• Inicio Sugerir Modificar

Un buen año


Cartel de Un buen año

Engreído y seguro de sí mismo, cabezota y bien parecido, Max Skinner es un exitoso financiero especializado en comercio de bonos. Tiburón financiero a orillas del Támesis, Max devora a sus competidores en un intento de hacerse con el mercado europeo. Su última conquista ha dado como rédito un beneficio neto de siete cifras, con gran pesadumbre para sus rivales vestidos primorosamente en Saville Row. El triunfo de Max está en perfecta consonancia con su filosofía: ganar no lo es todo, ¡es lo único que hay!

Muy poco después, Max recibe una carta desde Francia que contiene malas noticias: su viejo tío Henry ha fallecido. Max, el pariente más cercano de Henry, es el único beneficiario de su herencia: una finca que incluye una casa de campo en Provenza y un viñedo, La Siroque, en la que Henry ha estado cultivando vides durante más de treinta años.

Max viaja hasta la casa de campo en la que pasó las vacaciones de los veranos de su infancia con su excéntrico tío, a quien no ha visto o escrito en años. Mientas Max atiende a los asuntos legales de su herencia, se encuentra suspendido de empleo y sueldo por su firma, pendiente de una investigación por una más que cuestionable transacción de bonos.

Con su futuro en Londres en el aire, Max a regañadientes empieza a habitar en la casa de campo. Se reúne con el veterano cuidador de las viñas de la finca, Francis Duflot (que todavía se encarga de las vides después de tres décadas), a quien Max recuerda de sus visitas infantiles. La exuberante mujer de Duflot, Ludivine, la casera de la finca, recibe a Max de forma muy cálida.

Max no tiene muy claro si sabrá hacerse a la vida en el sur de Francia ni si sentirá cómodo allí. Llama a su mejor amigo, el agente inmobiliario de Londres Charlie Willis, para preguntarle qué papel puede desempeñar hacer un pequeño viñedo y una finca como La Siroque en el mercado actual. Charlie le advierte a Max que las pequeñas bodegas con un buen producto pueden generar varios millones de dólares, pues el vino de boutique, elaborado en pequeñas cantidades, es lo más en las tiendas de vino. Es dinero en el banco para Max si al final pierde su trabajo.

Mientras Max recupera con cariño los recuerdos de sus veranos pasados (junto a un hombre cuya sabiduría y filosofía ayudaron a Max a dirigir su exitosa carrera), aun contemplando un oscuro futuro, surge un contratiempo con la repentina llegada de una decidida chica veinteañera de California llamada Christie Roberts. Christie, natural del Valle de Napa, alega ser la hija ilegítima de su fallecido tío. La revelación, de ser cierta, le convierte en prima de Max y, de acuerdo con la ley francesa, en la beneficiaria de La Siroque.

     Título original: A good year
     Año: 2006
     Duración: 118 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Comedia. Drama
     Fecha de estreno: 03/11/2006
     Calificación: Mayores de 7 años
     Distribuidora: 20Th. Century Fox Home Entertainment Epaña, S.A.

 

Comentario

A la hora de describir el encanto de la Provenza, el escritor Peter Mayle señala que el área tiene trescientos días de sol al año, un paisaje alucinante, una particularmente impoluta campiña y una luz extraordinaria. "No encuentras esa luz en muchos otros lugares del mundo. Me gusta el ritmo de vida que hay allí abajo. Te impone a ti también cierto ritmo, el cual, cuando te acostumbras a él, es muy agradable. Me siento como en casa ahí".

"Me encantaba despertar en la Provenza", añade Russell Crowe, que vivió allí dos meses durantes el rodaje. "Hay algo especial extra en ese valle en particular, en Luberon. Creo que tiene que ver con su fertilidad. La luz es muy parecida a la australiana; los azules, los rosas y los naranjas en el cielo. Me sentí muy a gusto allí".

"Me encantó rodar en Provenza… ¡es tan hermosa!", añade Ridley Scott, que posee una casa de vacaciones y cuenta con un viñedo en la zona desde hace quince años, pero que no había rodado nunca en Francia desde la película con la que debutó en el cine, "Los duelistas", hace casi treinta años. "Este rodaje ha sido una de mis experiencias cinematográficas más placenteras".

Provenza se remonta al año 600 antes de Cristo cuando los griegos de Fócida, se establecieron en Massalia, la moderna Marsella de la costa mediterránea y la ciudad más poblada de la región. Su historia también puede contarse a través de la historia de los vinos introducidos por los griegos hace cosa de 2.600 años. Estos antiguos vinos (los más antiguos de Francia) fueron más tarde desarrollados por los romanos y, posteriormente, en la Edad Media, por las comunidades monásticas.

CANAL COMPRAS