trabaja al mismo tiempo como escritor y director, no sólo conoce al dedillo a sus personajes, sino que también hace el desarrollo de secuencias en viñetas de casi cada escena de la película y además diseña tomas con steadicam y con grúa. Aproximadamente el 70% del trabajo de cámara de esta película se hace con una steadicam y hubo casi 40 complejas tomas con grúa. En conjunción con la iluminación melancólica, este inteligente y constante trabajo de cámara móvil y la manipulación del medio -por ejemplo, la cámara manual, la desestabilización de imagen y el jugar con la velocidad- reafirma el ambiente límite y amenazador de la película. Whitaker alaba especialmente el trabajo de cámara manual y dice que aporta a la película una sensación desquiciante de adrenalina.

Aunque los directores han ido a la República Checa durante años para hacer películas fantásticas o de época, "La prueba del crimen" marca el primer intento de transformar la antigua Praga en un barrio de clase media baja de Nueva Jersey. Este desafío recayó en el diseñador de producción Toby Corbett, otro ex alumno de "The Cooler".

La producción optó por construir los escenarios interiores en los Estudios Letnany de Praga, rodar la mayoría de los exteriores con vistas amplias de la ciudad y las escenas de conducción en la propia Nueva Jersey. Sus construcciones y su atención al detalle han sido notables".

Las muchas tomas con grúa, incluso los escenarios interiores, y el uso frecuente de la steadicam supusieron exigencias adicionales para el diseñador de producción. Además de los desafíos inherentes que supone transformar la Praga barroca en Nueva Jersey, también tuvieron que asegurarse de que sus escenarios fueran ajustables y lo suficientemente grandes para acomodar todos los movimientos de la cámara. "Ha sido interesante la colaboración con el departamento de producción por lo físicos que eran los propios escenarios y como tuvimos que utilizarlos para trabajar con la cámara".

El edificio más ambicioso de Corbett fue el interior del restaurante Arlington al estilo de los 50, que fue una recreación ligeramente modificada de un restaurante real de Nueva Jersey. Este restaurante 24 horas es un lugar de encuentro central para la mayoría de los personajes a lo largo de la película y recuerda "era un escenario fantástico que todo el mundo disfrutó porque daba la auténtica sensación de que estábamos en Estados Unidos". El escenario de Arlington era tan auténtico que el actor nacido en Nueva Jersey, Jim Tooey, que interpreta al secuaz de los Perello, Tony, entró en el escenario por primera vez y exclamó: "hey, ¡es cómo estar en casa! ¡Es donde voy a desayunar todos los domingos por la mañana!"

Corbett afirma, "Fue fantástico conseguir eso de un actor porque quieres diseñar escenarios que les gusten pero que también den una sensación de realidad para que los actores puedan responder y sentirse como si estuvieran en el mundo donde quieres que estén".

Para el hogar de los Gazelle y el de los vecinos Yugorsky, Corbett seleccionó dos casas adosadas de Nueva Jersey y las recreó en el estudio. Utilizó interiores muy distintos para iluminar el contraste entre la relativamente feliz vida familiar de los Gazelle y la escuálida existencia de la familia inmigrante rusa de la puerta contigua. Corbett recuerda, "Hicimos un trabajo de cámara fantástico donde fui capaz de construir los escenarios uno al lado del otro para poder hacer tomas con grúa entre las dos casas yendo a través de las ventanas; realmente, desarrollar aquellos dos escenarios fue una parte fascinante".

Vera Farmiga, que interpreta a Teresa Gazelle, explica cómo el diseño de producción de Corbett ilumina la dinámica entre las dos familias, "Oleg sufre por dos padres que quieren lo que no tienen. Las casas de los Yugorsky y de los Gazelle son completamente opuestas -incluso el diseño de los escenarios y los colores que se utilizan. La casa de Oleg es muy deprimente y la de los Gazelle es luminosa, con muchos amarillos. La dinámica es muy visual en el diseño de los escenarios. Nuestra familia también tiene sus defectos pero es más feliz", dice Farmiga.

