• Inicio Sugerir Modificar

Optimistas


Cartel de Optimistas

Las cinco historias que relata OPTIMISTAS están inspiradas en Cándido, la famosa novela de Voltaire y en su lema: "Optimismo es la manía de sostener, cuando todo va mal, que todo va bien". La película se desarrolla en nuestros días, en la Serbia posterior a Milosevic. Estos relatos, que rezuman humor negro, retratan una época en la que conviven la esperanza y la desesperación, el optimismo sincero y el falso optimismo; una época en la que realidad y ficción se dan la mano, y en la que muchos se meten de cabeza en las turbulentas aguas de las ilusiones perdidas.

     Título original: Optimsiti
     Año: 2006
     Duración: 95 min.
     Nacionalidad: Serbia
     Género: Drama.
     Fecha de estreno: 10/11/2006
     Distribuidora: Wanda Films

 

Comentario

Hace dos siglos y medio CÁNDIDO, la obra maestra de Voltaire, estremecía los cimientos de toda Europa. Una sola máxima de esa obra me ha servido de inspiración para rodar mi nueva película, OPTIMISTAS: "El optimismo es la manía de sostener, cuando todo va mal, que todo va bien". Después de El polvorín, una cinta que denunciaba la omnipresencia de la violencia en el seno de la sociedad serbia durante la dictadura de Milosevic, y de SUEÑO DE UNA NOCHE DE INVIERNO, que rodé después y que habla sobre el autismo en el que se vio sumida una parte considerable de la sociedad serbia tras el asesinato de Zoran Djindjic, su primer ministro en democracia, he querido abordar el tema del falso optimismo. De esta forma doy por terminada mi trilogía sobre la Serbia de la última década. A través de estas cinco historias que no están relacionadas formalmente pero sí en el plano ideológico, he intentado reflejar el estado de ánimo de la Serbia de nuestros días. Pero lo cierto es que el falso optimismo no es una particularidad serbia tal y como pude observar en la reacción del público al finalizar la proyección de OPTIMISTAS en los festivales de Toronto y Copenhague. ¿Será cierto que el mundo está sumido en el falso optimismo como en la época de Voltaire? ¿Estamos dispuestos a cambiar las cosas o seguiremos siendo unos "optimistas" empantanados en el barro? ¿Quién nos ha hundido en el barro? Si tras ver la película, usted se hace estas mismas preguntas, eso querrá decir que ha valido la pena rodar "OPTIMISTAS".

CANAL COMPRAS