• Inicio Sugerir Modificar

This is England


Cartel de This is England

Julio de 1983. Es el último día del trimestre y eso significa que hoy no hay que llevar uniforme. En un anodino pueblo costeño, Shaun, que tiene 12 años, sale de casa camino del colegio vestido con unos pantalones campana que su padre le regaló. En el camino, le echan de la tienda de la esquina por insolente, mientras todos se meten con él por su gusto indumentario y él no se corta a la hora de contestar. De regreso a casa, se encuentra con Woody y su banda de skins. Pese a su aspecto chocante, son unos skins amables y abiertos. Es cierto que una excursión cívica en su compañía significa destrozar las nuevas viviendas protegidas todavía no ocupadas, mientras todos van vestidos de trajes estrambóticos. Pero son acogedores y divertidos. Los skins ofrecen a Shaun dos cosas que le faltan y que echa de menos: amistad y una figura paterna. El padre de Shaun ha muerto en combate en la guerra de Las Malvinas.

Si quiere ser un skin como ellos, tendrá que adquirir el look que tienen ellos. Con su madre, Cynthia, va a la zapatería del barrio. Desgraciadamente, no tienen botas Dr Martins de su talla, pero su madre le compra unas similares. Más tarde ese mismo día, Lol, la novia de Woody, le afeita la cabeza. Ahora sólo le falta una cosa, una camisa Ben Sherman. Woody le ha comprado una, y le da la bienvenida a la banda. Aunque a Cynthia no le hace mucha gracia el nuevo peinado de su hijo, está contenta de que Shaun se haya encontrado unos amigos para pasar el verano mientras ella está fuera, trabajando.

En una fiesta en una casa, Shaun conoce a Smell, una punk que le lleva a la chocita del jardín para darle su primer beso. Entretanto, Combo irrumpe en la fiesta, y al principio Woody está encantado de verle. Recién salido de la cárcel, tras cumplir una condena de tres años y medio, Combo no tarda en empezar a acosar a la banda más joven. Para gran disgusto de Milky, el único componente negro de la banda, Combo empieza a contar anécdotas cruelmente racistas sobre su estancia en la cárcel.

     Título original: This is England
     Año: 2006
     Duración: 98 min.
     Nacionalidad: Reino Unido
     Género: Drama.
     Fecha de estreno: 04/01/2008
     Calificación: Mayores de 13 años
     Distribuidora: Festival Films

 

Comentario

This Is England está ambientada en la Inglaterra de principios de los ochenta; el mundo de Duran Duran, del aeróbic, de Los Cazafantasmas, de Margaret Thatcher, de la crisis de las Malvinas, de disturbios raciales, y de cabezas rapadas. A partir de muchas experiencias de la época en la que le tocó crecer, Shane Meadows crea un retrato de un momento de nuestra historia cultural al que a menudo no se presta la debida atención. Con el mundo de los skins como telón de fondo, dentro de un anodino pueblo costero asistimos, a través de los ojos de un niño de doce años al paso a la madurez, personal y cultural.

La idea para This Is England le vino a Shane mientras trabajaba en su película anterior, Dead Man's Shoes, una historia sobre el precio de ser víctima, sobre el abuso del poder y sobre la venganza, en la Inglaterra rural. Con aquel proyecto, el director se puso a reflexionar sobre la naturaleza del acoso y de la violencia física. Hubo, concretamente, un incidente en su propia vida, cuando él tenía 12 años y se había hecho skinhead, que le ha servido como referente. Él mismo explica: "Yo pensaba que lo más emocionante en la vida era ese tipo de masculinidad dura en los hombres. Yo quería ser como Jimmy Boyle, o John McVicar, o Kray. De la misma manera en que los niños de ahora quieren ser Beckham, yo adoraba a Jimmy Boyle. Yo quería ver a hombres peleando, y recuerdo que una vez casi provoqué un acto de violencia, y eso se convirtió en algo con lo que me empezó a resultar difícil vivir." Irónicamente, fue esta experiencia, junto con el ejemplo de una figura como Jimmy Boyle, un criminal que luego se convirtió en un artista, lo que, a la larga, terminó siendo muy positivo para Shane. Sobre su infancia en Uttoxeter en los años ochenta, que en aquella época era un pequeño pueblo de los Midlands de unos diez mil habitantes con una alta tasa de paro, y donde proliferaban deshauciados rurales del thatcherismo, el director dice: "Si uno es de un pueblo como Uttoxeter, nadie espera que vaya a abandonar un lugar así para intentar ser cineasta. De cierta manera, mi reacción a aquel acto de violencia fue el primer paso para salir de esa forma de vida."

CANAL COMPRAS