• Inicio Sugerir Modificar

Planet Terror


Cartel de Planet Terror

En Planet Terror, el matrimonio de doctores William y Dakota Block descubren que las calles se han inundado de gentes del pueblo afectados de espantosas erupciones gangrenosas y una mirada sospechosamente vacua en sus ojos. Entre los afectados está Cherry, una go-go cuya pierna le fue arrancada durante un ataque en la carretera. Wray, su anterior pareja, está a su lado e intenta ayudarla. Puede que Cherry esté en el suelo, pero no ha llegado aún la hora de su último baile. Mientras los afectados se convierten en un ejército de agresores enloquecidos, Cherry y Wray dirigen un espontáneo equipo de guerreros, adentrándose en la noche hacia un destino que dejará millones de afectados, infinidad de muertos y unos cuantos afortunados supervivientes que lucharán por encontrar el último rincón seguro en el mundo de Planet Terror.

     Título original: Grindhouse
     Año: 2007
     Duración: 110 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Acción. Terror
     Fecha de estreno: 03/08/2007
     Calificación: Mayores de 18 años
     Distribuidora: Festival Films

 

Comentario

Varios años atrás, cuando Robert Rodriguez anotó las primeras ideas de lo que finalmente llegaría a ser el guión de Planet Terror, creía que resucitaría las cenizas de un género casi desaparecido. "Nadie había hecho una película de zombis en mucho tiempo," comenta Rodríguez sobre su impulso inicial para hacer Planet Terror. Este director visionario es un fan de las películas de terror y zombis, pero quería escribir un guión que fuera verdaderamente diferente, sorprendente e inesperado. Buscaba hacer una película de zombis cuyo motor fueran los personajes, de un ritmo trepidante y exagerado. Continuó desgranando sus ideas hasta que el bloqueo creativo y la implicación en otros proyectos llevaron a pique sus esfuerzos iniciales.

Greg Nicotero, colaborador y amigo desde largo tiempo atrás de Rodriguez, describe la prolongada gestación del guión de Planet Terror desde su punto de vista: "Recuerdo que durante el rodaje de Spy Kids, o incluso antes, en la época de The Faculty, Robert dijo, 'Tengo una buena idea para una película de zombis. Aún no tengo claro lo que va a pasar, pero habrá un doctor, y estará también su mujer, y van a trabajar en un hospital, y habrá una gran escena en la que vemos a una chica en la carretera, y cada vez que pasa un coche, podemos entrever la siluetas de varios zombis que cada vez están más cerca de ella.'"

Rodriguez le pasó a Nicotero las primeras treinta páginas de su argumento, en el que ya estaban presentes algunas escenas de alta tensión. "Recuerdo estar leyéndolo y decir, '¿A dónde vas a ir desde aquí?' "Robert dijo, 'no tengo ni idea.'" "Nunca pasé de esas primeras treinta páginas," dice Rodriguez, "y además empezaron a estrenarse películas de zombis una tras otra."

28 días después, El amanecer de los muertos, La tierra de los muertos vivientes de George A. Romero y Zombies Party (una noche de muerte) invadieron las salas y reverdecieron el apetito del público por unos monstruos de la pantalla caracterizados por un hambre feroz de carne humana, ofreciendo nuevas ideas sobre la figura de los no muertos. No obstante, este hecho, en vez de desanimar a Rodríguez, le dio nuevas fuerzas para crear una narrativa aún más imaginativa. En los años que han pasado desde entonces, Rodriguez ha desarrollado su lado más infantil con la trilogía de Spy Kids y ha reventado la taquilla con el exitazo Sin City. Estas películas han servido para demostrar su capacidad de crear un mundo de fantasía diferente a cualquier cosa que el público hubiera visto antes.

Rodriguez retomó Planet Terror con el compromiso pleno de adornar el guión con "cosas que no había visto en otras películas. Mucho de lo cual tiene que ver con los personajes." Dentro de la población de la pequeña y anónima localidad de Texas ideada por Rodriguez, hay figuras como un empresario obsesionado por las barbacoas, un sheriff sospechoso y estoico, una gogo con una pierna postiza que esconde un arma, una doctora de muñeca floja y jeringa en mano que huye de su abusivo marido, un héroe misterioso que conduce una de esas minúsculas motocicletas y un par de gemelas cuidadoras de niños con aspecto psicótico. En Planet Terror, no es que se suspenda la incredulidad, es que se aniquila. Al igual que ocurre con Sin City, las historias se entremezclan y las circunstancias alcanzan niveles absurdos e imposibles.

CANAL COMPRAS