• Inicio Sugerir Modificar

Los amigos del novio


Cartel de Los amigos del novio

La película, ambientada en un barrio de las afueras de Nueva York, es la historia de Paulie, y las preocupaciones de éste, a una semana de casarse con su novia embarazada Sue. Las ideas de la madurez, la paternidad y la responsabilidad que conlleva aparecen como los temas que hilan este film sobre varios hombres que se enfrentan a los cambios que están ocurriendo en sus vidas. Paulie ha escogido a sus cuatro mejores amigos para acompañarle en el gran día, pero cada uno tiene sus propios problemas, causados por las futuras nupcias. El hermano de Paulie, Jimbo no quiere aceptar su infertilidad, el primo Mike está obsesionado con una de sus exnovias, mientras que otro de los amigos de Paulie, Tc, se marchó misteriosamente de la ciudad hace ocho años, y ha vuelto para admitir su homosexualidad ante sus amigos, algo que sabe que debe hacer aunque sea a regañadientes. Dez, el único de la pandilla que se ha casado y que ha tenido hijos, quiere revivir sus días de gloria y volver a juntar al grupo de música que tuvieron en el instituto.

     Título original: The Groomsmen
     Año: 2006
     Duración: 98 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Comedia.
     Fecha de estreno: 22/09/2006
     Calificación: Mayores de 13 años
     Distribuidora: Deaplaneta S.L.

 

Comentario

Dentro de una semana, Paulie (Ed Burns) se casará con su bella prometida Sue (Brittany Murphy), que está embarazada. Sin embargo, antes del gran día, se reencuentra con los cuatro mejores amigos que le acompañarán en el gran día para disfrutar de una última semana de adolescencia. Paulie sabe que va a tener que madurar, por difícil que le resulte.

Cuando Paulie se reúne con sus amigos de toda la vida -su hermano Jimbo (Donal Logue), su primo Mike (Jay Mohr), Dez (Matthew Lillard) y T.C. (John Leguizamo)-, con los que compartió su adolescencia en un barrio de las afueras de Nueva York, no puede evitar tener la sensación de que va a perder una parte vital de su ser.

Sin embargo a los demás también les está afectando la futura boda. Jimbo (Logue) tiene sus propias frustraciones y resentimientos, que mantiene en secreto, pero cuando su hermano se prepara para dar el gran paso, Jimbo no puede evitar sentir que Paulie ha logrado todo lo que él no ha conseguido, y se esfuerza por que Paulie no cometa los mismos errores que él.

T.C. (Leguizamo) vuelve al barrio tras una ausencia de 8 años. Se marchó sin decirle nada a nadie y lleva una década sin hablar con su padre, ni con sus amigos de la infancia. Mientras tanto, el primo Mike (Mohr) nunca le ha perdonado a T.C. que le robara algo antes de marcharse de la ciudad, y por abandonar -inconscientemente- a sus amigos cuando se marchó a Manhattan. Para Mike todo ha seguido igual, aunque eso no significa que le haya ido bien del todo: todavía vive con su padre y echa de menos a una exnovia que, tras dejarlo con él, ha seguido con su vida.

Por el contrario, Dez (Lillard) abrió un bar en el pueblo y se casó con su amor del instituto, forjándose lo que parece ser una vida perfecta. A pesar de que no se ha convertido en la estrella del rock que siempre quiso ser, con su apoyo, sus hijos pequeños quizá puedan lograrlo.

Cuando la pandilla vuelve a reincorporarse a su vieja rutina de partidos de béisbol y ensayos con el grupo en el que habían puesto todas sus esperanzas, salen a la superficie sus miedos, ilusiones y errores. Forcejean con los conceptos de la paternidad, la honestidad y la responsabilidad al intentar librarse de una adolescencia prolongada, o de una prematura crisis de los cuarenta. Según se va acercando el día de la boda, Paulie comienza a ver que a pesar de que las amistades pueden cambiar, los amigos nunca se pierden y la vida sigue albergando grandes sorpresas, incluso cuando uno se hace mayor.

