• Inicio Sugerir Modificar

Infiltrados


Cartel de Infiltrados

El Departamento de Policía de Massachussets se ve envuelto en una guerra campal para derrotar a la mayor banda de crimen organizado de la ciudad. La estrategia es terminar con el reinado del poderoso jefe de la mafia Frank Costello desde dentro. A un joven novato, Billy Costigan, criado en el sur de Boston, se le encarga infiltrarse en la mafia dirigida por Costello. Mientras Billy intenta ganarse la confianza de Costello, otro joven poli que también ha surgido de las calles del sur, Colin Sullivan, sube rápidamente de categoría dentro de la policía del Estado. Colin, que se ha ganado un buen puesto en la unidad de Investigaciones Especiales, forma parte de un grupo de oficiales de élite cuya misión es acabar con Costello. Pero lo que sus superiores no saben es que Colin trabaja para Costello, y le mantiene un paso por delante de la policía.

Cada uno acaba totalmente consumido por su doble vida, reuniendo información sobre los planes y los planes de respuesta de la operación en la que se han metido. Pero cuando los gángsters y la policía se dan cuenta de que hay un topo entre ellos, Billy y Colin se encuentran en peligro constante de que les cojan y están expuestos al enemigo, y cada uno debe darse prisa en desvelar la identidad del otro para salvarse a sí mismo.

     Título original: The departed
     Año: 2006
     Duración: 152 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Cine Negro.
     Fecha de estreno: 27/10/2006
     Calificación: Mayores de 18 años
     Distribuidora: Warner Sogefilms, S.A.

 
Premios:
Oscar. Mejor película 2007
Oscar. Mejor director 2007
Nominaciones:
Oscar. Mejor actor de reparto 2007

Comentario

"The Departed," este valiente drama policial del director Martin Scorsese, nos introduce en las vidas de dos polis: Colin Sullivan, inteligente y decididamente ambicioso, parece vivir una carrera imparable en la unidad de Investigaciones Especiales del Departamento de Policía de Massachussets, cuyo principal objetivo es el poderoso jefe de la mafia irlandesa Frank Costello. Billy Costigan, un tipo curtido en las calles y muy duro, tiene un temperamento violento que le cuesta la placa y que finalmente le hace acabar otra vez en las duras calles del sur de Boston, donde le reclutan los hombres de Costello. Pero ningún hombre es lo que aparenta y, mientras trabajan con intereses cruzados, se hunden en un peligroso juego de perros y gatos en el que las apuestas no podrían estar más altas.

El argumento de "The Departed" se basa en un thriller policíaco de 2002 de Hong Kong llamado "Internal Affairs", que alcanzó un clamoroso éxito en Asia antes de llegar a las costas estadounidenses en 2004. Pronto se hizo una versión americana con William Monahan como guionista. Según palabras del guionista: "No había visto "Internal Affairs", y no quería verla hasta que adaptase el argumento. Trabajé con una traducción del guión chino. Había un argumento central genial con el que podía crear personajes nuevos. Me encantaba la duplicidad de los personajes de la película china, pero mi adaptación, temáticamente, va toda sobre el motor de la tragedia que empieza cuando las personas se desvían de lo que de verdad deberían hacer con sus vidas".

Martin Scorsese afirma que "'Infernal Affairs' es un buen ejemplo de por qué me encanta el cine de Hong Kong, si bien "The Departed" no es un remake de esa película". "Me inspiré en "Internal Affairs" por la naturaleza de la historia; sin embargo el mundo que William Monahan ha creado es totalmente distinto al de la película de Hong Kong. Cuando recibí el guión me llevó un buen rato leerlo porque empecé a visualizar la acción y a meterme en la naturaleza de la historia y de los personajes. Una de las cosas que me chocó fue que la descripción de los personajes y sus actitudes hacia el mundo en el que viven fuera tan intransigente. Eso es lo que de verdad me interesó para dirigir la película."