Aunque los diseños de Corbett eran, en principio, escenarios interiores, también creó algunos escenarios exteriores simplemente modificando las fachadas de algunas localizaciones de Praga. Por ejemplo, transformó el exterior de la estación Florenc de autobús de Praga en una estación de autobuses de Nueva Jersey modificando la señalización y parte de la fachada y le dio a la estación de tren el auténtico aroma de la Costa. Este con un tren de cuatro vagones cubierto con graffitis. Para ello encontró un grafitero local que estuvo encantado de poder ejercitar su arte sin miedo a las represalias de las autoridades.

Se puede apreciar otro atributo moderno de "La prueba del crimen" en el diseño de vestuario de Kristen Burke. Burke recuerda que Kramer no quería que la ropa se pareciera a la de "Los Soprano". Dijo, "Quiero que parezca más contemporáneo. Quiero que parezca más hip-hop, especialmente Joey, Sal Franzone y Tommy Perello".

Los diseños de Burke también contribuyeron a los aspectos de cuento de hadas de ciertos personajes tal y como se ven a través de los ojos del joven Oleg. Ella explica, "Wayne y yo habíamos hablado de esto como si fuera un cuento infantil de pesadilla, y esto significa que teníamos que elevar la realidad de todo". Como ejemplo, Burke cita "el aspecto divertido" de los colores presente tanto en el vestuario como en la casa de los secuestradores de Oleg, Dez y Adele.

El veterano coordinador de especialistas y director de la segunda unidad Joel Kramer fue contratado no sólo para supervisar y facilitar las tomas, las secuencias de lucha y las de coches, sino también para asegurar la seguridad de los jóvenes actores que interpretan a Nicky y Oleg, Alec Neuberger y Cameron Bright, enseñándoles lo principal del jockey sobre hielo y el manejo de armas.

"Joel Kramer lo ha hecho todo, desde películas grandes y complicadas donde el dinero no supone un problema hasta películas independientes. Te sientas diez minutos a hablar con Joel y ves que es todo un profesional. Tiene diez formas de hacer cada cosa", explica el productor ejecutivo Andrew Pfeffer.

Joel Kramer alaba el gran trabajo de Wayne Kramer con el storyboard, lo que le ayudó a estar en sintonía con el director. "Wayne hizo muy bien sus deberes. Hay viñetas de todo. De todo. De cada secuencia. Sabe lo que quiere y no se desvía de su camino".

El personaje de Walker se pasa toda la película a la carrera y sufre numerosos percances con peligro de muerte; esto podría haber supuesto un gran desafío para un actor menos atlético. Pero no para Walker. Joel Kramer alaba el don natural de Walter para las escenas que normalmente hacen los especialistas: "Paul es un atleta y tiene la aptitud, la mentalidad y la fuerza mental para hacer la mayor parte de sus escenas de acción. Con Paul es fácil -es surfero, se mueve como un gato".

Dos de las secuencias más realistas y brutales de la película -y las de mayor elaboración y dificultad para preparar y rodar- fueron la escena de apertura en la habitación del hotel y la escena final entre Joey y los clanes Perello y Yugorsky en la pista de hielo.

Chazz Palminteri recuerda que "nos llevó varios días rodar la escena de apertura pero al final quedó increíble. Mucha sangre, pero fueron unas tomas visuales grandiosas. No sólo sangre por sangre. Las tomas de Wayne son muy cinemáticas y con mucho sentimiento. Creo que la gente se va a sorprender con esto".

Pierce defiende el estilo de violencia cinemática de Kramer en estas escenas y explica que "es una historia oscura pero una vez más Wayne empleó su genial habilidad para motearla con momentos de levedad, y hay muchos sentimientos y emoción implicados que justifican la mayor parte de la violencia y el sufrimiento". El productor Sammy Lee se muestra de acuerdo, "La violencia de la película siempre surge de la historia. Es un viaje oscuro y lleno de trampas que siguen los personajes, y de forma natural se encuentran muchos peligros por todo el camino".

