• Inicio Sugerir Modificar

Algo parecido a la felicidad (Stesti)


Cartel de Algo parecido a la felicidad (Stesti)

Monika, Tonik y Dasha se criaron juntos en una barriada a las afueras de una pequeña ciudad industrial. Ahora los tres amigos de infancia son adultos y luchan con el deseo, la soledad, el anhelo y el fracaso.

El novio de Monika ha emigrado a Estados Unidos en busca de riqueza y éxito, y ella no pierde la esperanza de que pronto le mandará un billete para que se reúna con él. Tonik ha huido de un hogar conservador donde se ahogaba y se ha refugiado con su excéntrica tía; juntos defienden a capa y espada una pequeña granja medio derruida amenazada por el vecino complejo industrial. Dasha tiene dos niños pequeños y un amante casado que la engaña. Es una mujer frágil, impredecible, que se acerca cada vez más al abismo de la desesperación y se vuelve muy agresiva con sus seres más queridos. Aunque ninguno de los tres está dispuesto a admitirlo, cada uno de ellos anhela algo que tienen los otros. Este deseo les ata con una amistad compleja, difícil y apasionada.

El estado mental de Dasha empeora y la ingresan en un centro psiquiátrico. Monika teme que pierda la custodia de los niños y se ocupa de ellos. Cuando Tonik propone ayudarla - para empezar, le ofrece su casa -, descubre que la ama en silencio. Para Tonik es un nuevo comienzo, una nueva oportunidad, pero a pesar de sus esperanzas, esta feliz familia no es más que un juego temporal. Monika espera para huir a la tierra de las oportunidades, los niños no son más que un préstamo y siempre hay una fuga en las tuberías de la granja.

     Título original: Stesti
     Año: 2006
     Duración: 102 min.
     Nacionalidad: Checoslovaquia, Alemania
     Género: Drama.
     Fecha de estreno: 08/09/2006
     Distribuidora: Golem Distribucion, S.L.

 

Comentario

¿De qué trata ALGO PARECIDO A LA FELICIDAD?

Básicamente es una película acerca de unos jóvenes que se convierten en adultos. Monika se convierte en mujer y Tonik en hombre cuando juntos hacen frente a las dificultades, mientras intentan descubrirse a sí mismos y saber de qué madera están hechos.

¿Es un tema muy personal para usted?

Es un tema común a la mayoría. Todos nos preguntamos quiénes somos, qué hacemos aquí. Cada uno de nosotros lo resuelve a su manera, no puede considerarse un tema que solo me atañe a mí.

¿Cómo escogió a los actores?

Escribí el guión pensando en Tatiana Vilhelmova, Pavel Liska, Anna Geislerova y Marek Daniel.

¿La película es una ficción o se basa en algunos hechos reales?

La relación entre Tonik (Pavel Liska) y Monika (Tatiana Vilhelmova) viene más de mi imaginación que de cualquier experiencia. Sin embargo, la situación en que un chico ama a una chica que es su mejor amiga, en que la chica le quiere, pero no le ama porque tiene a otro, es una relación arquetípica. La historia de Dasha (Anna Geislerova) sirve de catalizador. Gracias a sus problemas, Monika y Tonik acaban conociéndose más profundamente. Monika se da cuenta de que Tonik la apoya en momentos críticos, se da cuenta de que es un hombre. Para Tonik es más fácil porque siempre ha amado a Monika. La ama desde el primer momento en que la vio y probablemente la ame siempre. Para él, todo se resume a esperar pacientemente.

El guión sufrió muchos cambios durante el rodaje. ¿Decidió hacer esos cambios o habló con los productores y los actores? ¿Está abierto a sugerencias?

Siempre estoy abierto, lo que significa que además de torturarme a mí mismo, torturo a los demás. No tengo ningún concepto definido, no creo tener todas las respuestas. No soy un auténtico profesional, más bien un eterno aficionado.

Tonik tiene un dilema: quedarse en la granja con su tía o regresar al edificio donde vivía con sus padres.

De hecho, Tonik no se enfrenta a este dilema. Es feliz viviendo en la granja. Su idea de la felicidad, su sueño desde que era niño, es acabar viviendo ahí con Monika. Al final de la película entiende que su sueño no tiene sentido. La granja está medio en ruinas y siempre lo ha estado. Rodeada de fábricas, chatarra y pozos de minas, la naturaleza ha desaparecido. Tonik se despierta de su sueño infantil.

Y usted, ¿qué prefiere, la ciudad o el campo?

Personalmente prefiero el campo. Me gusta el aire fresco, la naturaleza y el silencio. No es necesario tener a cientos de personas alrededor cada día.

Siempre se aconseja no rodar con animales o con niños... ¿Lo considera un buen consejo?

No fue fácil. No rodamos mucho con animales. Al principio queríamos dar cierto protagonismo a una cabra, pero, por suerte, abandonamos la idea muy pronto. Después de algunos problemas, la eliminé del guión, pero no podía hacer lo mismo con los niños. Rodar con niños es difícil porque hay que adaptarse a ellos, entenderlos para que interpreten de forma natural. Nunca les dijimos cómo debían reaccionar, todo fue espontáneo. Fue necesario crear un ambiente en el que pudieran actuar con naturalidad. Supuso un trabajo tremendo, una auténtica aventura. Sinceramente, nunca sabíamos qué pasaría con la escena que rodábamos. Los actores estaban obligados a responder a acciones totalmente inesperadas. Las escenas con los niños siempre tomaban caminos insospechados. Aportaron autenticidad a la historia, mucha fuerza. De hecho, la película gira a su alrededor. Los niños son el tesoro de la película, como en la vida real.

ALGO PARECIDO A LA FELICIDAD también es una película acerca de la amistad. ¿Los amigos significan mucho para usted?

La amistad es una de las fuerzas básicas más positivas de las que el hombre disfruta en este mundo. Gracias a Dios, tengo muchos amigos. La amistad y el amor nos permiten superar las dificultades a las que nos enfrentamos, son nuestras razones para vivir.

CANAL COMPRAS