El productor Graham King se fija en que "Se podría decir que "The Departed" lleva a Martin Scorsese a los días de "Uno de los nuestros" y "Malas calles", que es un género por el que se le ha conocido en el pasado. Pero en esta película ha tomando el género y lo ha convertido en algo nuevo, diferente y original… es lo que hace Marty."

Monahan asegura que "Trabajar con Martin Scorsese fue extraordinario, fue un privilegio ver cómo montaba la película en su mente mientras debatíamos el guión. Es como tener años de escuela de cine apiñados uno contra otro y todos los días."

Monahan cuenta que ambientó "The Departed" en un mundo con el que estaba muy familiarizado. "El proyecto me llegó en un momento de mi vida en el que estaba pensando en Boston, de donde yo vengo, y en la gente que había perdido durante mi propia vida, así que me permitió explorar temas que me eran muy personales."

Thomas B. Duffy, un veterano que estuvo 30 años en la policía de Massachussets, y que ha hecho las veces de asesor técnico para la película, nos revela que la decisión del guionista de centrar la película en la batalla entre los polis y la mafia irlandesa de Boston tiene una base real. "Desde luego, en el sur, la mafia irlandesa dominaba y controlaba los bajos fondos de la ciudad, al menos desde principios de los setenta hasta hace sólo unos años. Fueron el pináculo del mundo criminal en la zona."

En su tercera colaboración con Martin Scorsese el actor Leonardo DiCaprio comenta: "Aunque sea una película de gángsters, "The Departed" es distinta a todo lo que Marty ha hecho anteriormente. La película trata sobre un conjunto de circunstancias muy diferentes, no sólo que implican a los bajos fondos irlandeses, sino por el hecho de que trata también del cuerpo de policía y la corrupción. También está ambientada en un entorno totalmente diferente, en Boston, y no en Nueva York. Aunque cuando fuimos avanzando lo vimos más en su totalidad como una historia de EE.UU. y de la corrupción de ciertos sistemas en nuestro país."

"Es una historia", dice Scorsese, de "cómo se forjan dos jóvenes por las fuerzas de sus vidas: el organismo de policía y una banda criminal dirigida por el personaje de Frank Costello. Costello acoge a Colin cuando es un niño y le convierte en el pilar aparente de la comunidad para que pueda escalar puestos en la jerarquía de la policía del Estado. Pero, en realidad, él es el plan oculto de Costello. Al mismo tiempo, Billy es el material perfecto para que la policía lo mande de incógnito, porque proviene de la clase trabajadora del sur de Boston. Se le pone en la situación perfecta para unirse a la banda de Costello, pero realmente se le ha puesto ahí para delatarle. Es como si Billy y Colin estuvieran recorriendo caminos paralelos... pero al final los caminos terminan colisionando".

POLIS O CRIMINALES...

CUANDO TE ENFRENTAS A UNA PISTOLA CARGADA

¿CUÁL ES LA DIFERENCIA?

Leonardo DiCaprio da vida a Billy Costigan, un prometedor cadete de la academia de Policía de Massachussets, al que seleccionan para una misión de incógnito antes de que haya podido ni siquiera ponerse la placa. El actor dice que el papel era más que una oportunidad de trabajar otra vez con Scorsese: "Me leí el guión y enseguida quise formar parte de él. No podía dejar de leerlo, y dije que sí sin la menor deliberación o indecisión. Pensé que era un relato muy intenso con personajes multifacéticos y muy convincentes."

