• Inicio Sugerir Modificar

Mi super ex-novia


Cartel de Mi super ex-novia

Matt Saunders es un chico atractivo cercano a los treinta que no ha afrontado todavía una cita seria en lo que lleva de vida. Aunque posee una torpeza encantadora, no parece encontrar una chica para él. Es entonces cuando conoce a Jenny Johnson, una chica atractiva pero algo excéntrica que no se parece en nada a ninguna otra chica que Matt haya conocido antes. Matt se siente el hombre más afortunado de la tierra cuando se entera de que su chica es en realidad G-Girl, la superheroína más fantástica que jamás haya existido. ¡No puede ni imaginarse las posibilidades que esos superpoderes pueden aportar a su relación! Pasan momentos maravillosos juntos y llevan su vida sexual hasta límites nunca antes imaginados... Pero tras la emoción del principio, Matt rompe con Jenny al descubrir su excesiva dependencia y su gran vena neurótica. Sin embargo, pronto se da cuenta de que una superheroína despechada puede ser de lo más sufrido. G-Girl despliega sus superpoderes para humillarle y atormentarle, no dejándole desaparecer de su vida hasta ver la de Matt convertida en un auténtico infierno.

     Título original: My super ex-girlfriend
     Año: 2006
     Duración: 95 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Comedia.
     Fecha de estreno: 22/09/2006
     Calificación: Mayores de 13 años
     Distribuidora: 20Th. Century Fox Home Entertainment Epaña, S.A.

 

Comentario

Romper es duro, pero a veces puede ser simple y llanamente peligroso. En la comedia de Ivan Reitman, MI SUPER EX-NOVIA, escrita por Don Payne, Matt Saunders (Luke Wilson) piensa que finalmente ha encontrado a la novia perfecta, la guapa Jenny Johnson (Uma Thurman) - quien resulta ser la superheroína G-Girl. Cuando Jenny / G-Girl se convierte en demasiado posesiva, Matt quiere dejar la relación… pero ¿cómo romper con una mujer que puede volar, levantar coches y hacer agujeros en el acero con su visión térmica? Una mujer despechada, Jenny / G-Girl desata toda la ira de su superpoderosa furia mientras intenta boicotear el nuevo romance de Matt con su compañera de reparto Hannah Lewis (Anna Faris).

Matt rompe el corazón de Jenny. Ahora ella está a punto de romper todo lo de él.

Ivan Reitman es uno de los realizadores más exitosos de comedia de todos los tiempos. Entre sus numerosos trabajos como director se pueden destacar "Los cazafantasmas", "El pelotón chiflado", "Los incorregibles albóndigas" y "Los cazafantasmas 2". Además, ha sido productor o productor ejecutivo de éxitos como "Aquellas juergas universitarias", "Road Trip (Viaje de pirados)", "Partes privadas" y "Desmadre a la americana". Para su último nuevo filme, Reitman estaba buscando una revisión fresca al género. "No era fácil", dice Reitman. "Hemos visto un montón de comedias con un elemento romántico, y la mayoría parecen responder a un patrón muy marcado: Chico conoce chica, chico pierde chica durante un tiempo y luego la recupera".

Reitman encontró esa idea nueva que estaba buscando en un guión original de Don Payne, veterano guionista y coproductor ejecutivo de "Los Simpson". El guión de Payne, titulado MI SUPER EX-NOVIA, cambiaba el clásico patrón de la comedia: el "chico" se enamora de una "chica" y descubre que ella es una superheroína. Llevando la idea más allá, Payne hizo a su superheroína neurótica, desesperada y pesada - la triple gemela de la pesadilla del amor.

"Aunque el personaje femenino principal sea el de una superheroína, el guión de Don no era una historia de cómic", dice Reitman. "No es una película de superhéroes. Es una comedia anclada en la realidad. Incluso aunque no te gusten los cómics o las películas de superhéroes, hay mucha diversión en MI SUPER EX-NOVIA. Los diálogos de Don resultan naturales, contemporáneos, agudos y divertidos".

El amor de Payne por la comedia - que queda patente en la serie cómica más importante de la historia, "Los Simpson" - se une a lo que él llama su "pura chaladura".

"Crecí leyendo un montón de cómics y todavía hoy me encantan los cómics, para disgusto de mi mujer", dice Payne. "Es una fantasía estúpida tener a una superheroína de novia, y pensé que sería una idea divertida tener a un chico común y corriente saliendo con una superhéroe con resultados desastrosos".

