• Inicio Sugerir Modificar

Derecho de familia


Cartel de Derecho de familia

Ariel Perelman es abogado. Por eso lo llaman Dr. Perelman. (En Argentina a los abogados los llaman doctores, al igual que a los cirujanos y sicólogos. No sé porque) Su padre, igualmente abogado, también es llamado Dr. Perelman.

Pero la confusión que le preocupa a Perelman hijo no es la de los nombres. Perelman hijo esta decidiendo, aunque quizás sin saberlo, si finalmente se convertirá en su padre. O en todo lo contrario.

Está en ese momento de la vida, que uno cree estar alejándose del destino impuesto, pero en realidad solo estamos tomando impulso. Para definitivamente entrar en una orbita heredada, andar por un camino ya transitando, haciendo como si fuera la primera vez. Perelman Padre es un abogado que disfruta de la comunicación humana. Cuenta con una capacidad casi camaleónica de adaptación. Es una especie de Zelig de los abogados. Adopta inmediatamente el lenguaje, rictus o código de su interlocutor, pero nunca involucrándose con el otro. Viudo hace muchos años, su vida transcurre entre los Tribunales de la ciudad, los bares pequeños que lo rodean, y las tardes en su oficina, junto a su incondicional Norita, la secretaria de toda la vida. Con ella no se mimetiza. Quién sabe por qué.

Su hijo, en cambio, pese a tener cientos de clientes, no le conoce la cara a ninguno de ellos. Perelman hijo no trabaja con La Ley. El trabaja en el interior mismo de la Justicia. Es Defensor de Ausentes en el Poder Judicial. Su relación con la Justicia es abstracta. Quizá por eso no comparta el mundo de su padre. Defiende aquellas personas que no tienen rostro, destinadas a vivir dentro de los expedientes. Alguna vez Perelman hijo intento trabajar junto a su padre.

     Título original: Derecho de familia
     Año: 2006
     Duración: 102 min.
     Nacionalidad: Argentina, España
     Género: Comedia.
     Fecha de estreno: 15/12/2006
     Distribuidora: Nirvana Films

 

Comentario

POR QUÉ ESTA PELÍCULA…?

En mi película anterior, (El Abrazo Partido) inicie una reflexión sobre la construcción de la paternidad. Pero quizás por pudor basé la relación padre-hijo en una ausencia y en un conflicto. (Ese vicioso reflejo narrativo de temer a lo ordinario). Fue un primer acercamiento a un momento de la vida de los hombres que considero fascinante. Es el momento de la gran parábola. Cuando nuestros padres inician su decadencia natural, y nosotros nos resignamos a la idea del Ser Adulto. Descubrimos en nuestros padres otras personas. Aunque siempre estuvieron ahí, camufladas bajo el personaje del Hombre Adulto.

Encuentro fascinante explorar sobre este cotidiano proceso de sustitución. Sobre esta dialéctica que establecemos con nuestros padres y con nuestros hijos al inicio de la vida adulta. Nuestros padres se están yendo, y nos cuentan que no son lo que creíamos. Nuestros hijos vienen, y no saben quienes son. Quieren que nosotros se los digamos, y nosotros no tenemos ni la respuesta ni el lenguaje.

Encuentro curioso que el mundo ordinario y transparente de nuestra (o de mi) cotidianeidad esconda este fabuloso misterio. (Por suerte está el cine que puede desnudar, incluso, lo invisible).

Daniel Burman

PS: Pese a todo, les juro que la película es una comedia.

CANAL COMPRAS