Billy Costigan salió de las calles de Boston, y DiCaprio comenta que la motivación de su personaje de convertirse en agente de policía tiene sus raíces en el deseo de escapar del medio en el que se ha criado. "Billy es de procedencia humilde y lo tiene todo en su contra, creo que se une a la policía porque no le queda otra opción, y quiere hacer las cosas de otra forma a como las hizo su familia. Irónicamente, le encargan ir de incógnito y aparentar ser el tipo de persona en la que no quiere convertirse. En el fondo, creo que al final Billy intenta redimirse a sí mismo, y no ser un producto de su entorno, pero termina hundido en una situación que es extremadamente peligrosa y falsa. Hay momentos en los que le podrían pillar tan fácilmente… todas las pistas le señalan como el "delator" y todo empieza a derrumbarse a su alrededor."

Scorsese afirma que "como actor, sabía que Leo sabría transmitir el conflicto de un joven que se ha metido en una muy mala situación y después se pregunta qué demonios está haciendo ahí. Puede verse en su cara y en sus ojos: ésa es una de las razones por las que me gusta trabajar con Leo, sabe expresar el impacto emocional sin decir una sola palabra. Simplemente sale de él. Es increíble verlo."

Colin Sullivan es otro miembro del cuerpo de policía de Massachussets con raíces en el sur de Boston que también lleva una doble vida, aunque Colin está en el lado opuesto a Billy. Matt Damon, nacido en Boston, protagoniza el papel de Colin, un tío que se cree el mejor del departamento, que ha ascendido rápidamente al rango de sargento de la unidad de Investigaciones especiales de élite mientras que sus compañeros de la academia todavía llevan uniforme. Sin embargo, a pesar de lo que ha hecho creer a sus jefes, sólo hay una autoridad a la que Colin informa: el jefe de la mafia Frank Costello.

"Matt aportó mucho al papel de Colin," declara Scorsese. "Me encanta ver su mente trabajando mientras Colin intenta imaginar la forma de salir de su último aprieto y salvarse, incluso cuando se hunde cada vez más y más. De alguna forma, Colin es un personaje aún más trágico que Billy, porque se cree de verdad que podrá escaparse sin que le pase nada y que, aliándose con el diablo, ha creado su propio camino hacia la redención, por decirlo de alguna forma, representada por la clase alta de Beacon Hill y la sede del Gobierno, la cúpula dorada a la que no deja de dirigir la vista. Al principio de la película, Costello está enseñando a Colin una serie de valores falsos y, al cabo de cierto tiempo, Colin no tiene ningún valor en absoluto."

Damon señala que "en el barrio de Colin, el personaje de Frank Costello es más grande que la vida misma. Todo el mundo sabe quién es y le temen. La primera vez que Colin tiene contacto con él, tiene 12 años, y ese tipo de interacción sería increíblemente significativa para cualquier chico de ese barrio. Costello es aún más poderoso que la figura de un padre en la mente de Colin, y ves cómo se desarrolla la relación desde el principio."

Costello puede permitirse pasar su tiempo así porque, como dice Damon, "inevitablemente los niños crecen y se convierten en hombres y Costello sabe que podrá usar la lealtad que Colin siente por él. Hace que Colin se una a la policía del Estado para que le sirva de fuente de información. Así que mientras un tipo es un poli de incógnito en la mafia, el otro es un poli de incógnito para la mafia."

"Nuestros personajes son las dos caras de la moneda, incluso provienen del mismo barrio," dice DiCaprio. "Colin elige un camino y Billy otro, pero sus vidas están entrelazadas... vinculadas de una manera que ellos nunca podrán entender. Se convierte en un intrigante juego de información y desinformación."

Él vínculo más obvio entre Billy y Colin es su inconsciente conexión con Frank Costello, interpretado por el legendario Jack Nicholson. "The Departed" es la primera colaboración entre Nicholson y Scorsese, aunque el director asegura que "Jack y yo nos conocemos desde hace 30 años. Por alguna razón, no hemos coincidido en ninguna película, así que pensé que sería interesante ver si tenía interés en interpretar el papel de Costello. Nos llevó mucho tiempo, pero al final la espera mereció la pena porque lo hemos pasado genial en esta película."