Bauer Martinez Entertainment en asociación con Defender Films presenta una producción de Marlboro Road Gang, LOS AMIGOS DEL NOVIO, escrita, dirigida y producida por Edward Burns (Las aceras de Nueva York, Los Hermanos McMullen). Esta comedia sobre la madurez, ambientada en Nueva York, cuenta con un aclamado y diverso reparto de actores entre los que destacan el propio Burns, John Leguizamo, Matthew Lillard, Donal Logue, Jay Mohr y Brittany Murphy, junto con Shari Albert, Jessica Capshaw, y Heather Burns. Ha sido producida por Philippe Martinez, Aaron Lubin y Margot Bridger, con Karinne Behr, David Gorton y Walter Josten como productores ejecutivos. El director de fotografía William Rexer II, el supervisor de producción William Perkins, la diseñadora de producción Dina Goldman, la diseñadora de vestuario Catherine Marie Thomas y el montador Jamie Kirkpatrick han formado parte del equipo creativo que ha trabajado detrás de la pantalla. El casting ha corrido a cargo de Laura Rosenthal y Ali Farrel, y la música original ha sido compuesta por Robert Gary y P.T. Walkley. Tracy McKnight ha supervisado la música.

Desde su aclamado debut con Los Hermanos McMullen, las películas del realizador Edward Burns cuentan profundas historias ambientadas e inspiradas en Nueva York, ciudad que adora, y en personajes que conoce. LOS AMIGOS DEL NOVIO nació como una comedia un tanto basta, pero Burns le dio carpetazo sin que llegara a filmarse. "Posteriormente, cuando me casé, empecé a analizar todas las cosas que conlleva planear una boda", dice. "De hecho, mi mujer me sugirió que rescatara el guión y le echara un vistazo, para intentar escribir una versión más realista de las cosas que pasan antes de una boda. Así fue como me reencontré con LOS AMIGOS DEL NOVIO. Ya no me interesaban tanto las cosas que tienen que hacer los padrinos según se va acercando el gran día. Ahora quería que fuera la historia de unos treintañeros que llegan a una edad en la que deberían comportarse hombres, pero a los que les supone un gran reto separase de su yo adolescente".

Burns, que fue padre hace unos años, también estaba pensando en la paternidad cuando escribió el guión. "No es la primera vez que creo una historia sobre padres e hijos", dice. "Pero en esta ocasión le he dado la vuelta a la tortilla, esta vez soy yo el que se pone en el papel del padre. Veo la relación desde otra perspectiva".

Cuando dio con la idea que quería transmitir, la historia empezó a tomar forma, en parte inspirada en una de las películas favoritas de Burns, dirigida por el legendario Federico Fellini. "Un filme en el que me inspiré a la hora de contar esta historia fue I, Vitelloni de Fellini", dice Burns. "Cuando vi la película me sentí identificado inmediatamente con ella, dados los paralelismos con mis propios amigos y la especie de comunidad o barrio en el que crecí". Burns añade que tanto la película de Fellini como la suya narran una historia "ambientada en un pueblo costero sobre un grupo de buenos amigos que son demasiado mayores para comportarse como se comportan".

"Comportarse mal a los treinta no es tan divertido como hacerlo a los veinte", dice John Leguizamo (Ice Age: La Edad de Hielo y Ice Age 2: El deshielo y Urgencias, en televisión), que interpreta a T.C. De los cuatro amigos, T.C. es el único que se marchó del barrio. Ahora vuelve para la boda de Paulie, aunque tiene un secreto que debe contarles finalmente a sus amigos. "T.C. es el típico tío que se marchó porque se sentía diferente", dice el actor. "Abandonó Long Island para instalarse en Manhattan, fue a la universidad y tiene una vida totalmente diferente de la que tenía cuando vivía con su pandilla. Supongo que siente que echaba algo de menos de su ciudad natal, algo que tenía en su juventud. Aunque se ha encontrado a sí mismo, sabe que no se sentirá realizado hasta que vuelva a casa y les cuente su secreto a sus amigos. Así que para eso ha vuelto: para confesarse".

Dez, interpretado por Matthew Lillard (Scooby Doo 1 y Scooby Doo 2: Desatado), "se casó con su chica del instituto, a la que dejó embarazada a los 21 años. Ahora es padre de dos hijos", dice el actor, "al igual que yo. Una de las cosas que más ilusión me ha hecho es poder ver la primera escena que rodé. El primer día empezamos a las doce de la noche y creo que rodamos hasta las 12:30 del mediodía. Hicimos unas tres páginas. Fue una escena en la que le digo a Paulie, 'Tío, ¿qué es la vida sin hijos? No es más que tiempo libre. ¿Y qué es el tiempo libre?". Recuerdo que esa noche, cuando conducía de vuelta a casa, me di cuenta de que esas eran las palabras más certeras que había dicho en una película. Para mí ha sido muy emocionante como actor. Esta vez no estoy escapando de un fantasma, ni huyendo de cosas terroríficas. Lo mejor de trabajar en una película de Ed Burns es que se tratan temas que me interesan como hombre".