Payne señala que la idea de una mujer con superpoderes saliendo con un chico normal había sido explorada previamente; las comedias de situación televisivas "Embrujada" y "I Dream of Jeannie" son dos ejemplos destacados de ello. Pero Payne añade un nuevo giro a la idea. "Me preguntaba qué pasaría si acaba mal la relación entre un chico normal y una superheroína. ¿Qué pasaría si él empieza a darse cuenta de que a ella se le va un poco la cabeza? "No va a ser la clase de novia loca que esperas", dice en una declaración grandilocuente.

La superheroína de Payne es Jenny Johnson, una aparentemente típica y actual chica de Nueva York que trabaja en una galería de arte. Jenny, como la mayoría de la gente soltera, desea tener a una persona especial en su vida. Pero ella se siente continuamente frustrada en su intento de conseguir al "Sr. Perfecto" debido a su otro "trabajo"… el de la superheroína G-Girl.

"Jenny se ha hecho mayor para estar todo el día haciendo proezas salvadoras", dice Reitman. "No tiene el temperamento necesario para ser una superheroína ni el temperamento para el amor".

A la hora de seleccionar a la actriz que encarnara a Jenny / G-Girl, Reitman sabía que tenía que encontrar a una actriz que pudiera hacer todas las escenas de acción y riesgo del personaje y que también tuviera el talento cómico que se necesitaba. Según Reitman, había una única opción: Uma Thurman.

"¿Quién más podría interpretar este papel?, pregunta. "¡Uma es un efecto especial en la vida real! Es una actriz maravillosa, bellísima y ya había hecho con anterioridad escenas de riesgo en las películas de 'Kill Bill'".

Thurman estaba deseosa de hincarle el diente a las superheroicidades y superneurosis de Jenny. "Me encantaba la idea de que Jenny fuera vulnerable, neurótica y una superheroína", afirma la actriz.

Thurman señala que su instinto respecto a aceptar el papel estaba plenamente justificado. "No me he divertido nunca tanto haciendo una película", señala. "Me encanta hacer comedia; es una de mis pasiones. No ves muy frecuentemente a un personaje femenino protagonista como el de Jenny. La mayoría de las veces está enfadada y eso es muy divertido de interpretar. Ivan [Reitman] me animó a interpretar a Jenny todo lo abiertamente que fuera posible, y a tomar el riesgo de hacer que mi personaje pareciera haberse vuelto loco".

A primera vista - o en la primera cita - Jenny parece ser todo un partido; es una mujer alegre, vibrante y muy guapa. Pero como Reitman señala, no pasa mucho tiempo hasta que el protagonista de la historia, Matt Saunders, se da cuenta de que hay algo que no encaja en Jenny. "Ella es una persona muy verbal", dice el director. "Básicamente, habla por los codos, y no ha aprendido todavía el refinado arte de la autocensura".

Tratar a Jenny es mucho, pero que muy mucho, para un tipo normal como Matt. Matt, al que da vida el actor Luke Wilson, es un exitoso arquitecto que, como la mayor parte de la gente soltera (incluyendo a su futura y odiosa novia Jenny), está buscando el amor. Él es el actor que da el pie a la protagonista en la historia y, dice Reitman, es el corazón de la película. "Luke encarna a la perfección la quintaesencia del hombre medio en los Estados Unidos", dice Reitman. "Es un tipo simpático con un gran tempo cómico".

"Pensé que el guión era muy divertido e, igualmente importante, tenía mucho corazón", dice Wilson. "Es una historia con la que todos nos podemos identificar; todo el mundo ha tenido alguna relación penosa, y la conexión entre Matt y Jenny es definitivamente penosa… y muchas cosas más".

Dadas las habilidades de Jenny, incluso hacer el amor con ella se convierte en una arriesgada proposición. De hecho MI SUPER EX-NOVIA responde a la muy debatida cuestión: ¿Cómo sería el sexo con una mujer con superpoderes? "Nuestra sensación es que sería fantástico y doloroso", dice Reitman, quien trabajó estrechamente con Don Payne para encontrar una forma original, dentro de los límites de una deseada calificación para mayores de trece años, de reflejar el sexo con superpoderes. La primera vez que Jenny y Matt se acuestan, la cama va de un lado a otro golpeando la pared; otro encuentro amoroso tiene a Jenny y a un casi histérico Matt uniéndose al "Club del Amor Aéreo"… lo único que sin avión, claro.