Graham King recuerda que "cuando Marty propuso por primera vez a Jack para el papel, pensé que estábamos soñando pero se convirtió en realidad. Jack llevó el personaje de Costello a otro nivel, como sólo él podía hacerlo. Hay muchos, como yo llamo, "momentos Jack" en la película, y son geniales."

"Jack realmente hizo suyo el personaje" atestigua Scorsese. "Costello lo ha tenido todo en la vida, así que le importa un comino todo. ¿Y por qué? Porque tiene todo el poder. Pero ahora, está empezando a correr demasiados riesgos, como ponerse al frente del tráfico de drogas. Sabe que no tiene por qué hacerlo, es por la emoción que siente en ese momento de su vida. Costello ha envejecido, y sabe que probablemente está llegando a su fin. Fue muy interesante ver a Jack encarnando un Costello que empieza a desmoronarse."

"Jack Nicholson es una fuerza de la naturaleza" añade DiCaprio. "Puede ser totalmente impredecible delante de la cámara, así que tienes que aprender a sobrellevarlo. Quiero decir que había momentos durante el rodaje que no sabía lo que iba a pasar después, nunca estaba seguro de qué lado de Costello iba a mostrar aquel día. Es muy interesante para un actor enfrentarse a esto, porque te mantiene alerta."

Sólo hay dos personas en la policía de Massachussets que saben que la nueva adquisición de la banda de Costello es un policía de incógnito: el Capitán Queenan y el Sargento Dignam.

Mark Wahlberg interpreta al Sargento Dignam, un testarudo detective que, según reconoce el actor, "es un tipo mezquino y despreciable, y no quiere aparentar otra cosa. Es muy chulo, pero, al mismo tiempo es un tío legal".

"Mark Wahlberg hace un papel extraordinario como Dignam," dice Scorsese. "Es de la zona de Boston, así que conoce ese mundo bastante bien y conocía de verdad al personaje. Dignam es quien es, nada va a cambiar su actitud hacia alguien o algo. Lo ha visto todo, lo ha oído todo, y ya no hay nada que le coja de sorpresa. Puedes intentar cogerle en un renuncio, pero siempre tendrá una respuesta para ti, y seguramente sean sólo tres palabras... creo que sabes cuales son," se ríe Scorsese.

Criado en Dorchester, en un barrio de la clase trabajadora, a Wahlberg le resultó muy natural volver a su acento nativo de Boston, aunque "no creo que Marty entendiera lo que estaba diciendo la mitad del tiempo" bromea. Scorsese diría: "a lo mejor necesitamos subtitular algunas partes".

Wahlberg, que describe su ciudad natal como un "un lugar bastante duro para crecer" afirma que "sólo hay un Boston. Tiene reputación de ser una ciudad universitaria increíble, pero también hay barrios en los que es posible que te conviertas o en un criminal o en un poli o en un obrero. No hay mucho donde elegir entre medias. El que yo haya nacido allí me afecta en todo lo que hago, sea evidente o no. No tuve que trabajar mucho para esta película, conozco bastante a esos tipos, la única diferencia es que ahora era yo uno de los polis que solían detenerme todo el tiempo."

Para contrarrestar el mordaz estilo de Dignam, está el sensato Capitán Queenan, interpretado por Martin Sheen. El actor revela que aceptó el papel antes incluso de leer el guión. "Lo que me hizo decir sí casi inmediatamente fue la oportunidad de trabajar con Martin Scorsese. Nunca había trabajado con él, pero siempre ha sido uno de mis directores favoritos. Teniendo eso en mente, ¿cómo podría equivocarme? Por supuesto, después me leí el guión y pensé que era una historia magnífica de lealtades divididas y traiciones en el contexto del cumplimiento de la ley y el delito. A veces se mezclan y se solapan, y es difícil ver la diferencia."

