• Inicio Sugerir Modificar

Desacuerdo perfecto


Cartel de Desacuerdo perfecto

Alice d'Abanville, una actriz inmensamente famosa de la escena londinense, y Louis Ruinard, un director de culto francés, son dos personalidades extraordinarias. Fueron la pareja más glamorosa de los 70s. Las cinco películas que hicieron juntos tuvieron un éxito colosal en la época y se convierten en películas de culto.

Su historia de amor acaba repentinamente. Alice desaparece de la noche al día de la vida de Louis, sin que él sepa el motivo. Ella vuelve a su Inglaterra natal, donde se casa rápidamente con un joven Lord, con un hijo, Paul. Al abandonar a Louis, ella dejó a un lado su carrera cinematográfica, consagrándose exclusivamente al teatro. Ella se convierte en su país en una verdadera leyenda, reconocida por la Reina. Treinta años más tarde, Louis llega a Londres para rodar su película número 34. Ha elegido Inglaterra porque se trata de una comedia sobre la hipocresía y la frustración. Los organizadores de los Batar (equivalente inglés a los Césars de Francia) deciden otorgarle un premio por el conjunto de su carrera. Evidentemente es Alice a quien se pide que haga la entrega, a pesar de no haberse visto en treinta años. De hecho, han hecho todo lo posible para no verse desde su abrupta e incomprensible separación.

     Título original: Désaccord parfait
     Año: 2006
     Duración: 92 min.
     Nacionalidad: Francia, Reino Unido, Rumanía
     Género: Comedia.
     Fecha de estreno: 11/01/2008
     Calificación: Todos los públicos
     Distribuidora: Laurenfilm, S.A.

 

Comentario

La razón por la que quería hacer DESACCORD PARFAIT es muy simple: el deseo de volver a la comedia y hacerlo con un dúo de actores que brillaran en mi propio panteón personal: Charlotte y Jean. Quería hacer una comedia romántica con personajes que nos hagan reír, porque nos conmueven, y nos conmueven porque nos hacen reír. También quería hacer una loca historia de amor que pasa por la vida como ligeros espacios cruzados con destellos en el aire.

Pero eso no es todo. A pesar de la forma en la que trataron a Napoleón, siempre me han gustado los ingleses y su planeta físico y mental que se mueve en un sistema solar diferente al nuestro. El hecho de que el canal que nos separa de nuestros vecinos complique más la historia de amor me encantaba puesto que añadía picante a la reunión imposible de los dos enamorados. En resumen, una comedia de amor, Charlotte Rampling y Jean Rochefort (pero también, por supuesto, Isabelle, James, Ian, Simon y los demás), Inglaterra, y un perro pedorreo. DOS VECES EN LA VIDA es mucho mejor que una vez en la vida. (Antoine de Caunes)

CANAL COMPRAS