• Inicio Sugerir Modificar

Sympathy for Lady Vengeance


Cartel de Sympathy for Lady Vengeance

Geum-ja, una bella muchacha que no puede evitar llamar la atención de todos los hombres, fue presentada ante la opinión pública como la responsable del secuestro y muerte de un niño cuando tenía veinte años. Debido a su juventud y belleza, su horrible crimen atrajo la atención de todos los medios de comunicación.

Pero ahora, han pasado trece años y en ese tiempo Geum-ja se ha convertido en la reclusa más ejemplar y trabajadora, granjeándose el apodo de la "Dulce" Geum-ja. Sin embargo, la "Dulce" Geum-ja no ha permanecido ociosa durante su tiempo de cautiverio. Durante trece años, ha estado planeando la venganza contra su antiguo maestro, el Señor Baek. Su actitud dulce y afable en la cárcel le ha dado a cambio muchos amigos y aliados. Ahora que Geum-ja va a salir de presidio, está preparada para poner en práctica su plan tan cuidadosamente concebido. ¿Qué ocurrió entre Geum-ja y su profesor, hace trece años? ¿Por qué quiere vengarse de él? ¿Y cuál será el desenlace de su sed de venganza?

     Título original: Chinjeolhan geumjassi
     Año: 2005
     Duración: 112 min.
     Nacionalidad: Corea del Sur
     Género: Drama. Intriga
     Fecha de estreno: 10/08/2007
     Calificación: Mayores de 18 años
     Distribuidora: Manga Films

 

Comentario

Como todos los realizadores del mundo, el principal factor que decide mi próximo proyecto es la medida en que éste está relacionado con mi obra precedente y en qué grado resulta distinto. Observemos primero las concomitancias. Sympathy for Mr. Vengeance, el primer largo de la "Trilogía sobre la venganza", surgió de mi deseo de abordar el conflicto de clases en Corea del Sur tras la realización de Joint Security Area (2000), que aborda el conflicto derivado de la división y enfrentamiento entre las dos Coreas.

Quería centrarme en los dos problemas sociales de mayor envergadura que pesan en la mente de todo coreano. Así que, de hecho, tanto si se admite como si no, esos dos largometrajes están muy relacionados el uno con el otro, igual que gemelos y se evidencian extremadamente difíciles de abordar. Aun y con looks que pueden no tener parecido, son como películas hermanas, en cierto sentido.

La razón que me hizo elegir Old Boy (Old Boy, 2003) como mi próximo proyecto no fue otro que Choi Min-shik. Tras haber trabajado junto a uno de los actores que permanecerán recordados por siempre jamás en la historia del cine coreano, mi mayor interés estaba en el encuentro con el otro grande de la interpretación de mi país. Estoy convencido de que cualquier director habría hecho lo mismo. Después de que mi productor me dijera que había probabilidades de que Choi Min-shik se incorporara al reparto con el papel, me quedé con esa posibilidad incluso antes que leyera el guión original.

Y ése es el modo en que pude contarme entre los directores más afortunados de Corea junto a Kim Jee-woon, Song Neung-han, y Kang Jae-gyu. El hecho de que tanto Sympathy for Mr. Vengeance como Old Boy se hubieran ofrecido a dos grandes actores hizo que las dos cintas, en cierto sentido, quedaran hermanadas. Song Kang-ho y Choi Min-shik, como Caín y Abel, pese a que no se parecen en nada, resultan hermanos de sangre de alguna manera.

Me divertí mucho realizando ambos largometrajes, y uno de ellos incluso funcionó espléndidamente en la taquilla. Sin embargo, mientras abordaba esos proyectos, y tras la realización de esos dos filmes sobre la venganza, uno tras otro, fui descubriendo mi propio yo interior. Y cuando lo examiné, me di cuenta de que la sobrecarga de rabia, odio, y violencia se hicieron veneno que había embarrancado mi alma en tierra yerma. Anhelaba decir que había rechazado aquella rabia, odio y violencia… no sería eso algo digno? Pero en lugar de eso, llegué a la conclusión de que necesitaba adoptar una rabia más grácil, un odio con clase, y una violencia delicada. Finalmente, quería que la venganza fuera un acto de redención, llevada a cabo por una persona que busca la salvación de su alma. Así nació Sympathy for Lady Vengeance.

Otro factor esencial a la hora de elegir mi próximo proyecto es el deseo de cambio con respecto a la obra anterior. Joint Security Area (2000) contenía tiroteos, grandes escenarios, y muchos personajes eran complejos y con un toque de romanticismo. De tal modo que concebí Sympathy for Mr. Vengeance con un tratamiento más minimalista, con feeling sencillo, calmo, y seco. Quería diálogos breves, de tal modo que uno de mis personajes principales incluso es mudo. Luego me cansé de eso, así que Old Boy resultó como es. Desde lo mínimo a lo máximo, el film busca la belleza del exceso. No se trataba de una película de Song Kang-ho, sino de Choi Min-shik, y por tanto desde una película gélida a otra con fuegos de artificio.

Pero lamentablemente descubrí el error fatal: el problema con la mujer. Cuando miraba hacia atrás, hacia mi debut cinematográfico, siempre tenía una estructura de dos hombres y una mujer. Debo admitir que la profundidad espiritual de un personaje femenino en medio de un conflicto de dos hombres siempre resultaba eclipsada por comparación; particularmente en Old Boy, la protagonista femenina era el único personaje que debía salir de la película sin tener idea de la verdad. Esto no me gustó, de tal modo que traté de arreglar el guión pero no tenía sentido hacerlo. Percibí mi limitación, abandoné la pluma y me dije: "En mi próximo film, el protagonista será ¡una mujer solitaria!" Ese fue el punto de partida para la creación de Sympathy for Lady Vengeance.

CANAL COMPRAS