Sheen añade que, a pesar de que Queenan es más comprensivo con la creciente desesperación de Billy, no puede permitirse dejar que esto interfiera con el objetivo. Comprende que la personalidad de Billy se ha consumido "por ir de incógnito. Excepto para Queenan y Dignam, los demás polis piensan que Billy es un gángster, y si Costello descubre que es un poli, será hombre muerto. Es una situación dificilísima porque las dos partes pueden pillarle en cualquier momento."

La identidad real de Billy no la conoce ni el director de la unidad de Investigaciones Especiales, el Capitán Ellerby, interpretado por Alec Baldwin. "Ellerby está obsesionado con acabar con Costello y desarticular su círculo delictivo," afirma Baldwin. "Él ve a Costello como un ser violento y depravado, así que Ellerby está dispuesto a forzar las normas para que se adapten a sus propósitos. Sin embargo, es un buen poli."

Aunque Frank Costello se ha ganado de sobra su violenta reputación, casi nunca ha hecho él mismo su trabajo sucio. En cambio, depende de bandas de crueles secuaces, y sobre todo del que se hace llamar Mr French. El actor británico Ray Winston, que interpreta el papel de mano derecha de Costello, describe a su personaje como "uno de esos tipos de los que no sacas nada, no confía en nadie, no le gusta nadie... probablemente no se gusta ni a sí mismo. Para él, todo el mundo es un canalla. Como actor, siempre intento buscar los sentimientos del personaje, sus debilidades y fortalezas. Empecé pronto a darme cuenta de que ese French no tenía ningún sentimiento. Nada le pone nervioso, y nada le asusta, pero si te pones en su camino, te matará sin pensarlo un segundo. Sólo es leal a Costello."

El único personaje principal en "The Departed" que no es ni un poli ni un criminal es también la única mujer. Vera Farmiga es Mandolyn, una psicóloga especializada en tratar con personas conflictivas a los dos lados de la ley. En un giro del destino, se convierte en otro vínculo inconsciente entre Colin, el hombre del que se está enamorando, y Billy, el hombre al que empieza a tratar profesionalmente. Farminga señala que "para Mandolyn, Colin es el hombre que lo tiene todo. Representa la seguridad y el compromiso para ella, mientras que Billy es más íntimo y pasional. Parece estar un poco deteriorado, pero se sienten atraídos el uno por el otro".

DiCaprio apunta que "Mandolyn es la única conexión emocional que tiene Billy. Es la única persona en la que puede confiar, aunque de una forma muy limitada porque no le puede contar nada sobre sí mismo o sobre lo que está haciendo. Como consejera, ella intenta ayudarle al principio, pero después se desarrolla un vínculo más fuerte entre ellos."

"Lo que me gustó del personaje de Mandolyn es que es una psicóloga muy intuitiva, pero que no está siguiendo sus propios instintos. Me encantó esa contradicción," dice Farminga.

El resto del reparto principal de "The Departed" son: Anthony Anderson y James Badge Dale como los policías del Estado Brown y Barrigan, que finalmente forman parte de la unidad de Investigaciones Especiales; y David O'Hara y Mark Rolston como Fitzy y Delahunt, dos secuaces de Costello.

"Uno de los mejores momentos de producir una película de Scorsese es el casting" señala Graham King. "Marty tiene una manera especial de elegir a los mejores actores para el papel, y esta película no fue una excepción."

Matt Damon nos comenta: "Trabajar con Marty es lo mejor que le puede pasar a un actor. Aprendí muchísimo sólo viéndole rodar la película. Tiene buen ojo para el comportamiento y para discernir qué es real y qué no. Muchos momentos en los que se profundiza en el personaje han sido brillantes gracias a él. Como actores, nos encanta explorar esos momentos; ésa es una de las razones por las que todos queremos hacer sus películas."

"¿Cómo hace uno una película?", se pregunta Scorsese. "Lo haces con distintos instrumentos, por decirlo de alguna forma. La historia, el lenguaje, el entorno, las personas que interpretan a los personajes… todo eso son los instrumentos. De todos estos extraordinarios elementos, en el que más suelo confiar para contar la historia es en el reparto. Tener los actores que tenemos todos juntos en esta película es algo extraordinario."

