• Inicio Sugerir Modificar

Érase una vez...un cuento al revés


Cartel de Érase una vez...un cuento al revés

Érase una vez un país de cuento de hadas en el que todo iba bien: Cenicienta está en el baile, Rapunzel se deja crecer el pelo y la Bella Durmiente está a punto de recibir un gran beso.

Pero cuando todo se dirige hacia el final feliz de las famosas perdices, algo va a fallar - el sabio mago que mantiene la balanza del bien y el mal equilibrada, está de vacaciones, y sus dos asistentes, Munk y Mambo, se despistan y le dan la oportunidad a la malvada madrastra de Cenicienta de apoderarse de la varita mágica del mago. El objetivo de la malvada madrastra es adueñarse del País de los Cuentos de Hadas, dejar que los malos ganen y así cambiar el final de todos los cuentos para que no sea siempre feliz.

Ahora Cenicienta (Ceni, para sus amigos) está en un baile completamente diferente. En lugar de esperar a que el apuesto príncipe la encuentre, no le queda más remedio que despertar de su romántico sueño, encontrar una forma de frustrar los malvados planes de su Madrastra y reestablecer el balance entre el Bien y el Mal. Con ayuda de su mejor amigo, Rick, y un variopinto ejército de duendes y hadas y junto a Munk y Mambo para respaldarla, Ceni irrumpe en el centro de la acción. ¿Puede salvar el País de los Cuentos de Hadas y encontrar el amor donde menos se lo espere?

     Título original: Happily n'ever after
     Año: 2007
     Duración: 85 min.
     Nacionalidad: EE.UU., Alemania
     Género: Animación. Comedia
     Fecha de estreno: 08/06/2007
     Calificación: Todos los públicos
     Distribuidora: Aurum Producciones S.A.

 

Comentario

¿A quién no le gusta una buena historia? Con magia y aventuras, maravillosos personajes y un final feliz - una historia de cuento, tal vez.

Y no cualquier cuento de hadas, sino una versión completamente nueva del cuento de los hermanos Grimm y su talento para capturar la imaginación de millones de personas en distintos rincones del mundo durante generaciones. Que los sueños pueden hacerse realidad no es solamente un tema de película, fue también una constante durante todo el proceso de producción.

Esta producción es el proyecto de animación más ambicioso surgido nunca en Europa; un reto bien interesante. En palabras de John H. Williams, el productor de Érase una vez… un cuento al revés y otros éxitos como Shrek y Shrek 2, una historia tiene que pasar la prueba de la crítica. "…tiene que ser una historia con personajes y situaciones únicas, que sintonizen con el espectador y con los que éste se pueda identificar, independientemente de su edad."

John H. Williams y Rob Moreland, el guionista, trabajaron en la historia juntos desde un primer momento. John Williams prosigue, "Lo que queríamos era crear expectación y que pareciera que se trataba de un cuento tradicional para entonces narrarlo de una forma muy diferente." La galardonada Sigourney Weaver quedó impresionada con el imaginativo guión, uniéndose al reparto para darle vida a Frida, la extravagante y soberbia madrastra, "Es muy divertido,… todos estos cuentos de hadas que tanto me gustan…y cómo les damos la vuelta. Me encantaba el personaje de Frida."

Paul J. Bolger, el director, aportó una visión conceptual a un guión que eventualmente se convertiría en Érase una vez… un cuento al revés. "…Es muy orgánico y toma sus raíces de la ilustración clásica de libros, de los dibujos de cuento de hadas." Según cuenta Sigourney Weaver, "Hay mucho humor y creo que también hay humanidad…es una historia muy ingeniosa y muy contemporánea a la vez."

Sin duda, los cuentos de hadas aún tienen el poder, sin parangón hoy día, de entretener a jóvenes y mayores. Solamente en los Estados Unidos existen más de 120 ediciones de los cuentos de los hermanos Grimm. Los japoneses son igualmente ávidos seguidores hasta llegar a construir dos parques temáticos basados en los cuentos de los hermanos Grimm. En Alemania existe una ruta turística de los cuentos de hadas. Una ruta de 600 km que conecta las principales ciudades asociadas con los Grimms y sus cuentos. Haciendo gala de su aprecio por los hermanos Grimm, los alemanes los pusieron en su día en su moneda de mayor valor, el billete de 1000 marcos, desde 1990 hasta la introducción del Euro en 2002.

Rob Moreland comenta, "Lo más sorprendente acerca de los hermanos Grimm es que no escribieron esos cuentos con su imaginación, ¡simplemente los recopilaron! A lo largo de sus vidas hablaron con centenares o miles de personas, y no solamente en Alemania, sino tambien en otros países y otras culturas. Se trata de un repositorio de la cultura popular que consiguieron destilar en una serie de cuentos."

CANAL COMPRAS