• Inicio Sugerir Modificar

Aullidos


Cartel de Aullidos

Un grupo de amigos vuela hasta una isla desierta para pasar el fin de semana. En otros tiempos, la isla había estado ocupada por una unidad especial de investigación canina. Pronto descubren que este hermoso refugio se ha convertido en su peor pesadilla. Inspirada en los clásicos del terror, "Cujo" y "Los Pájaros", The Breed nos introduce dentro de las fauces de una jauría de perros salvajes devoradores de seres humanos, genéticamente predispuestos a cazar y matar. Atrapados y abrumados por el número, los amigos se esfuerzan por burlar y huir de esta terrorífica especie.

     Título original: The breed
     Año: 2006
     Duración: 94 min.
     Nacionalidad: EE.UU., Alemania, Sudáfrica
     Género: Terror.
     Fecha de estreno: 04/08/2006
     Calificación: Mayores de 18 años
     Distribuidora: New World Films Internacional, S.A.

 

Comentario

Para los escritores Peter Wortmann y Bob Conte: "Las historias más aterradoras son las que pueden suceder." "Queríamos escribir un "thriller" que implicase un terrible peligro, pero sin contar con un elemento sobrenatural. Deseábamos que nuestros "monstruos" fuesen cosas que encontramos en la vida, tal y como la conocemos, de modo que aquéllos tendrían que evocar los terrores primarios. Tenemos perros y los adoramos. Aunque no sentimos fobia contra los canes, hemos pasado con ellos - con los dóciles y los no tan dóciles - el tiempo suficiente como para sentir un sano respeto por su capacidad para generar un terror cerval.

Para el director, Nick Mastandrea, era preciso utilizar en la película perros de carne y hueso: "Soy aficionado a la ciencia ficción y a las aventuras fantásticas y muchas de esas películas son formidables. El nivel del diseño informático y del diseño gráfico es tan elevado actualmente que se me ocurrió que sería interesante contar con elementos reales y, si optas por la línea del diseño informático, pueden resultar cosas tales como alienígenas. Pensamos que podíamos intentarlo utilizando perros de carne y hueso y así resultaría más terrorífico.

Cuando yo tenía unos ocho o nueve años de edad, me atacó un perro. Jamás había visto a mi padre moverse con rapidez, salvo para saltar del sofá al frigorífico; ese día, empero, él saltó literalmente por encima de una valla para quitarme el perro de encima. Los perros que usamos aquí son en su mayor parte dóciles, cariñosos y tranquilos; sin embargo, de vez en cuando, cuando pasas junto a una jaula colocada en el plató, saltan hacia tí y sientes miedo. Esto es lo que hace que la película funcione.

CANAL COMPRAS