ACTUAR EN CONSECUENCIA

Antes del comienzo del rodaje, varios miembros del reparto empezaron a ensayar sus papeles, la mayoría con la ayuda del asesor técnico Tom Duffy. Recientemente jubilado, Duffy ha trabajado durante tres décadas con la policía del Estado de Massachussets, gran parte en la unidad de Investigaciones Especiales, centrándose en el crimen organizado, incluyendo la mafia irlandesa. Su procedencia y experiencias le hicieron un punto de referencia inestimable para todo el reparto, y también para los cineastas.

El productor ejecutivo G. Mac Brown dice que "cuando estás buscando a un asesor técnico muchas veces no sabes dónde, ni si podrás encontrar a la persona adecuada. Oímos hablar de Tom, y supimos que era un policía del Estado jubilado, así que conseguimos su teléfono y le hicimos una llamada formal. Acabamos convenciéndole con toda facilidad."

Trabajando en su primer largometraje, Duffy se quedó totalmente impresionado por el compromiso de Scorsese con la precisión, desde la terminología policial hasta el uniforme. Duffy admite que "estaba un tanto abrumado por su atención al detalle." "Pasamos por un meticuloso proceso para asegurarnos que todo era lo más auténtico posible, no sólo en los rudimentos del trabajo de la policía, sino intentando ponernos en el lugar de los agentes. Teniendo en cuenta que se trata de ocio, es muy realista."

El director no fue la única persona que se benefició de la experiencia de Duffy. Matt Damon nos confirma que "soy de Boston, por lo que hay algunos aspectos culturales de la ciudad que son totalmente naturales en mí, pero eso no incluía la subcultura de la policía. Que una persona como Duffy, con toda esa experiencia real, me tomara bajo su protección, fue todo para mí. Duffy me dio información, me enseñó todo lo que necesitaba saber y me puso en contacto con otros policías. Me pasé días enteros con ellos, indagando sus conocimientos y viéndoles en acción. Incluso me dieron un "paseíllo", y en un momento dado, acabé en medio de una redada de drogas con esos tipos. Es el tipo de experiencia a la que no te puedes ni aproximar. Es la parte divertida del trabajo," sonríe.

Brown recuerda que él no sonrió precisamente cuando le llamaron para contarle el encontronazo de Damon con el elemento criminal de Boston... después del hecho. "Matt me llama y me cuenta que está emocionado porque ha ido a dar un "paseíllo". Y yo pienso: "Muchas gracias, Duffy", bromea Brown. "Quiero decir, es fantástico para Matt, pero como productor, te preocupa que tu estrella vaya por ahí a una redada con la policía de verdad, y con pistolas de verdad, a un escenario de un crimen de verdad. Obviamente, todo salió bien."

Para Damon, el tiempo que empleó con los policías tuvo un gran impacto en su interpretación de Colin, que fue más allá de las aplicaciones prácticas. "Me sentí muy humilde al ver a los policías, el compromiso que tienen con lo que hacen, siempre con un riesgo tremendo. Mientras estaba pensando en Colin, me di cuenta de que, a cierto nivel, Colin debía sentir un gran desprecio, no sólo por la ley, sino por los agentes de policía. Estar tan cerca de ese tipo de sacrificio desinteresado todos los días y luego querer deshacerlo dice mucho sobre quién es. Hubo tantas cosas que pude aportar a mi interpretación y que no habría sabido sin el tiempo que pasé con los expertos… así que lo que Duffy hizo por mí fue incalculable," asegura Damon

Duffy también aconsejó a Martin Sheen y a Alec Baldwin sobre el comportamiento apropiado de los altos cargos de la policía. De hecho, apunta Sheen, "basé mi personaje en gran parte en Tom Duffy. Siempre que rodaba una escena, pensaba cómo la haría Tom... y ahí estaba él para asegurarse de que lo hiciera bien."

