• Inicio Sugerir Modificar

El novio de mi madre


Cartel de El novio de mi madre

Rosie es una madre soltera de 40 años que vive en Los Ángeles. Su vida no le está yendo exactamente como había planeado: "Adelante, chica", el programa de televisión que produce, tiene serios problemas; el sexista de su jefe, Marty, quiere reemplazarlo con un reality, y su ayudante Jeannie está dispuesta a sabotearla. Las cosas en casa no van mucho mejor.

Su ex-marido va a tener un bebé con una mujer más joven y su hija Izzie ha metido la quinta marcha y va a toda pastilla hacia la adolescencia. Por ahora ya ha empezado a pasar de sus muñecas Barbie para dedicarle su tiempo a un joven degenerado llamado Dylan.

Es entonces cuando el joven y talentoso actor Adam Perl aparece en la sala de casting y Rosie se queda prendada de él. El problema es que, en el mundo del espectáculo, las mujeres mayores no suelen salir con hombres más jóvenes. Las cosas no funcionan así. Rosie lucha contra sus sentimientos, pero Adam le da la vuelta a la tortilla y entre risas consigue llevársela a la cama. Incluso a Izzie le cae bien. ¿Es una señal de que las cosas van a empezar a ir mejor? No si Jeannie puede hacer algo para evitarlo. Empeñada en amargarle la vida a su jefa, finge que Adam está tirándole los tejos a la coprotagonista de "Adelante, chica", Brianna Minx. Rosie cae en la trampa. Convencida de que la relación está condenada al fracaso debido a la diferencia de edad, agobiada al pensar que Adam la haya utilizado para lanzar su carrera y segura de está jugando con ella, rompe con él. Sin embargo, Adam tiene otros planes…

     Título original: I could never be your woman
     Año: 2007
     Duración: 97 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Comedia.
     Fecha de estreno: 11/05/2007
     Calificación: Mayores de 13 años
     Distribuidora: Deaplaneta S.L.

 

Comentario

Después de que (Clueless) Fuera de onda se convirtiera en un éxito internacional y generase un aluvión de imitadoras, lanzando al mundo a la típica chica de California de mucha pasta y poco coco, la guionista y directora Amy Heckerling se puso manos a la obra y escribió El novio de mi madre. Es la historia de Rosie, una madre soltera que trabaja como productora en la tele y se enamora de un joven actor que trabaja en su programa. No le fue difícil encontrar su fuente de inspiración: se basó en sus propias experiencias. Primero como madre soltera de una chica muy singular; segundo como alguien que ha intentado ligar en Los Ángeles después de haber cumplido los treinta; y tercero como empleada en el salvaje mundo de la televisión estadounidense. Tras acabar el guión, del que salió una deliciosa comedia romántica e inteligente con grandes dosis de cinismo, éste fue abandonado durante seis años en el infierno de los proyectos pendientes.

"El tema es el siguiente", explica Heckerling, muy consciente de las dificultades iniciales que amenazaron al filme. "Los jóvenes siguen creyendo en la magia de los productos. Con el paso de los años, te vas dando cuenta de que esa milagrosa crema antiarrugas no te va a solucionar la vida. Por eso, el público objetivo son siempre los jóvenes, porque los vendedores piensan que los adolescentes se creerán lo que venden, sea lo que sea. A los jefazos de los estudios se les metió en la cabeza que la película sólo interesaría a mujeres maduras, y para ellos las mujeres maduras son un público que tachan de 'indiferente' porque no son taradas, porque piensan un poco. Así funciona el mundo del espectáculo".

Ése hubiera sido el principio y el fin de la historia de El novio de mi madre si una de las estrellas más impresionantes de Hollywood no se hubiera puesto firme. Los jefazos no habían contado con Michelle Pfeiffer. Pfeiffer leyó una copia del guión y se enamoró de la historia. Les dijo a sus agentes que buscaran un productor en cuanto se liberaran los derechos de la película. Heckerling no se anda con miramientos al hablar de su protagonista: "La película se hizo gracias a Michelle. Creyó en ella firmemente y luchó mucho para conseguir que se llegara a rodar. Se lo debo todo".

CANAL COMPRAS