Lillard, que ha interpretado a "amigos graciosillos" en casi todas sus películas, disfrutó con la oportunidad de dar vida a un personaje más mayor y sabio. "Cuando leí el guión por primera vez, no me dijeron qué papel interpretaría, así que pensé que -dada mi trayectoria de graciosillo- me cogerían para el primo Mike", dice riéndose. "Estoy encantado de poder decir que no soy el amigo graciosillo. Esta vez, por raro que parezca, yo, Matthew Lillard, soy el ilustrado del grupo, lo cual es sorprendente y un motivo perfecto por el que ir a ver la película".

Jay Mohr (Jerry Maguire, ¿Cuándo llegamos?) da vida al primo Mike, que vive en casa con su padre e intenta convencer a su exnovia (Jessica Capshaw) de que vuelva con él. "Mike es primo de Paulie y Jimbo", dice Mohr. "Es como un 'Guido' irlandés con un corazón de oro".

Mohr creó el personaje a partir de una voz. "Cuando leí el guión por tercera vez, me vino a la cabeza la voz del primo Mike, que habla con una entonación muy rara y diferente", dice. "Cualquier frase que diga se convierte en algo tierno, y él, en el fondo, es un tipo muy dulce. Me gustó mucho la dicotomía del primo Mike, que actúa como un bruto cuando en realidad es un tío sensible y agradable en el que puede confiar el personaje de Ed Burns. Es un ser muy sensible. Le gusta escuchar la canción de The Motels Only the Lonely mientras conduce su coche".

Brittany Murphy ya ha trabajado antes con Burns, en Las aceras de Nueva York. Según ella, el director crea el ambiente de la película a través del reparto. "Sue se parece mucho a mí, y eso es gracias al buen hacer de Eddie a la hora de elegir al elenco de actores. Creo que mucho del trabajo de Burns está en el proceso de selección de los intérpretes. Consigue buenas interpretaciones porque escoge a personas que tienen, o que obtienen, algunas de las cualidades de los personajes que ha creado".

Leguizamo está de acuerdo. "Es una combinación muy interesante", dice. "Todos están hechos para sus papeles o se han convertido en los personajes que interpretan. Así que el rodaje no dista mucho de lo que ocurre cuando pasamos tiempo juntos fuera del trabajo. El primo Mike es Jay y Jay es el Primo Mike. No se puede distinguir el uno del otro".

Donal Logue (El encanto de Steve, y la próxima El motorista fantasma) interpreta a Jimbo, el hermano de Paulie, cuyas propias preocupaciones por el matrimonio y la paternidad se van acelerado según se acerca la boda de su hermano. "Jimbo sufre una especie de rivalidad fraternal porque ve que Paulie, el pequeño, tiene su vida bajo control, siempre ha hecho lo que ha querido y ha perseguido su sueño", dice Logue. "Se va a casar, va a tener hijos, y va a hacer todo lo que Jimbo no ha hecho. Cuanto más se encauza la vida de su hermano, más claro ve que su vida está completamente fuera de control".

Para Logue, LOS AMIGOS DEL NOVIO capta la sensación de pueblo pequeño, que está desapareciendo de Estados Unidos a marchas forzadas. "Me gustan las películas que te sitúan en el espacio y el tiempo y hablan de unos personajes concretos, como Diner que presentaba a un grupo de amigos de Baltimore. En esta ocasión tenemos a unos hermanos y a una pandilla de Long Island", dice. "Antes había una especie de estilo generacional americano, películas que hablaban de lo que hacemos en verano o de los partidos de las liguillas de béisbol, pero ahora parece que está desapareciendo, como si nunca pudiera volver a existir en Estados Unidos. Nuestros hijos no podrán vivirlo. Esta película es un pedazo de esa vida de barrio, de pueblo pequeño, de esa vida de pandilla. Es una muestra del American way of life".

Burns siente que los barrios de las afueras no han sido retratados fielmente en las películas de las últimas décadas y quería expresar su propio afecto por ese estilo de vida en LOS AMIGOS DEL NOVIO. "He visto películas que presentan una visión muy poco favorecedora de la vida en las afueras, como si esas zonas fueran la causa o las responsables de mucha de la disfuncionalidad de nuestra época", dice. "A pesar de que ya no vivo en las afueras, sigo tiendo una historia de amor con ellas. Así que esta película nació en parte como una reacción a algunas de esas otras películas, pero principalmente surgió del hecho de volver la vista atrás hacia el mundo en el que crecí para dar una imagen realista de él".