Aunque el Billy Costigan de DiCaprio se pasa la mayor parte de la película actuando como un criminal más que como un poli, el actor pudo aprovechar la experiencia de los años de incógnito de Duffy. Duffy afirma que "trabajar de incógnito requiere un cierto tipo de estado de ánimo. Leo y yo hablamos mucho de lo que puede suponer a largo plazo."

"La idea general de lo que es ser un poli en esas circunstancias, y la perspectiva en la que tenía que centrarme no habrían sido tan auténticas sin él", reconoce DiCaprio. "Fue una ayuda estupenda durante todo el rodaje."

Al prepararse para interpretar a un nativo de Boston, DiCaprio sabía lo importante que era sumergirse en la cultura local. "Sentí que definitivamente tenía que ir a Boston, dar una vuelta y hacerme una impresión de la gente," dice. "Todos me apoyaron mucho y trataron de ayudarme en todo lo que pudieron. Había una persona con la que solía pasar el tiempo y que me llevó a los barrios más antiguos y me ayudó con el acento. Realmente me ayudó muchísimo a meterme en el personaje."

"Leo estaba en desventaja al hacer esta película," reconoce Damon. "Quiero decir, tuvo que prepararse mucho y Mark Wahlberg y yo no tuvimos que hacerlo porque los dos crecimos en Boston. En Boston hay una actitud y una cultura muy particulares, y Leo hizo un gran trabajo captándolas. Fue verdaderamente impresionante."

LA GRAN MANZANA CONTRA BEANTOWN

Aunque "The Departed" está ambientada totalmente en Boston, el rodaje de la película se llevó a cabo en ciudades de los alrededores de Boston y Nueva York. La diseñadora de producción Kristi Zea, que ya había trabajado con Scorsese en "Uno de los nuestros", comenta que "The Departed" tiene algunos elementos de "Uno de los nuestros", pero por supuesto, la película tiene lugar en Boston. Como habíamos trabajado juntos antes, Marty podía referirse a cosas que habíamos hecho entonces y decía "¿Te acuerdas de eso que hicimos?" Quiero algo como eso... sólo que ¿cuál es la versión en Boston? Me rascaba la cabeza y decía: "Bueno Marty no estoy segura, pero ya lo descubriremos," se ríe. "Ha sido fantástico hacer otra película con él."

Casi todas las escenas exteriores de la película se rodaron en Boston en lugares como el parque Boston Common, el puerto, Chinatown y, por supuesto, el sur de Boston, conocido por los foráneos como el "Southie". Viajando a las afueras de la ciudad, el equipo también rodó en los cercanos pueblos de Braintree, Quincy y el pueblo natal de Mark Wahlberg, Dorchester. En Nueva York, el equipo se instaló principalmente fuera del propio Manhattan, en zonas de Brooklyn haciéndolas pasar por Boston, sobre todo para escenas de interior.

"El hecho de que rodáramos esta película en dos ciudades distintas no es raro," dice Zea, "pero en este caso, las diferencias entre Nueva York y Boston son muy evidentes cuando pasas por ellas. Fuera del centro de Boston, la mayoría de los edificios son bastante bajos y se ve mucho el cielo, mientras que el cielo de Nueva York está jalonado de altos edificios. Es muy difícil hacer algo en Nueva York que se parezca a Boston desde un punto de vista exterior, que es por lo que nos instalamos principalmente en Brooklyn. En Boston, hay un tipo específico de arquitectura de estilo Nueva Inglaterra que no existe en Nueva York, como las típicas casas de madera con porches. Es como la firma de Boston, que nos aseguramos de tener en la película. Otro elemento que encontré fascinante fue el "brutal" estilo de arquitectura, la apariencia de cemento que tienen algunos edificios que fueron diseñados en Boston, incluyendo el ayuntamiento y el edificio Hurley."

