• Inicio Sugerir Modificar

Una casa en el fin del mundo


Cartel de Una casa en el fin del mundo

En 1967, Bobby es un niño de nueve años muy sensible que observa los años 60: su mensaje de amor y libertad parece embargarle por completo. A principios de los 70, una súbita tragedia deja a Bobby sin familia. El niño establece una relación especial con Jonathan y la madre de éste, Alice, quienes ofrecen a Bobby refugio y un renacido sentimiento de estar vivo.

La amistad entre Bobby y Jonathan se extiende a lo largo de los años hasta la década de los 80 en la ciudad de Nueva York, un lugar donde la gente está constantemente rehaciéndose y redefiniéndose. Allí, Bobby conoce a Clare, la pintoresca compañera de habitación de Jonathan cuyo reloj biológico suena con fuerza, alterando ya para siempre el destino de Bobby y complicando en adelante su relación con Jonathan. La trayectoria de este trío completa la película cuando los tres exploran nuevos territorios, deviniendo pioneros en un terreno virgen.

     Título original: A home at the end of the world
     Año: 2004
     Duración: 104 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Drama.
     Fecha de estreno: 15/09/2006
     Calificación: Mayores de 13 años
     Distribuidora: Manga Films

 

Comentario

Cuando A Home At the End of The World se publicó en 1990, recogiendo críticas entusiastas, el actor Tom Hulce y el director de teatro Michael Mayer leyeron el libro y, sin comunicarse para nada, ambos se sintieron cautivados por la historia. La altamente apreciada novela de Michael Cunningham acerca de un chico que se hace hombre y se enamora de su mejor amigo llegó a lo más hondo de cada uno de ellos, pero por razones distintas. "Era una historia muy singular que se hacía maravilloso narrarla" -comenta Hulce-. "También me recordaba el lugar donde me crié y una amistad que tuve." La reacción de Mayer no se vinculó tanto a su infancia como a su vida ya adulta. "Tenía ya treinta años y estaba empezando a pensar sobre los caminos que había tomado en mi vida y en el modo en que, después de 10 años de vivir en Nueva York, había creado una familia de amigos y colegas. De tal modo que me identifiqué plenamente con la noción de que nacer en el seno de determinada familia no significa necesariamente que sea la familia con la que vivirás el resto de tu existencia."

Además del aprecio que sintieron por la historia, ambos hombres vislumbraron inmediatamente las posibilidades cinematográficas del libro. Seis años después de su trabajo en Amadeus (Amadeus, 1984), por el que fue nominado al Oscar, la carrera interpretativa de Hulce tanto en televisión como en teatro y cine estaba en su punto culminante, pero al mismo tiempo -nos dice-: "mi cerebro estaba cambiando. La particular obsesión por encarnar un personaje concreto se estaba haciendo menos atractiva. En su lugar, la energía se dirigía hacia los retos que supone narrar una historia completa." Fue este estado de su mente el que le llevó a percibir que lo que quería era realizar una versión cinematográfica de la novela de Cunningham, así que procedió a asegurarse los derechos.

CANAL COMPRAS