• Inicio Sugerir Modificar

Alpha dog


Cartel de Alpha dog

El engreído e impetuoso Johnny Truelove vive el sueño americano de los aspirantes a criminal como vendedor de nivel medio en el confortable sector de los vecindarios privilegiados que se extienden por el Valle de San Gabriel, en Los Ángeles. Para Johnny y su panda de hermanos, idólatras emuladores sin mayor horizonte que su existencia suburbana, y con demasiado tiempo libre, la vida consiste en un remolino vertiginoso en el que reunirse con los demás en busca de nuevas emociones. El modelo de buena vida que imitan les llega a través de la música rap, los videojuegos, y las películas; invierten sus horas lúcidas en la emulación de la existencia delictiva que tanto admiran. Johnny dispone de un fajo de dinero, una bella muchacha en cada brazo, un negocio próspero, y mucha hierba para mantener colocados a todos sus amigos.

Joven, rebosante de dinero y en el centro del universo que se ha inventado el grupo, la vida para Johnny y sus amigos no transcurre sin más. Cualquier cosa puede ocurrir. Y a lo largo de tres días, bajo el tórrido sol de California, algo pasa.

     Título original: Alpha dog
     Año: 2006
     Duración: 117 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Intriga.
     Fecha de estreno: 04/04/2007
     Calificación: Mayores de 18 años
     Distribuidora: Manga Films

 

Comentario

En el verano de 2000 -antes del estreno de sus filmes El diario de Noa (The Notebook, 2004); y John Q (John Q, 2002)-, el realizador Nick Cassavetes se sorprendió esbozando en un papel una historia acerca de algunos de los tipos de adolescentes que poblaban el instituto de su hija Gina. Sopesó lo que podría pasar si un grupo de chicos llevaba demasiado lejos alguna malicia, y efectuaba una serie de decisiones y de actos equivocados que les entrampara en una situación de la que les fuera imposible zafarse.

Mientras investigaba la vida familiar de algunos de esos chicos del Valle de San Fernando, en California, Cassavetes reparó en que sus dinámicas domésticas resultaban sorprendente y particularmente interesantes. Aquellas historias se convertirían rápidamente en un guión. "Esperaba toparme con un puñado de muchachos ricos, consentidos y rebotados con toda autoridad criados por padres con un gran sentido del aburrimiento, y lo cierto es que no fue eso lo que me encontré en absoluto" -explica el director-. "Lo que acabé hallando, y de lo que, honestamente, me pareció que también yo mismo era culpable en mi propia vida, fue que estamos en un mundo muy complicado donde ambos padres tienen puestos de trabajo y se ven superados. La consecuencia de ello es que te ves pasando revista a tus propios hijos comprobando si están bien, adónde van a ir, y si necesitan algún dinero… en lugar de buscar tiempo para pasarlo con ellos."

Cassavetes continúa: "Ello fue lo que me impresionó más y que se evidenciaba como el rasgo común entre casi toda esa gente. La mayoría de ella eran personas que no me parecían particularmente problemáticas. Los conflictos surgían de permitir a todos esos chicos que se reunieran y tomaran decisiones sin ningún tipo de tutela o intervención paterna, pudiendo generar la "tormenta perfecta" de circunstancias y coincidencias que diera paso a que ocurriera algo que jamás debería producirse."

CANAL COMPRAS