Después de sus intensas cópulas y de la creciente percepción de Matt de las implacables neurosis de Jenny, éste se da cuenta de que debe romper con ella. Pero no hay nada peor que una supermujer humillada, y Jenny busca venganza. Para empezar, hace pedazos el techo de la casa de Matt, dejando un boquete considerable. Luego le cuelga de una de las puntas de la corona de la Estatua de la Libertad, y destroza su Mustang antes de ponerlo en órbita. Y eso es sólo para empezar.

Jenny está también decidida a destruir la floreciente relación de Matt con su compañera de trabajo Hannah, interpretada por la actriz Anna Faris de la famosa saga cinematográfica "Scary Movie" (1-4). Hannah, que acaba de terminar una nada satisfactoria relación con un vacuo modelo de ropa interior, y Matt comparten una profunda amistad que rápidamente se transforma en pasión.

Faris dice que le encantó la mezcla de realidad y extravagancia presente en la historia. "MI SUPER EX-NOVIA me recordaba a 'Los cazafantasmas', de Ivan", dice. "En nuestra película, todos en Nueva York ven natural el hecho de que haya una superheroína que regularmente evita todo tipo de desgracias", declara Faris. "Es algo que esta ahí; nadie lo cuestiona", igual que todos los neoyorquinos parecían aceptar que hubiera una mascota gigante de la firma Stay-Puft merodeando por Manhattan en "Los cazafantasmas".

Faris estaba trabajando en "Scary Movie 4" cuando recibió la llamada para interpretar a Hannah en MI SUPER EX-NOVIA. Las agendas de rodaje de ambas películas se solaparon, de manera que Faris se encontró yendo de un set de rodaje al otro.

Ella no fue el único miembro del reparto que tuvo que compaginar dos películas en rodaje. Rainn Wilson proseguía grabando episodios de su papel del excesivamente servicial parásito Dwight Schrute en la aclamada comedia de situación "The Office" mientras rodaba MI SUPER EX-NOVIA.

Wilson encarna al desalmado y superficial mejor amigo de Matt, Vaughn Haige, a quien Reitman considera una "fuente de malos consejos para Matt, y seguramente el peor consejero del mundo". Rainn Wilson añade: "Vaughn le explica a Matt que la cosa más importante del mundo es el sexo". ¿Cómo llega a esta conclusión? "Vaughn cree que mola mucho y es un donjuán, pero en realidad ni una cosa ni la otra".

Una película con una superheroína no podría estar completa sin un supervillano, y MI SUPER EX-NOVIA muestra al profesor Bedlam, interpretado por el actor Eddie Izzard, como el archienemigo de Jenny. (Sinceramente, no hay nada realmente "super" en Bedlam; como él señala, es un hombre del montón, pero con diez mil veces más dinero, más inteligencia y más gusto que la mayoría de las personas).

Como Jenny, hay algo "extraño" en Bedlam. "Si vas a tener a un supervillano en una película contemporánea ambientada en Nueva York, tienes que encontrar alguna manera no convencional de retratarlo", dice Reitman. "No queríamos al villano tradicional de los libros de cómic".

De hecho, Bedla no es el supermalo al que estamos acostumbrados. Su objetivo es "neutralizar" a Jenny; por una vez, esta palabra no es un eufemismo para querer decir "matar". Quiere quitarle para siempre los poderes, para que de este modo sea como cualquier otra normal y chiflada ex novia.

Eddie Izzard no era la obvia elección de casting. "Eddie es un cómico muy original", dice Reitman. "Tiene una majestad que va más allá de ser inglés. La seriedad con la que Bedlam se ve a sí mismo añade un adorable tono cómico a la película".

La trastienda de la historia de Bedlam con Jenny cuenta que fueron grandes amigos en el instituto hasta que Jenny consiguió sus superpoderes gracias a un meteorito. Con sus nuevas habilidades - y un nuevo look muy molón - Jenny se hizo muy popular, dejando atrás a un apesadumbrado Barry. ("Bedlam" proviene de su nombre, Barry Edward Lambert…y no es en realidad profesor).

