• Inicio Sugerir Modificar

La noche es nuestra


Cartel de La noche es nuestra

Nueva York, 1988. Un nuevo tipo de droga ha invadido la enorme ciudad, seguida por la más feroz y aterradora oleada criminal que se recuerda. Superada en número de efectivos y en armas por los nuevos gánsteres, la policía pierde de promedio a dos de los suyos cada mes. Es una guerra declarada que amenaza con llevarse por delante a culpables e inocentes.

Bobby Green se ve atrapado en el fuego cruzado. Es el encargado de una discoteca situada en Brighton Beach frecuentada por gánsteres como Vadim Nezhinski. Bobby intenta mantenerse apartado y no involucrarse. A pesar de un estilo de vida amoral y hedonista, quiere a su novia Amanda y sueña con abrir una discoteca en Brooklyn. Pero Bobby tiene un secreto muy bien guardado. Su hermano es el teniente de policía Joseph Grusinsky, que ha seguido los pasos de su padre, el legendario jefe de policía Burt Grusinsky. Bobby no se lleva bien con ellos y la relación empeora cuando su padre le advierte que es la guerra y que deberá decidir de qué lado está.

No puede permanecer neutral cuando hieren gravemente a su hermano y descubre que su padre podría ser el siguiente. Comprende que solo estarán seguros cuando la organización de Nezhinski sea destruida y se une a su hermano para un asalto en toda regla. Juntos intentarán hacer suyo el lema que la policía de Nueva York tuvo en los ochenta: "La noche es nuestra".

     Título original: We own the night
     Año: 2007
     Duración: 117 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Drama. Intriga
     Fecha de estreno: 28/03/2008
     Calificación: Mayores de 13 años
     Distribuidora: Universal Pictures Spain S.L.

 

Comentario

La idea de la película nació a partir de la foto del entierro de un policía publicada por el New York Times. "En la foto había varios hombres hechos y derechos abrazándose, llorando a lágrima viva porque habían matado a uno de sus compañeros", recuerda el director. "La imagen era realmente conmovedora".

De hecho, en el año 1988, el tráfico de crack alcanzó su punto álgido en Nueva York, los homicidios eran cada vez más numerosos y el índice de delincuencia era un 73% más elevado que la media nacional.

Pero también era la época en la que George Michael, Gloria Estefan y Taylor Dane encabezaban las listas musicales, y las discotecas brotaban como hongos, sobre todo en la zona de Brighton Beach, en Brooklyn.

James Gray deseaba plasmar esa vida intensa en la pantalla. "No quería limitarme a un thriller, quería algo explosivo, dramático y lleno de acción". Sigue diciendo: "También es una película muy personal, y no me refiero al sentido autobiográfico. Para escribir el guión, usé elementos que saqué de las noticias y de lo que aprendí mientras acompañaba a la policía en sus rondas. Descubrí que mucha gente, obligada por las circunstancias, esconde sus conexiones familiares. Todo lo que sale en la película está basado en hechos reales, aunque reconozco que también me basé en mi relación personal con mi padre y mi hermano. Hay algo de mí también".

CANAL COMPRAS