• Inicio Sugerir Modificar

La caja


Cartel de La caja

Mediados de los años sesenta en el patio de vecinos de un pequeño pueblo marinero, en cualquiera de las siete islas Canarias. A la muerte de don Lucio, su viuda Eloísa tiene que pedir a una vecina que le preste su casa para el velatorio, pues en la suya no tiene espacio. A partir de ese momento, y a lo largo de un solo día, se sucederán extraños acontecimientos.

     Título original: La caja
     Año: 2006
     Duración: 107 min.
     Nacionalidad: España
     Género: Comedia.
     Fecha de estreno: 23/03/2007

 

Comentario

"Nos dejaron el muerto un sábado al mediodía...", esta es la singular frase con

la que encabeza la novela Víctor Ramírez y que me inspiró el guión de LA CAJA.

Siempre me ha resultado muy atractivo ese "teatrillo" que en nuestra cultura canaria en particular, y española en general, se desarrolla alrededor de un velatorio. Esto lo refleja magistralmente la novela, y fue lo que me cautivó para llevar al cine esta historia. En LA CAJA, la muerte está tan presente que se vuelve cotidiana. Tras haber analizado la novela, decidí centrar la trama de la película en el fin de semana del velatorio y entierro de don Lucio, adaptando situaciones que cronológicamente en la novela se desarrollan en otro momento, creando situaciones, personajes y tramas nuevas, para así confeccionar un argumento compacto, con sentido y ritmo cinematográfico.

El atractivo de nuestra película está en la humanidad de sus personajes y la realidad en la que han estado viviendo todos estos años (situada en un pueblecito marinero canario en la década de los sesenta). En el portón, que es como en Canarias se denominaba a los populares patios de vecinos, tres familias comparten su día a día, a pie del mar, con el batir de las olas siempre en el oído, en viviendas de un sola habitación, con finisímas paredes y las puertas siempre abiertas, menos una, la de él, Don Lucio, el chivato, el indeseable. La muerte y velatorio de este vecino, odiado y temido por todos, desemboca en acontecimientos que nos descubren algunas verdades ocultas durante demasiado tiempo. Secretos vergonzosos acontecimientos salen a la luz, a la vez que se propician relaciones que hubieran sido impensables con este hombre en vida, donde los personajes entremezclan sus tristezas, miedos, venganzas, alegrías, amores y desamores.

LA CAJA es una historia de mujeres solas, fuertes, valientes, entregadas a los suyos, acostumbradas a llorar en silencio y a no contar con los hombres para salir adelante. No me atrevería a decir que LA CAJA es una comedia a secas. Si tuviese que catalogarla, y me permitieran la licencia, diría que es un "drama cómico", esto es, una historia con una importante carga dramática aderezada de humor negro, a veces pícaro, alguna vez sarcástico, casi siempre irónico y rodeada de momentos en los cuales una situación "aparentemente" dramática puede volverse de lo más cómica. Esto es LA CAJA, una historia de contrastes.