• Inicio Sugerir Modificar

OSS 117: El Cairo, nido de espías


Cartel de OSS 117: El Cairo, nido de espías

Egipto, 1955. El Cairo es un verdadero nido de espías. Todo el mundo desconfía de todo el mundo, todos traman contra todos: ingleses, franceses, soviéticos, la familia del rey destronado Farouk que quiere volver al trono, las Águilas de Keops, secta religiosa que quiere tomar el poder. El Presidente de la República francesa, René Coty, envía su arma maestra para poner orden en esta casa de locos a borde del caos: Hubert Bonisseur de la Bath, llamado OSS 117.

     Título original: OSS 117: Le Caire, nid d'espions
     Año: 2006
     Duración: 99 min.
     Nacionalidad: Francia
     Género: Comedia. Acción
     Fecha de estreno: 25/01/2008
     Calificación: Todos los públicos
     Distribuidora: Laurenfilm, S.A.

 

Comentario

Toda una época vista hoy

Nicolas Altmayer, productor de la película junto a su hermano Eric, recuerda: "Todo comenzó por el descubrimiento de unas viejas novelas "Oss 117" en la biblioteca de nuestros padres. La portada tenía diseños estilizados, coloristas, con escenas de acción un poco anticuadas con aire de los años 50's, que me trajo muchos recuerdos. Esas imágenes eran como las películas de la época. Nosotros habíamos tenido la idea de trasponer ese universo al cine de hoy en día. Estas series B tienen más de cuarenta años y aunque están desfasadas en sí mismas, poseen también un encanto y un humor que no tenían en la época. Nos pareció que si lo hacíamos en comedia podía salir una cosa interesante. A esto se le unía la nostalgia del tecnicolor de los primeros James Bond, y de las películas de Hitchcock. Desde el principio, nuestra idea era desviarnos, jugar con los códigos de aquella época a través de la comedia".

Preparar la misión

Nicolas Altmayer cuenta: "Contactamos con Martine Bruce, hija del creador de las novelas. Le prometimos que el humor de la película sería más del estilo de "Magnifique" de Philippe de Broca que de Austin Powers. La idea era mezclar la atmósfera de los clásicos de la época con el humor de la revista Pilote, Gotlib, Goscinny... Habíamos reunido numerosas influencias, pero queríamos hacer una película muy actual en el fondo. Una vez aseguramos los derechos, hablamos del proyecto con Jean-François Halin. Apreciábamos enormemente su humor diferente de su escrito para "Cuasimodo del Paris". En nuestro primer contacto para este proyecto, nos convencimos de tener la misma visión, el mismo deseo de divertir con la geopolítica de la época, de hacer una película divertida, pero elegante a la vez". Jean-François Halin precisa: "Nuestra idea era cambiar los códigos de los libros de Jean Bruce llevando todos los principios al final de su lógica. ¿El decorado? En un ambiente de guerra fría, una villa exótica donde reina la paranoia entre espías de todas las fronteras. Las novelas contienen todo lo que fue la Francia de los años cincuenta, la cuarta República, el final del imperio colonial, sobre el machismo y la misoginia, pero también una cierta condescendencia cara a cara con las gentes colonizadas. Estos elementos no se reflejan ciertamente en la personalidad de Jean Bruce, pero sino en la expresión de una época. Creo que Jean Bruce tiene la distancia suficiente como para reírse de esta película. No era pensable volver a dar vida a su obra respetando su primer grado original, nuestro mundo ha cambiado demasiado. Así que todo se acentúa para mostrar también que mucho de los que hizo nuestra sociedad de hoy proviene de aquel tiempo".

CANAL COMPRAS