• Inicio Sugerir Modificar

El caso Litvinenko


Cartel de El caso Litvinenko

Durante los cinco años que transcurrieron desde que se exilió de Rusia hasta su muerte en noviembre de 2006 en Londres (fue envenenado con una sustancia radiactiva, polonio 210) el antiguo agente del FSB (siglas del Servicio Federal de Seguridad, sucesor del KGB) Alexánder Litvinenko mantuvo distintos encuentros y conversaciones con su amigo Andréi Nekrasov. Este cineasta se basó en dichos materiales para EL CASO LITVINENKO, que analiza la llegada al poder del Estado policial en Rusia y desvela sus sombras secretas a lo largo de la última década.

     Título original: Bunt. Delo Litvinenko
     Año: 2007
     Duración: 106 min.
     Nacionalidad: Rusia, Reino Unido
     Género: Documental.
     Fecha de estreno: 21/12/2007
     Distribuidora: Alta Films, S.A.

 

Comentario

El debate comienza a partir de la publicación del libro Muerte de un disidente. El envenenamiento de Alexánder Litvinenko y el regreso del KGB [editado en castellano por Taurus, Madrid, 2007], escrito por dos personas muy próximas al ex agente de los servicios secretos rusos Alexánder Litvinenko (Sasha), asesinado en Londres, Alex Goldfarb y la mujer del mismo Litvinenko, Marina. Tras la muerte de Alexánder Litvinenko en noviembre de 2006, envenenado por un elemento radiactivo, polonio 210, las primeras sospechas se centraron en el FSB (siglas del Servicio Federal de Seguridad, sucesor del KGB) y sobre el régimen de Putin, mientras las huellas radiactivas del polonio parecían apuntar hacia Rusa en el recorrido fatal seguido por sus asesinos. Para responder a las preguntas acerca de Litvinenko y las causas de su asesinato, hay que remontarse al momento en que la vida del agente cambia por completo, en 1998, cuando denuncia al FSB por haberle ordenado que eliminara al magnate ruso Boris Berezovski y se dedica a desenmascarar los secretos más incómodos del Servicio al que pertenecía. Tras una rocambolesca fuga a Londres en el año 2000, consagra los seis años siguientes a investigar acerca de una serie de escándalos que revelan raíces cada vez más extendidas y corruptas, que se mezclan con la guerra en Chechenia, sangrientos atentados a costa de civiles inocentes y la muerte de oligarcas, políticos y periodistas rusos, una lucha por la verdad, especialmente molesta para el Kremlin, y a la que Litvinenko sacrificó su propia vida. En esa lucha se inscriben las horas que transcurrió con el cineasta Andréi Nekrasov para explicar las razones de su rebelión y detallar el fortalecimiento de la policía estatal en la Rusia de la pasada década. Su narración, jalonada por flashbacks históricos, explica cómo todas las esperanzas en la libertad y la democracia tras la caída de la Unión Soviética comunista se vieron defraudadas por la guerra de Chechenia y la consolidación en el poder del presidente Vladímir Vladimiróvich Putin.

El director Andréi Nekrasov, simpatizante del movimiento de oposición la Otra Rusia, liderada por el ex campeón mundial de ajedrez Gari Kaspárov, ha dicho: "Seamos claros, por supuesto que tenemos miedo, pero también existe el placer de decir la verdad. Yo no soy un héroe, pero me mueve el placer de ser honesto y justo. Éste es el fundamento de la moral: el placer de decir la verdad es un instinto más fuerte que el miedo". Nekrasov, que permaneció junto a la cama de Litvinenko hasta su muerte, afirma: "Hacer esta película ha sido para mí una auténtica catarsis personal, una forma de enfrentarme a la conmoción de perder a un amigo que murió de una forma terrible ante mis ojos. Sasha ha sido un mártir: con su muerte logró aquello por lo que había estado luchando toda su vida: despertar al mundo ante la consolidación de un despiadado Estado policial en Rusia. Esta película es un homenaje a él y a todos aquellos que han muerto en los últimos años luchando por la libertad en nuestro país".

CANAL COMPRAS