Yuxtapuesto con los puntos de referencia históricos de la ciudad, se seleccionó el imponente edificio Hurley de cemento gris, en el centro del Government Square de Boston para que hiciera las veces de la sede utilitaria de la Policía de Massachussets. Entonces Zea y su equipo crearon los interiores de la sede en un cavernoso estudio de grabación en el sector de Williamsburg de Brooklyn, Nueva York. "Decidimos mantener los colores grises y marrones de la estructura, porque quedaba muy bien para las tomas" dice.

El director de fotografía Michael Ballhaus optó por un enfoque similar en la iluminación de la sede de la policía. "Las comisarías se alumbran normalmente con fluorescentes, pero no quería fluorescentes porque crean una atmósfera sin tensión," argumenta. "Decidí usar luz natural y sombras para añadir variedad y texturas a la atmósfera."

Ballhaus, que ya ha estado en el equipo de Scorsese en seis películas, afirma que "no creo que Marty y yo hayamos hablado alguna vez sobre la iluminación. Toda la película ha estado bastante influida por el cine negro. Lo iluminamos todo como en una película en blanco y negro, especialmente la comisaría, que no tiene mucho color. Pero incluso si no das mucho color, el color es algo que puedes usar de una forma dramática."

La directora de vestuario Sandy Powell utilizó el color para diferenciar a Jack Nicholson del resto. Comenta que "básicamente todo el mundo se viste con ropa de calle normal en tonos neutros de negro, marrón, gris y beige. Básicamente es eso. En un principio, íbamos a incluir a Frank Costello en esa misma gama de colores, pero después de conocer a Jack, era obvio que quería llevar su apariencia un poco más al extremo en lo que respecta a colores y diseño. Costello es un tipo que tiene muchísimo poder, puede ponerse lo que le dé la gana y nadie se atreverá a cuestionarle. Así que, definitivamente, teníamos carta blanca con el vestuario de este personaje."

Dentro de unos decorados casi sin color, la inyección ocasional del color rojo era dramática y deliberada. Zea nos confirma que "hicimos los trajes y los decorados monocromáticos intencionadamente, pero Marty, Michael Ballhaus y yo decidimos que siempre que usáramos rojo debía haber una razón para ello. "Estaba previsto como un mensaje subliminal de que algo peligroso estaba a punto de pasar, siendo la sangre la correlación evidente."

La letra X también se utilizó simbólicamente a lo largo de la película, a instancias de Scorsese, que la interpretaba como un homenaje a la película de 1936 "El precio del poder" dirigida por Howard Hawks y producida por Howard Hughes, en la que la X tenía un significado especial. "Marty nos pidió que utilizáramos la letra X siempre que pudiéramos" nos revela Zea, "así que se ven X en ventanas, paredes, suelos..."

"La X es un signo de muerte, por lo que Marty quería que las incluyéramos, algunas veces sutilmente y otras no tanto", añade Ballhaus, que incluso utilizó la iluminación para proyectar las X en varias escenas.

El concepto de la muerte se ve hasta en el título. Monahan lo explica: "En la escuela católica nos referiríamos a los muertos como los "fieles que han pasado a mejor vida (departed)." "Empecé a jugar con la idea de que, de hecho, esta película, irónicamente, trata sobre la infidelidad, a los otros, claro, pero más mortalmente a los mejores intereses de los propios personajes, así que pensé que el título encajaría a la perfección."

Scorsese termina diciendo que "William Monahan es un estadounidense irlandés de Boston, por lo que sitúa a los personajes en ese entorno. Sin embargo, la película trata sobre personas en una situación que, en ese sentido, podrían encontrarse en cualquier ciudad del mundo. Es una historia de confianza y traición, de engaño y lealtad, que podría encontrarse en cualquier lugar."

CANAL COMPRAS