Kramer siempre ha estado interesado en distintas organizaciones criminales pero hicimos una investigación exhaustiva, especialmente sobre la mafia rusa, para las escenas con diálogo entre los Yugorsky y los rusos. Dice que, "aunque esta película suponga una colisión entre la mafia rusa y la italiana, yo sobre todo hago películas sobre gente que se rige bajo su propio código de conducta, que vive fuera de las leyes de la sociedad y que luego pagan el precio por hacerlo".

SOBRE LA PELÍCULA

Para el ambicioso proyecto siguiente a "The Cooler", Kramer escogió hacer un thriller rápido al estilo de los 70 con algunos toques modernos. "Este es el guión más ambicioso que he escrito y es lo que más me gusta de todo el rodaje. Creo que es la clase de película que no hace demasiada gente", dice Kramer.

Sammy Lee de Media 8 está de acuerdo y dice, "La película no da descanso, es un viaje completamente imparable. La acción es muy real y creo que la audiencia conectará con su nivel más visceral. La película tiene todo el estilo y el lustre de una película de acción de gran presupuesto, pero mantiene el tono afilado e intransigente de una película independiente".

El compañero de producción de Kramer juzga el guión con múltiples niveles con un entusiasmo similar. "Siempre me ha apasionado esta película. De todos los guiones que ha escrito Wayne, éste es mi favorito". Describe la propia historia como "tejida tan finamente que parece un castillo de naipes".

"Quería hacer algo que pudiera parecer ambiguo para el público durante la mayor parte de la película. Este tipo va detrás de un niño y si no lo encuentra a él y al arma, toda su vida está acabada. Así que nunca estamos completamente seguros de sus intenciones", dice Kramer sobre el personaje Joey Gazelle.

Interpretar el papel de Joey marca uno de los personajes principales de las incursiones iniciales de Paul Walker en un territorio fílmico más maduro. Pfeffer recuerda, "Wayne quería a alguien joven y agresivo y en la mafia de hoy en día no están los típicos gángsteres arquetípicos en los que pensamos cuando cerramos los ojos. Wayne quería que la película fuera muy actual, muy agresiva; eso es lo que le atraía".

Walker puntualiza "cuando leí el guión pensé que era posiblemente lo más interesante que había leído en los seis o siete años que llevo en esta profesión" y agradece la oportunidad de interpretar a un personaje, de alguna manera, incierto. "Esos son mis personajes favoritos", afirma con efusividad. "Estos son los chicos que siempre me gustan en las películas. Me gustan los tipos buenos y malos al mismo tiempo. Así son las cosas ahora, pienso. No todo es blanco o negro como solía ser".

"Paul está fantástico como Joey en momentos en que se alcanzan altos grados de locura que no creo que nadie haya podido ver antes. Es excitante verlo porque él no es el chico de oro que estamos acostumbrados a ver en este tipo de papel", dice Vera Farmiga sobre la sobresaliente actuación de Walker.

Como Oleg proviene de un hogar desestructurado, con inclinaciones hacia la violencia, parecido al de la niñez de Joey, Kramer traza paralelismos entre su viaje y el de Joey. "De alguna manera es parecido al personaje de Pinocho. Él no cree ser un niño real. No tiene una familia que lo quiera. Intenta llegar a formar parte de la otra familia. Está realizando un viaje para completarse y al perseguirle, el personaje de Paul Walker también realiza en suyo. Está pulsando alguna tecla de su pasado, cuando también él mismo fue un niño maltratado. Así que hay varias capas en todo lo que está pasando".

Dudando si Joey trata de protegerle o de acabar con él, el viaje desesperado del joven Oleg le lleva a encontrarse con varios personajes de mala calaña, como Divina (Idalis de Leon) la prostituta, un vagabundo adicto al crack y Lester, el chulo vengativo (David Wachowsky), Dez (Bruce Altman) y Edele (Elizabeth Mitchell), entre otros.

