• Inicio Sugerir Modificar

Las vidas de Celia


Cartel de Las vidas de Celia

Al finalizar una noche de verbena, Celia fracasa en su intento de suicidio en la vías del tren. Su vida ya no volverá a ser la misma.

Esa misma noche y en un lugar próximo, es violada y asesinada una adolescente. Un policía, Miguel Ángel, empezará a investigar el caso.

La investigación le llevará hasta Celia y Agustín, su marido. También hasta las dos hermanas de Celia: Carmen y Ángela.

Celia no recuerda ni su intento de suicidio ni los motivos que la llevaron a hacerlo. Nota el vacío en su memoria y tiene el sentimiento de que su persona se ha desdoblado en dos. Convive con su locura y lucha por recuperar la lucidez.

En sus investigaciones, Miguel Ángel se acerca cada vez más al entorno de Celia, detiene a Pedro, el antiguo novio de Ángela, y se hace amigo de Jaime, el ex marido de Carmen y director de un centro social del barrio. Pero de quién realmente sospecha es de Agustín, el marido de Celia.

Miguel Ángel también está pasando por momentos personales difíciles que le sitúan al límite de algunas cosas, incluso de la legalidad. El policía canaliza en la investigación su propia frustración y termina por ver reflejada en Celia su propia inestabilidad mental y emocional.

     Título original: Las vidas de Celia
     Año: 2006
     Duración: 101 min.
     Nacionalidad: España, México
     Género: Drama.
     Fecha de estreno: 09/01/2007
     Calificación: Mayores de 13 años
     Distribuidora: United International Pictures

 

Comentario

Las vidas de Celia es una historia de sentimientos que entrecruza diferentes personajes y se mueve entre el presente y el pasado. Siempre he pensado en ella como en un bolero en clave de cine negro.

Se abre con dos hechos violentos: Un intento de suicidio y un asesinato. Al principio no se saben los motivos que se esconden detrás de los dos sucesos. Será la investigación de uno de ellos la que nos llevará a las causas del otro. La culpa, el deseo, la frustración y la inocencia perdida se convierten en los motores ocultos de la historia.

Pero por encima de la trama policial, la película apuesta por los personajes como verdadero motivo de la historia. Me parece interesante descubrir como detrás de la cotidianidad que nos rodea hay un mundo que es el reflejo oculto de lo que se muestra. Esos mundos ocultos muchas veces funcionan como una válvula de escape, un espacio en que se puede ser más libre, muy relacionado con la imaginación y la fantasía.

Lo peligroso es cuando esos mismos espacios ocultos terminan imponiéndose a la realidad o compitiendo con ella.

La película se ha rodado de una forma muy abierta, incorporando elementos que nos encontrábamos y aprovechando al máximo la luz y las condiciones naturales de los lugares en que rodábamos. Esto nos ha obligado a recorrer territorios inesperados, la incertidumbre se convirtió en nuestro punto de partida y eso provocaba situaciones imprevistas que exigían respuestas espontáneas e irrepetibles. En esa fugacidad casi inaprensible está la vida, y la hemos perseguido a lo largo de todo el proceso.

Las vidas de Celia es una historia construida con fragmentos, muchas veces en aparente desorden. Esta estructura exige al espectador un esfuerzo pero también le permite ordenarlas y encajarlas a su criterio, su mirada se convierte así en el último elemento que les da sentido.

Antonio Chavarrías