• Inicio Sugerir Modificar

La batalla de Hadiza


Cartel de La batalla de Hadiza

19 de noviembre de 2005, Hadiza, Iraq. Unos insurgentes iraquíes bombardean un convoy de marines estadounidenses, lo que ocasiona la muerte de su oficial más popular. Enfurecidos por su pérdida, sus jóvenes compañeros marines emprenden unas brutales represalias. Sus violentas búsquedas casa por casa originan la matanza de 24 personas, muchas de ellas mujeres y niños, trágicas bajas de una guerra que no podían controlar.

Los marines también son unas víctimas, que se ven atacadas, heridas y obligadas a replicar en la forma en que han sido entrenadas. Pero cuando los acontecimientos se suceden a gran velocidad y en condiciones de máximo estrés, ¿se puede acusar de asesinato a unos marines en la línea de fuego?

     Título original: Battle for Haditha
     Año: 2007
     Duración: 93 min.
     Nacionalidad: Reino Unido
     Género: Drama. Bélica
     Fecha de estreno: 14/12/2007
     Distribuidora: Alta Films, S.A.

 

Comentario

A pesar de la inmensa cobertura de medios de comunicación de la guerra en Iraq, me he dado cuenta de que la mayoría de la gente sabe muy poco de lo que realmente está pasando allí. Es algo que te convierte en un experto en la logística de la guerra, pero lo que parece haberse perdido en la cobertura de las noticias es la verdadera humanidad de la situación global... o la ausencia de la misma. La visión de las bombas y el fuego y la constante sobrecarga de información ahora desensibilizan a un mundo cada vez más abrumado.

Sabemos que ésta es una guerra muy impopular, pero ¿hasta qué punto considera personal esta guerra el norteamericano medio? ¿Nos hemos sentado a pensar lo que es tener diecisiete años y que te trasladen a otro país sin que hayas salido antes de tu pequeña ciudad? ¿Hemos pensado en lo que hacíamos cuando teníamos veintiún años y cómo estos jóvenes marines llevan sobre sus hombros el destino de nuestro país mientras luchan día a día, hora a hora para sobrevivir?

Oímos hablar todos los días de los insurgentes, pero no tenemos ni idea de quiénes son en realidad o cómo han llegado a hacer las cosas que hacen. Oímos hablar de pueblos que han sido destruidos y de mujeres y niños que sufren, pero ¿sabemos realmente cómo es la vida cotidiana en una zona de guerra? La Guerra de Iraq ha afectado a todo el globo. LA BATALLA DE HADIZA es el lado humano de la historia y de lo que realmente les sucedió ese 19 de noviembre a algunos confiados marines estadounidenses. Me he centrado en tres grupos muy humanos de personas que en cierto modo son todos víctimas de ellos mismos: los marines, los insurgentes y los iraquíes normales y corrientes que se han visto metidos en la peor de las situaciones, y cuya lucha ha consistido en existir y proteger a sus familias y a su país en este caótico mundo en guerra. Ninguno de ellos ha elegido estar allí, y cada uno se enfrenta a esa situación a su manera.

Cuando estaba pensando acerca de cómo llevaría esta historia a la pantalla, me di cuenta de que yo, al escribir un guión y al poner mis diálogos en las bocas de los actores, estaría traicionando los hechos reales. Necesitaba aportar realidad a este tema tan serio, y la única forma de hacerlo era involucrar a auténticos ex marines. Sólo entonces estaría en condiciones de enfrentarme a los diálogos y a los argumentos que harían justicia a los hechos reales. Estuvimos trabajando a partir de una estructura detallada y un esbozo del guión, pero la mayor parte de los diálogos fue improvisada. La mayoría de los personajes de la película nunca habían actuado antes, eran reales. Todos los marines de la película habían vivido situaciones de combate mientras luchaban en Iraq. Muchos de ellos habían servido en Faluya, donde se desarrollaron los combates más intensos de la guerra. Fueron capaces de aportar sus experiencias y entrenamiento para proporcionar la autenticidad que yo necesitaba.

Logramos reunir a marines de distintas partes de Estados Unidos poniendo anuncios en las bases, en la radio y en los boletines de noticias. Para las investigaciones para hacer la película, nos reunimos con los marines de Kilo Company, que estaban realmente allí el 19 de noviembre de 2005. También nos reunimos con supervivientes iraquíes, así como con testigos de los asesinatos de Hadiza, y entrevistamos a cientos de iraquíes que participaron en combates y que tienen la experiencia cotidiana de vivir en una guerra. La pasión y el sentimiento de la película es real, y mi tarea principal como director era crear los entornos y espacios para que la gente fuera ella misma. Una de las cosas más asombrosas que vi durante la realización de la película fue que entre los marines y los iraquíes se trabaron unas amistades que ninguno de ellos había pensado que fuera posible antes.

Rodamos la película en Jordania, que tiene frontera con Iraq, por lo que su paisaje y sus gentes son muy similares. Tuvimos una extraordinaria cooperación por parte de la Royal Jordanian Film Commission y un gran apoyo local cuando la gente se acostumbró a ver soldados estadounidenses en sus humvees [vehículo que sustituyó a los jeeps en el Ejército de Estados Unidos desde la Guerra del Golfo] circulando por las calles. Con LA BATALLA DE HADIZA tengo la esperanza de abrir los ojos, mentes y corazones del mundo y aportar empatía hacia toda la gente que se ve afectada por esta guerra. Podemos no ser capaces de unirnos por nuestros puntos de vista políticos, sociales o religiosos, pero quizá podamos unirnos por lo que nos une como personas; sería un gran comienzo.

CANAL COMPRAS