Como estos personajes son vistos a través de los ojos de un niño, Kramer los ha imbuido a todos de proporciones y características exageradas, con tamaños propios de un cuento de hadas. Compara el tumultuoso viaje de Oleg durante la noche como "una metáfora de cuento de hadas de un niño que desciende por la madriguera de un conejo y termina en este mundo donde se encuentra con todos estos villanos de cuento". Incluso el nombre de la propia ciudad -Grimley- es un guiño a los cuentos de los hermanos Grimm.

La mujer de Joey, Teresa, también se ve involucrada en la carrera desesperada para localizar a Oleg. Aunque antes podía tener una venda sobre los negocios de su marido con la mafia, durante el transcurso de esta terrible noche ella también empieza a cuestionarse las verdaderas intenciones de éste con Oleg a medida que toma medidas más y más extremas para recuperar el arma y el niño.

Tras ver a Vera Farmiga en la película "Down to the Bone" por la que fue premiada con el premio a la Mejor Actriz en el Festival de Cine Sundance, los cineastas la contrataron para el papel de la mujer de Joey, Teresa, que aporta los toques morales en la película. Pierce dice, "Ella ha trabajado duro durante años y años. Simplemente va a hacer alucinar a la gente".

Walker está de acuerdo: "Vera es una mujer auténtica. Trabajas con gente como esa y sube la apuesta. Llega y sabe exactamente a donde va y donde tiene que estar".

Farmiga describe el trabajar con Kramer como "una explosión". Continúa diciendo: "él no evita su imaginación, no evita lo que hace que la gente se sienta incómoda, no evita sus principios, su filosofía, sus principios como cineasta. Y no evita divertirse, por lo que todos nosotros pasamos grandes ratos en el escenario".

Kramer y Farmiga hablaron de que su personaje debía ser la moral de la película y ella dice, "para eso es para lo que me contrataron, debía centrarme en sus virtudes. Me encanta como quiere a todo el mundo". Además describe su personaje como que "es muy consciente de que hay un lado oscuro y desconocido en su marido del que no conoce absolutamente nada. Es una interrogante. Pero, de igual modo, lo quiere mucho, mucho y cree en la bondad".

La producción considera unos auténticos aciertos la contratación del nuevo actor Alec Neuberger como Nicky Gazelle y del joven veterano de la industria, Cameron Bright como Oleg Yugorsky. Pierce recuerda que "Se eligió a Alec de entre aproximadamente setecientos posibles jóvenes actores. Fue muy difícil encontrar niños para interpretar este tipo de papeles. Es un personaje muy duro pero Alec lo consiguió".

Farmiga explica, "en realidad la historia se cuenta a través de sus ojos. Nicky y Oleg son el corazón y el alma de esta película". Además añade, "pasé grandes ratos con estos dos chicos -éramos una familia que se quería y que tenía sus problemas dentro y fuera del escenario".

Palminteri, que interpreta al detective Rydell, eleva a la estrella emergente Cameron Bright a la categoría de talento natural. "Es uno de esos chicos que llega y tiene ese algo tan especial. No es frecuente que eso pase. No es que haya estudiado actuación durante años, sino que ha nacido con ese don".

Al ser él mismo director y escritor, Palminteri era profundamente sensible al estilo de dirección de Kramer. "Lo que admiro realmente de Wayne Kramer es que hace un storyboard de todo, por lo que tienes una perfecta visión de lo que tiene en mente. Sólo tienes que confiar y hacer el viaje con él". También está de acuerdo con la apreciación de Walker sobre el guión, "Cuando lo leí por primera vez, me encantó. Pensé que no daba descanso. Si seguía pasando páginas así, sabía que era un guión genial. Desde la escena de apertura en adelante, siempre está en movimiento".

CANAL COMPRAS