• Inicio Sugerir Modificar

El perro mongol


Cartel de El perro mongol

Nansal, la hija mayor de una familia de nómadas mongoles, se encuentra un día un cachorro mientras recoge estiércol cerca de su casa. Desde el primer momento se encapricha con el perrito pero cuando lo lleva a casa, su padre tiene miedo de que les traiga mala suerte, ya que cree que puede ser descendiente de lobos, y le pide que se deshaga inmediatamente de él. A pesar de las órdenes de su padre, Nansal se queda con el cachorro.

El Perro Mongol nos cuenta la historia del antiguo vínculo que existe entre el hombre y el perro y el significado especial que este vínculo tiene en Mongolia para el eterno ciclo de la reencarnación.

     Título original: Die höhle des gelben hundes
     Año: 2005
     Duración: 90 min.
     Nacionalidad: Alemania
     Género: Drama.
     Fecha de estreno: 22/09/2006
     Calificación: Mayores de 13 años
     Distribuidora: Karma Films Spain

 

Comentario

Ahora me toca a mí contar la historia de los nómadas mongoles de la parte noroccidental del país, la zona de donde mi padre y mi madre proceden.

El Perro Mongol está relacionado con el tema de la urbanización. Se centra en los cambios que ha sufrido mi país, los cambios existenciales que los nómadas se están encontrando. Durante el desarrollo de toda la película estos fueron los temas más importantes para mí: ¿en que valores y creencias están los niños creciendo hoy en día?¿qué significa la "vida moderna" para una familia de nómadas?.

El Perro Mongol muestra el cambio que experimenta una tierra y la gente que pertenece a ella. Me gustaría documentar en mi próxima película la incertidumbre que siento, una incertidumbre aún más pronunciada cuando se ve desde la distancia.

- Los protagonistas y la historia

Para explicar todo esto decidí seguir a una familia de nómadas desde la región de Altai y retratarlos dentro de un conflicto universalmente comprensible.

En la película, la joven Nansal se encuentra un pequeño cachorro en una cueva mientras recoge estiércol para su madre. Inmediatamente se queda prendada de él y le llama Zochor, que en mongol significa "pintado", pero el padre de Nansal le pide que se desprenda del cachorro, a pesar de que no está del todo claro que la familia siga viviendo al estilo nómada, ya que el origen del perro, probablemente descendiente de lobos, pueda suponer una amenaza para ellos.

- Diferentes niveles de la historia y peculiaridades de Mongolia

Mi película cuenta la universalmente comprensible historia del conflicto entre un padre y su hija. Nansal es el personaje central del filme y la historia gira en torno a ella.

En un nivel superior, el espectador se ve inmerso en la cultura tradicional de Mongolia. Por un lado, la fascinante vida de una familia de nómadas con sus animales y por otro las peculiaridades de este país. Me gustaría poner énfasis en esta parte de la película en particular, ya que tiene una gran dosis de espiritualidad y de creencias budistas que influyen en gran medida en la conexión armónica que para un nómada existe entre la naturaleza y la creencia en la reencarnación.

- El eterno ciclo de la reencarnación

La película empieza con estas palabras del padre a su hija mientras entierran al perro: "Todo el mundo muere, pero nadie está muerto". Esta es una sabia frase que mi abuela me dijo cuando yo aún era muy pequeña.

Muestro una relación muy íntima entre el hombre y el perro: entre Zochor y Nansal y su padre Batchuluun. Esta cercanía espiritual tiene sus orígenes en nuestra creencia en "el eterno ciclo de la reencarnación". El alma deambula de un cuerpo a otro, de una planta a un animal hasta que llega a un perro y posteriormente a un ser humano.

Actualmente muchos mongoles se están alejando de las tradiciones a favor de un estilo de vida mucho más moderno. Como resultado, la relación entre el hombre y el perro está también cambiando.

- El eterno ciclo pierde su equilibrio

Muestro las preocupaciones del padre y a la vez describo el impacto que supone la migración de las familias a las ciudades.

Muchas familias de nómadas abandonan a sus perros cuando deciden instalarse en las ciudades. Los perros se van juntando entre sí y a su vez se unen a los lobos por lo que acaban atacando a los nómadas que quedan, matan a sus ovejas y cabras y por tanto son una gran amenaza para los medios de subsistencia de los que disponen.

De los cazadores que el padre se encuentra en un momento de la película el espectador aprende que las familias nómadas solían unirse para acabar con los lobos. Sin embargo, esta protección para sus hijos y sus rebaños ya no es posible debido a la gran migración que ha habido a las ciudades.