"Cuando un pajarillo amenaza con caerse del nido, el resto de la familia puede atraerlo de nuevo hacia dentro", dice Logue, cuyo personaje podría estar viviendo una de las crisis más dramáticas del círculo de amigos. "Esa es una de las cosas buenas de la vida familiar de los barrios de las afueras".

Burns rodó la película durante varias semanas en los barrios de City Island, en el Bronx, y Ditmas en Brooklyn, aunque no se suele pensar en ninguno de los dos sitios al hablar de Nueva York. Burns y el director de fotografía William Rexer han creado una imagen idílica de la vida en las afueras, con parques de un verde vibrante, céspedes uniformes y casas victorianas mantenidas con amor. Como dice Burns, es "una carta de amor a Nueva York. Somos realizadores de Nueva York y es importante que contemos historias de la ciudad, pero es más importante aún que las contemos en la ciudad de Nueva York. Es difícil hacerlo cuando se trabaja con presupuestos tan apretados como los nuestros, pero el equipo de producción, Margot Bridger, Aaron Lubin y William Perkins, ha estirado mucho nuestro presupuesto de 3,2 millones de dólares. Hemos exprimido la ciudad de Nueva York todo lo que hemos podido".

"Eddie es un realizador práctico y funcional", añade Brittany Murphy. "Con él todo fluye, y el resultado es maravilloso. Es el único guionista/director con el que he trabajado que cuando alguien se equivoca con una parte del guión, dice 'Si te sigues equivocando es porque esa frase no debería estar ahí, porque no es orgánica y no parece real.'" Murphy recuerda que la gente le preguntaba si su última película con el director, Las aceras de Nueva York, tenía muchos diálogos improvisados. "La respuesta es que no", dice. "Sus películas son muy naturales, fluyen muy bien; Eddie es así y así son sus rodajes. Todo el mundo está aquí porque quiere estar, porque Eddie les cae bien y porque les gusta trabajar con él. Es increíble trabajar rodeados de esa energía todos los días".

Lillard, que acaba de terminar la película de gran presupuesto Scooby Doo 2: Desatado, disfrutó con el "escenario de guerrilla" del rodaje de Burns. "He pasado de una película en la que hacen falta tres días para filmar tres páginas a filmar tres páginas antes de la hora de comer", dice. "Todos estamos aquí porque amamos esta película, su aspecto creativo y su aspecto artístico. Eso es lo mejor, que tiene un gran espíritu, y es muy emocionante formar parte de ello".

Leguizamo está de acuerdo en que, al ser actor además de director, Burns sabe hacer que los intérpretes se sientan cómodos y llenos de energía en los ambientes que crea. "Deja que improvises para que encuentres a tu personaje y le des vida, pero te frena un poco cuando hace falta", dice. Jay Mohr añade, "Esa es la manera que tiene de dejarnos llegar a los personajes. Y aunque está abierto a las sugerencias, no teme decir 'No, no me gusta esa idea.'"

El propio Burns dice que pasa demasiado tiempo trabajando en el guión para dejar que los actores se pasen con sus personajes y los distancien de donde quería llevarlos originalmente. "Creo que lo mejor que se puede hacer como realizador es escoger a actores a los que respetas, que se parecen mucho a los personajes que has escrito, para luego no tener que interferir mucho y dejar que les den una vida propia", dice.

El resultado es un reparto y un equipo técnico que se unen para darlo todo con el propósito de hacer la mejor película posible. "Es muy divertido", dice Mohr. "Es como quedar con los amigos, con la pequeña diferencia de que hay cámaras por todas partes".

La sensación de fraternidad y camaradería impregnan la película de Burns. "Es como un Reencuentro para el nuevo milenio", dice Leguizamo. "Todos tienen treinta y pico o treinta y muchos años e intentan entender la vida, pero cuando se reúnen para la boda se encuentran con una gran oportunidad para limar asperezas, dar carpetazo a cuestiones pendientes, pasárselo muy bien y portarse muy mal".

"Son tíos que hace cosas típicas de tíos -se pelean, se van de pesca, tocan en un grupo", dice Logue. "Ha sido genial, muy divertido".

CANAL COMPRAS