• Inicio Sugerir Modificar

Invisibles


Cartel de Invisibles

Esta es una historia de historias. Un acercamiento a aquellas personas que residen en nuestro olvido. Un deseo de dar voz a varios de los que se quedaron mudos por la indiferencia. Y un humilde homenaje a esas otras personas que nunca apartaron su mirada de ellos. Pero sobre todo es la voluntad de cinco directores por hacer visibles a sus verdaderos y únicos protagonistas, a aquellos que creemos y preferimos seguir creyendo invisibles. Son las víctimas de cinco crisis olvidadas, dos epidemias mudas y tres conflictos armados que no reciben la atención mediática que les corresponde: la enfermedad del Chagas, la enfermedad del sueño, los niños soldado de Uganda, la violencia sexual contra civiles en el Congo y los campesinos desplazados de Colombia.

     Título original: Invisibles
     Año: 2007
     Duración: 100 min.
     Nacionalidad: España
     Género: Documental.
     Fecha de estreno: 09/03/2007
     Distribuidora: Sogepaq, S.A.

 

Comentario

Mi relación con MSF comienza gracias a la colaboración que me prestaron mientras preparaba un personaje que iba a interpretar sobre un médico en el terreno. De forma generosa, me propusieron acudir a uno de sus programas de tratamiento y prevención de la malaria en Etiopía. En ese momento, me surge la idea de hablar de alguna forma de lo que ellos llaman "los invisibles", las víctimas de conflictos armados y de enfermedades poco o nada tratadas a nivel internacional por los medios, los gobiernos y las empresas farmacéuticas.

Poco a poco se fue configurando el fondo de lo que MSF quería tratar, con la intención de que tuviese una proyección pública, con el único ánimo de crear un proyecto de concienciación y de información sobre esas crisis olvidadas. La elección de estas crisis y no otras se hizo basada en la lista que MSF publica todos los años, algo que llamen desgraciadamente el Top Ten sobre los contextos que necesitan la intervención y la atención más urgente.

Gracias al apoyo y sabios consejos de amigos como Fernando León y Mariano Barroso, pude empezar a montar este engranaje de talentos. A Javier Corcuera le conocía poco y, en el caso de Isabel Coixet y Wim Wenders, era la primera vez que entraba en contacto con ellos. Del trabajo de todos y cada uno de los directores que forman este proyecto, destacaría la calidad como obra cinematográfica y su compromiso, valentía y generosidad. Son ellos los que han puesto el corazón a la película. Cada pieza es un reflejo de la creatividad y el talento que poseen de forma única y específica, y que nos recuerda pro qué están considerados cineastas especialmente ricos en contenido y forma. Es un verdadero lujo haber contado con el cariño, la dedicación y la calidad de este grupo de directores tan importantes e irrepetibles.

Creo que el desconocimiento de estas crisis por parte de todos nosotros tiene que ver, entre otras muchas razones, con la falta de información veraz y la falta de interés que pueda generar la situación desesperada y desesperanzada de los más débiles, en una sociedad que cada vez mira más hacia su lógica supervivencia como individuo y nada a la de nosotros como comunidad, como grupo. Esas personas de las que trata la película no son ni más ni menos que tú y que yo, siendo víctimas de un afianzado sistema económico salvaje y sin escrúpulos, y del total desinterés de los gobiernos internacionales por guerras sin posibilidad de royalties.