El peligro al que se enfrentan los niños pequeños - y no es sólo el de los lobos - se ha convertido en parte omnipresente de su vida cotidiana.

- Autenticidad y una sociedad en pleno cambio

Para mí el gran reto de la película era contar una historia emotiva pero mostrando los cambios sociales y los detalles auténticos de la vida cotidiana de una familia de nómadas.

Me quedo observando a la madre preparando queso e intento ofrecerle al espectador de Occidente una idea de lo que es el día a día para una gran parte de mi gente.

Le doy un gran valor a la vida nómada y por ello la muestro con todo detalle, integro juegos de niños en la historia y muchas otras cosas que son muy diferentes a lo que yo he vivido en Alemania.

- Trabajando con una familia normal

Basándome en lo experimentado en mi última película, La Historia del Camello que Llora, estoy convencida de que cada uno de nosotros tenemos nuestra propia creatividad, aunque a menudo no la descubrimos. Mi trabajo como directora consistió en convencer a los protagonistas de su propia creatividad para poder ganarme su confianza.

Esto, por supuesto, requería mucho más tiempo si lo comparamos con una producción con actores profesionales. Mi equipo y yo pasamos más de sesenta días en las localizaciones y hasta que los protagonistas y el equipo técnico no se acostumbraron los unos a los otros no empezamos a rodar. Juntos podíamos expresar mejor la creatividad y la autenticidad artística de nuestra familia de nómadas y del perro Zochor.

- Una vida a caballo entre lo moderno y las viejas tradiciones

La vida cotidiana de los nómadas no puede verse como algo completamente independiente a la influencia de la vida urbana.

Nansal, la hija mayor, estudia en un internado y durante las vacaciones les habla a sus hermanos de la vida en la ciudad.

"Cuando nos mudemos a la ciudad, quiero vivir en lo alto de un edificio, de tal manera que pueda seguir viendo las estrellas", dice Nansal en la película.

La vida en la ciudad, nueva y desconocida para ellos, se idealiza. Los niños intentan interpretar todo lo que llega a sus oídos sobre la ciudad.

Como directora, utilicé el punto de vista de los niños para mostrar algunos de los aspectos positivos de la modernización, por ejemplo, recalcar la importancia de una buena educación para los niños.

Sin embargo, era también importante para mí mantener en la mente del espectador la imagen de la ciudad como una proyección superficial. Por este motivo, confié en el lenguaje de los niños para mostrarla, en lugar de verla a través de una cámara.

Como cineasta, no quiero poner en tela de juicio si el desarrollo en mi país es bueno o malo. Yo misma pude experimentar los avances de la ciudad y tuve la oportunidad de estudiar en Alemania. Sin embargo, sigo sintiendo algo muy especial todavía por los valores tradicionales, algunos de ellos probablemente mucha gente ni los conocerá, pero son valores que yo adquirí de mi abuela.

Con el personaje de Nansal hago que el espectador viaje hasta mis raíces.

- La fábula del perro amarillo

En mi película, Nansal debe cumplir las órdenes de su padre y deshacerse de Zochor. Como resultado se pierde en el campo.

De repente oye una melodía que alguien canta a lo lejos y la sigue. Esta la lleva hasta una anciana de pelo gris que está cantando en el valle. La anciana acoge a Nansal en su casa. El tiempo en casa de la anciana parece que se detiene.

Lo tradicional y lo moderno encuentran un nexo común en la fábula del perro amarillo, que supone llegar a la cúspide del viaje de Nansal por la vida. El perrito de Nansal, por tanto, se convierte en "su perro amarillo".

Esta historia adquiere una dimensión metafórica. Nansal empieza a saber sobre sus raíces culturales y espirituales.

La fábula muestra al espectador una nueva visión de la vida. La anciana demuestra perfectamente lo difícil que es renacer como ser humano.

Mi abuela me contó esta fábula hace muchos años y con ella me transmitió una de las grandes verdades universales. Con mi película, me gustaría que otras personas de entornos culturales diferentes accedieran a esta historia.

- Una historia más allá de los valores lineales

De Mongolia aprendí a vivir una vida que está mucho más allá de los valores lineales y materiales. Al final de la película, muestro la reconciliación entre el padre y el perro. Con esto, me agarro con esperanza a la idea de que lo tradicional y lo moderno pueden coexistir. Incluso aunque la familia que aparece en la película al final de la película nos deje con una cierta incertidumbre.

CANAL COMPRAS