"Bedlam fue abruptamente dejado de lado por Jenny", dice Izzard. "Así que alberga hacia ella gran inquina. Su propósito - su misión en la vida, realmente - es humillarla. Él se ha convertido en un genio y es inmensamente rico, y se ha forjado un extenso currículo criminal únicamente para llamar la atención de Jenny".

Como si Bedlam y Jenny no le estuvieran haciendo la vida lo suficientemente imposible a Matt, todas y cada una de sus acciones están siendo escudriñadas por su jefa, Carla Dunkirk, interpretada por la actriz cómica Wanda Sykes ("Curb Your Enthusiasm"). Carla está sumamente sensibilizada con el tema del acoso sexual en el trabajo y siempre está alerta respecto a cualquier comportamiento inapropiado que se produzca en la oficina. "Carla encuentra terreno abonado en la extraña forma de conducirse que tiene Matt, en sus encuentros con Jenny y en sus filtreos con Hannah", señala Sykes. "Ella piensa que ha perdido el control y no quiere que arrastre a la empresa con él".

UN ARMARIO Y UN GUARDARROPA ADECUADO PARA UNA SUPERHEROÍNA

Tal como la ha concebido el guionista Don Payne, Jenny / G-Girl es una superheroína sexy, atractiva y moderna. Pero Payne se preguntaba también ¿cómo sería una superheroína guapa y actual? ¿Qué llevaría?

Al principio, Payne veía a G-Girl con uno de esos míticos trajes, como el de los superhéroes clásicos. Siempre con la intención de ser algo más realistas, Ivan Reitman sugirió que Jenny debía tener muchos trajes de diseñador. "Después de todo", señala Reitman, "ella es una mujer y como tal querría combinar un poco de todo".

La mayoría de los superhéroes tienen guaridas secretas. ¿Dónde podría Jenny tener toda su ropa y accesorios: la amplia "colección" de G-Girl? La respuesta obvia: en el armario más grande del mundo, que es más grande incluso que la mayoría de los apartamentos. Allí, Jenny almacena cientos de trajes, confirmando el hecho de que aunque quizás ella sea indestructible, su fondo de armario no lo es.

La ropa ayuda a definir al personaje de Jenny / G-Girl, y Reitman confió este formidable desafío y gran oportunidad de diseñar la ropa del personaje a Laura Jean Shannon. Shannon, trabajando estrechamente con Uma Thurman, convirtió a G-Girl en una superheroína actual y fashion victim, con numerosos looks y estilos. Las visitas de Shannon a numerosas tiendas especializadas del East Village de Nueva York le ayudaron a reunir la impresionante colección de vestidos que muestra G-Girl.

Thurman, como Shannon, quería que los diseños mantuvieran esa noción de "poder femenino", que el look y los trajes de G-Girl fueran algo más que una mera fantasía masculina de una superheroína. Los trajes tenían que gustarles a las mujeres y hacer parecer que a G-Girl el poder le nacía de dentro.

Shannon se quedó impresionada con las ideas de Thurman para el vestuario, así como con la habilidad de la actriz para llevar un traje a otro nivel. "Uma puede llegar al probador, ponerse la ropa, salir y moverse de tal modo que convierte la ropa en algo diferente", se maravilla Shannon.

El vestuario ayuda a delinear el rango del personaje de G-Girl. En sus primeras escenas, lleva lo que Shannon llama trajes de "niña bien". "Los trajes tienen una connotación poderosa, pero son bastante femeninos", dice Shannon.

Cuando la historia progresa y G-Girl empieza a desquiciarse, su look se hace más duro y perverso. "Empieza a parecer un poco más un 'soldado", continúa Shannon. "La tapamos un poco más, le añadimos una capucha, una chaqueta de estilo militar diseñada por Yves St. Laurent, que tenía una enérgica y esculpida sensación de alta costura".

Todo superhéroe ha de tener un emblema que le caracterice, pero el de G-Girl es diferente al de la mayoría. Su emblema "G", que aparece en todo su vestuario, no está grabado o pegado, como ocurre en los superhéroes habituales. La "G" de G-Girl es un accesorio cambiante, que va de un colgante con la "G" hecho de diamantes, a un broche de platino con diamantes, pasando por una hebilla de platino sobre un cinturón negro de cuero.

¡SUPER-PELEAS!

