• Inicio Sugerir Modificar

Disturbia


Cartel de Disturbia

Kale tiene la vida con la que sueña la mayoría de adolescentes. Pasa el tiempo con videojuegos, navegando por la red, comiendo comida basura y mirando la tele por cable. Está solo en casa, y una joven preciosidad llamada Ashley acaba de mudarse a la casa de al lado.

Sólo hay un problema: no puede salir de casa. Kale ha sido condenado a tres meses de arresto domiciliario, y si pone el pie a más de 35 metros de su casa, irá a una cárcel de verdad. No hay tele ni videojuegos en las celdas. Pero la vida no siempre fue así. Hace un año, Kale, su madre Julie y su padre formaban una familia feliz. Pero el padre murió en un accidente de coche del que Kale se siente en parte responsable. Los efectos psicológicos del trauma han sido devastadores. El que fuera un chico extrovertido, se ha convertido en un joven retraído y cerrado. Cuando un profesor insensible saca el tema de su padre, Kale pierde el control y le da un puñetazo. No va a la cárcel gracias a su madre.

Y ahora, enjaulado en su casa, se vuelve loco mientras su madre trabaja día y noche para llegar a fin de mes. Las habitaciones parecen ser cada vez más pequeñas, lo que obliga a Kale a volcar su atención hacia el exterior. Se hace con un equipo de vigilancia de segunda mano y empieza a espiar a los vecinos, sobre todo a Ashley, que no tarda en descubrirle. Sorprendentemente, la chica se interesa por el pasatiempos de Kale.

Pero lo que empezó como un juego se convierte en algo muy grave cuando Kale y Ashley empiezan a sospechar que uno de los vecinos es un asesino en serie. Ahora bien, ¿quién va a creerlos? También puede que tengan demasiada imaginación... Pero, ¿y si han descubierto un secreto que puede costarles la vida? Incluso los asesinos viven al lado de otras personas...

     Título original: Disturbia
     Año: 2007
     Duración: 104 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Intriga.
     Fecha de estreno: 21/09/2007
     Calificación: Mayores de 18 años
     Distribuidora: Universal Pictures Spain S.L.

 

Comentario

La génesis de DISTURBIA, un thriller de suspense en el que las casas acomodadas y los perfectos céspedes de las zonas residenciales de las afueras de la gran ciudad podrían ser el escondite perfecto para un asesino en serie, se fraguó cuando el guionista Christopher Landon fue a visitar a su hermana, que vive en el valle de San Fernando, al lado de Los Ángeles, un barrio de urbanizaciones perfectas. "Casi todo el mundo piensa que vivir en una zona residencial es fantástico, ideal, pero a mí siempre me ha producido escalofríos", dice el guionista. "Una noche, después de salir de casa de mi hermana, empecé a pensar en una historia acerca de un chico metido en casa que empieza a notar cosas extrañas al otro lado de la calle. Acaba sospechando que el vecino es un asesino en serie".

En opinión de Christopher Landon, la aparente calma de las áreas residenciales equivale al dicho "los árboles no dejan ver el bosque". Las personas hacen su vida sin preocuparse por las circunstancias - benévolas o peligrosas - que les rodean. "Creo que mucha gente que vive en estos barrios cae en una rutina diaria y que la mayoría no conoce bien a los vecinos".Eso mismo le pasa a Kale, el chico de 17 años que protagoniza DISTURBIA. Hasta que su padre murió en un accidente de coche, llevaba la vida soñada de una familia de clase media alta en un preciosa casa de dos pisos. Ha pasado un año desde la muerte de su padre y poco queda del sueño. Un profesor se mete con él en el instituto y Kale le da un puñetazo, por lo que acaba delante del juez. No le mandan a un centro de menores, pero se le condena a tres meses de arresto domiciliario con una pulsera electrónica en el tobillo que avisa a la policía si se atreve a alejarse más de 35 metros de su casa.

No tarda en descubrir que no es tan divertido pasarse el día en casa y mata el tiempo observando a los vecinos. Su amigo Ronnie y él apuntan minuciosamente todo lo que ocurre a su alrededor, lo que les permite descubrir extrañas costumbres. El lustroso barniz de la fachada residencial empieza a desconcharse. Hábitos peculiares e historias personales salen a la luz. Ashley, la nueva y bonita vecina de Kale, descubre el juego de los dos amigos y decide unirse a ellos.

CANAL COMPRAS