• Inicio Sugerir Modificar

Tehilim


Cartel de Tehilim

En el Jerusalén de hoy en día, una familia de judíos lleva una vida ordinaria. Pero después de un accidente de coche, el padre desaparece misteriosamente. Llevan todos su ausencia y los problemas del día al día del mejor que pueden. Mientras los adultos se refugian en el silencio o las tradiciones, los dos hijos, Menachem y David intentan por su cuenta encontrar a su padre…

     Título original: Tehilim
     Año: 2007
     Duración: 96 min.
     Nacionalidad: Israel, Francia
     Género: Drama.
     Fecha de estreno: 04/01/2008
     Calificación: Mayores de 13 años
     Distribuidora: Barton Films, S.L.

 

Comentario

Para Raphaël Nadjari TEHILIM supone una nueva dirección en su trabajo. Partiendo de una historia simple el director plantea temas muy complicados. Según sus propias palabras “a través de la vida cotidiana de una familia, quise mirar algo que nunca superas: la desaparición de seres queridos”.

A lo largo de su filmografía se puede observar un intento constante por entender el judaísmo dentro de sus varias comunidades pero sin caer en un estudio sociológico sino más bien buscando algo universal en lo concreto, una chispa de vida que va más allá de las identidades. Así en sus películas de Nueva York Nadjari nos acerca a las familias judías de Europa del este y luego a los expatriados israelíes en Estados Unidos. Su primera película israelí, enfoca a los judíos de Medio Oriente y por último TEHILIM se centra en una comunidad más europea, los Ashkenazi.

El lugar donde se desarrolla la acción, Jerusalén, está retratado como un lugar íntimo donde el director intentó encontrar la sensación ciudadana de fraternidad. En cuanto a la elección de los actores, varios de los cuales no son profesionales, corrió a cargo del director de casting Amit Berlowitz. Se hicieron pruebas a niños que eran hermanos de verdad aunque finalmente los acotes elegidos no resultaron estar emparentados. Nadjari destaca el trabajo no sólo de los más pequeños sino de todo el elenco de actores que mostraron una valentía y generosidad impresionantes.

El director trabajó en la estructura de la película durante tres años junto con el co-guionista Viniste Poymiro. El montaje se trabajó de forma paralela con el montador Sean Foley para evaluar las puestas en escena de la película durante el rodaje. La escritura “sobre la marcha” solo se acabó al hacer la grabación del sonido, lo que dio al guión sinceridad y fragilidad. Al grabar la música del compositor Nathaniel Mechaly en Tel-Aviv se descubrió finalmente la película con todas sus capas narrativas y su significado verdadero.

CANAL COMPRAS