El coordinador de especialistas George Aguilar trabajó con Ivan Reitman para crear varias espectaculares secuencias de acción, manteniendo al mismo tiempo el tono realista requerido por el director. "No queríamos que ninguna escena de riesgo - no importa lo sorprendente que fuese - pareciera sacada del cómic", dice Aguilar. "Las escenas de lucha y vuelos tenían que tener un tono realista y neoyorquino".

Unos de los mayores retos de Aguilar fue ayudar a diseñar, con el supervisor de efectos visuales Erik Nash y el director de fotografía Don Burgess, una tremenda escena de lucha entre la Hannah de Anna Faris, que se acaba de convertir en superpoderosa, y la G-Girl de Uma Thurman. Esta superbatalla, que Rainn Wilson define como "la pelea más molona en la historia de las comedias de superhéroes", se escenificó sobre y en la Segunda Avenida del extremo sur de Manhattan.

Aguilar coreografió la escena, trabajando primero con dobles, y luego con los actores protagonistas durante tres semanas de preparación y rodaje. "Fue una escena difícil y complicada", reconoce Aguilar. "Teníamos a dos personas en el aire, luchando y cayendo en picado a tierra ¡y estando fantásticas todo el tiempo!"

Thurman, que se había entrenado durante más de un año en artes marciales y acrobacias con cables para las películas de "Kill Bill", necesitó ensayar poco para ésta y las restantes escenas de gran acción y riesgo. Faris, también tenía algo de experiencia en este campo del trabajo con cables por su trabajo en las películas de "Scary Movie". Por el contrario, Luke Wilson, que vuela por los aires con Jenny en su escena de amor aérea, era más inexperto dentro de este mundo de los vuelos y las peleas, y su curva de aprendizaje fue algo más lenta que la de estas dos actrices.

EFECTOS VISUALES

"En una película con un personaje de superheroína, los efectos visuales eran importantes", señala Ivan Reitman, quien habiendo dirigido películas llenas de efectos como "Los cazafantasmas" (y su secuela) y "Evolution", está familiarizado con este campo de alto contenido tecnológico. "Pero no quería que los efectos dominaran la historia".

El supervisor de efectos visuales Erik Nash se hace eco de esta opinión: "Tenemos un montón de efectos visuales, pero la película no es de efectos. Es una comedia, y los efectos están ahí para añadirse al humor y a la diversión".

Reitman deseaba que el vuelo de G-Girl tuviera un aspecto distinto. "Hablamos de la idea de que G-Girl creara una perturbación visual en el aire - lo que nosotros llamamos una 'estelas en torbellino' - que pudiera hacerla más visible cuando está volando a velocidades supersónicas", recuerda Nash. "Viaja tan deprisa que refracta la luz en el aire a su alrededor. Es su estela característica", hecha posible con los milagros de las imágenes generadas por ordenador.

¿Hasta que punto es bueno tener la capacidad de volar con estelas en torbellino, si no puedes inventar creativas maneras de atormentar a tu ex? G-Girl, tan imaginativa como loca, lanza un gran tiburón blanco vivo a través de la ventana del apartamento de Matt. El tiburón aterriza en su cama, antes de moverse salvajemente por todo el apartamento y destrozarlo completamente.

La escena del tiburón es un gran ejemplo de efectos visuales y una de las escenas más complejas de la película. "Es una idea incoherente y fantástica", dice Reitman. "Tenías que creer que el tiburón podía estar allí e interactuar en el entorno y con los personajes". El tiburón fue una creación digital, una versión más aerodinámica, tenebrosa y perversa del auténtico tiburón blanco.

Para planificar los golpes en la escena, Nash y su equipo prepararon complejos storyboards para previsualizarla. Luego animaron y coreografiaron la escena. Cuando las posiciones de las cámaras estaban decididas, cortaron una versión preliminar a modo de prueba de la escena, un animatic, que se convirtió en el patrón para el ataque del escualo.

Un tiburón, sexo en las alturas, super-peleas… son únicamente algunas de las muchas sorpresas presentes en MI SUPER EX-NOVIA. Pero como señala Ivan Reitman, todo eso está al servicio de una historia con la que cualquiera puede sentirse identificado. "Todos hemos tendido relaciones que han salido mal", dice. "Sólo que aquí estamos llevando esa idea a otro nivel".

CANAL COMPRAS