• Inicio Sugerir Modificar

La muñeca del espacio


Cartel de La muñeca del espacio

Carmen Sánchez es una mujer de 84 años con una extraordinaria historia que contar. Fue una gran artista de circo que recorrió Europa subida en un trapecio hasta que un accidente cambió su vida. Vive sola y hace cosas impropias en alguien de su edad; en su mundo cotidiano todo es posible.

Fue conocida como "La muñeca del espacio", una gran trapecista. Con sólo 17 años abandonó Sitges, su pueblo natal, y se casó con un payaso de la troupe de los Rudi Llata. Viajó con el circo hasta que una tarde, hace 46 años, su mundo se vino abajo. Nada ha sido igual desde entonces.

Hace deporte de forma compulsiva y baila siempre que puede. Vive la vida con un optimismo contagioso. Un día conoce a Joaquín, un señor de Barcelona aficionado al tango. La pareja conecta de inmediato y se convierten en inseparables.

Los hijos de Carmen son payasos en un pequeño circo francés. Han decidido recuperar "El restaurante automático" un número que inventaron sus padres hace 50 años. Entre baile y paseo con su compañero Joaquín "La muñeca del espacio" decide viajar a Francia. Pasado, presente y futuro tienen una cita en un pequeño circo de la Bretaña.

     Título original: La muñeca del espacio
     Año: 2005
     Duración: 106 min.
     Nacionalidad: España
     Género: Documental.
     Fecha de estreno: 01/06/2007
     Calificación: Todos los públicos
     Distribuidora: Golem Distribucion, S.L.

 

Comentario

La película surge de un encuentro casual en un bar de Sitges y se ha cocido muy lentamente. Carmen , la protagonista, me invitó a conocer su mundo y cada cosa que descubría me dejaba más perplejo. La miré con curiosidad durante días hasta que acabé convencido que tenía que contar esa historia.

El rodaje ha necesitado paciencia. Poco más. Nos hemos limitado a estar ahí sin molestar ni interferir demasiado. Del resto se ha ocupado Carmen, una mujer que actúa sobre el organismo como un antidepresivo: verla en acción es como tomarse un prozac.

Más allá de lo que ha sido su vida, queríamos mostrar su presente y decirle a la

gente que queda mucha vida después de los sesenta, los setenta y hasta los ochenta años. Carmen ha pasado por momentos muy duros pero siempre ha sabido mirar hacia adelante. Y ahora con 84 años, sus ganas de vivir son contagiosas. Nos ha contagiado a todo el equipo y esperamos que lo haga con quien vea el documental.