• Inicio Sugerir Modificar

Matrimonio compulsivo


Cartel de Matrimonio compulsivo

Eddie, soltero e indeciso, empieza a salir con la aparentemente fabulosa y sexy Lila. Siguiendo los consejos de su padre y de su mejor amigo, Eddie le pide que se case con él al cabo de una semana, temeroso de que se escape lo que cree ser su última oportunidad para el amor, el matrimonio y la felicidad. No tarda en descubrir su error cuando Lila revela su auténtica y horrible personalidad durante la luna de miel en México. Para colmo de males, Eddie conoce a Miranda y se da cuenta de que es su media naranja. No le queda más remedio que alejar a su insoportable esposa mientras intenta conquistar a la chica de sus sueños.

     Título original: The heartbreak kid
     Año: 2007
     Duración: 115 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Comedia.
     Fecha de estreno: 11/10/2007
     Distribuidora: Universal Pictures Spain S.L.

 

Comentario

Cuando hace cuatro años le hablaron a Peter Farrelly de un guión actualizado de la película El rompecorazones, su primera reacción fue rechazar el proyecto.“El rompecorazones es una de mis películas favoritas”, dice el director.“Instintivamente, pensé:‘Ni hablar’. No quería tocar el proyecto”. Pero después de volver a ver la película, se dio cuenta de que la historia era el vehículo perfecto para una serie de gags, bromas y líos típicos de los Farrelly. La película original, rodada en 1972, estaba basada en un relato escrito por Bruce Jay Friedman, con guión de Neil Simon, y la protagonizaban Charles Grodin y Cybill Shepherd.“Lo que nos atrajo del guión de Scot Armstrong y Leslie Dixon es que habían dado la vuelta a la tortilla. En la versión actual, Eddie se casa con el personaje interpretado por la preciosa Cybill Shepherd, va de luna de miel

y conoce a una mujer mucho más acorde a sus gustos, una chica normal y campechana.

De pronto, la historia adquiere complejidad”, añade Peter Farrelly. Ben Stiller, que interpreta al protagonista, es un acérrimo defensor de El rompecorazones.

“Es un clásico”, dice el actor. “Es una película muy divertida, pero esta es algo

diferente. No se puede mejorar el original, esta versión es otra cosa”. Uno de los grandes retos para los realizadores y el protagonista era conseguir que Eddie, el hombre que abandona a su esposa durante la luna de miel, cayera bien al público. Bobby Farrelly piensa que sólo Ben Stiller era capaz de conseguir que los

espectadores se pusieran de su lado.“Ben convierte a Eddie en un personaje simpático”, dice el director.“Es fácil entender lo que le pasa y querer apoyarle. Una vez conseguido esto, podemos incluir los chistes exagerados que tanto nos gustan”.

CANAL COMPRAS