• Inicio Sugerir Modificar

Fuera de carta


Cartel de Fuera de carta

Todo empieza en “Xantarella”, un restaurante de alta cocina de mercado situado en el barrio de Chueca, en Madrid. A Maxi, su jefe de cocina y orgulloso propietario, las cosas no le pueden ir mejor: a punto de entrar en la cuarentena, su local suena como próximo destinatario de una prestigiosa estrella Michelín.

Para conseguirla cuenta con Alex, su maître y mejor amiga, y con un equipo de cocina que, aunque a veces se porta como una clase de parvulario, le hace las veces de familia. Sin embargo, la ambición profesional de Maxi se verá truncada por la aparición de Edu y Alba, sus hijos, de quince y seis años, de los que tiene

que hacerse cargo debido a la repentina muerte de su madre. En los planes de Maxi no encaja el convivir con esos niños, fruto de un matrimonio de escaparate y a los que tuvo que abandonar al salir del armario. Pero eso no es lo único que no encaja en sus planes. La llegada de un nuevo vecino, Horacio Peretti, un atractivo ex futbolista argentino, terminará de poner las vidas de Maxi, Alex, Edu y Alba patas arriba. El amor, la familia, los celos, la paternidad… son ingredientes con los Maxi tendrá que aprender a cocinar, desde “Xantarella”, su nueva vida.

     Título original: Fuera de carta
     Año: 2008
     Duración: 111 min.
     Nacionalidad: España
     Género: Comedia.
     Fecha de estreno: 11/04/2008
     Calificación: Mayores de 13 años
     Distribuidora: Warner Sogefilms, S.A.

 
Nominaciones:
Goya. Mejor interpretación masculina protagonista 2009
Goya. Mejor interpretación masculina de reparto 2009

Comentario

La vertiginosa velocidad a la que ha cambiado la sociedad española en los últimos treinta años, ha dado lugar a un país lleno de contrastes. Nuestra ley ha

pasado de considerar a los homosexuales como delincuentes, a ser pionera en el reconocimiento de sus derechos. O lo que es lo mismo, en la misma semana en la que miles de personas se manifiestan contra la Ley de Matrimonios Homosexuales, en la acera de enfrente te encuentras a otros tantos celebrando el Día del Orgullo Gay. Este rico y peculiar collage social es el contexto ideal

para recuperar un estilo de comedia de corte costumbrista como el que cultivó

el cine italiano y español de los años cincuenta y sesenta. Una comedia llena de

personajes desubicados y entrañables en una constante búsqueda de la felicidad.

Uno de esos personajes es Maxi, protagonista de Fuera de Carta, un hombre que

ha cambiado tanto como la sociedad española. En veinte años ha pasado de vivir un matrimonio de escaparate en su pueblo natal, a vivir su homosexualidad

sin tapujos y regentar uno de los restaurantes más de moda en Chueca. Pero a

veces, unos cambios tan drásticos traen consecuencias imprevisibles. Estos son

los elementos sobre los que se sustenta Fuera de Carta, una comedia romántica

de corte costumbrista.

Pero Fuera de Carta no es una comedia romántica al uso, ya que no hay chica

de la peli. Bueno, sí la hay, pero es un chico. Y no hay dos chicas que se peleen

por él, son una chica y Maxi, nuestro protagonista. Esta vuelta de tuerca al género es el germen del que nació la idea de este proyecto. Además, Fuera de Carta no sólo aborda los conflictos de pareja, también es una película sobre la paternidad, un conflicto universal. Todo el mundo ha tenido un padre y todo el mundo es hijo de alguien. Sin embargo, esta obviedad no significa que las relaciones entre padres e hijos sean fáciles. Y más aún cuando la persona que asume esa paternidad debe criar a unos hijos a los que apenas conoce y que no entienden de sutilezas ni sofisticaciones. Porque cuando tienes quince años (la edad de Edu, el hijo mayor de Maxi) y tu padre te ha abandonado para poder asumir su condición sexual, no es que sea gay, es que es un maricón.

Por otro lado, el hecho de que la cocina creativa española sea actualmente una de las punteras a nivel internacional, nos hizo tomar la decisión de que nuestro protagonista debía ser cocinero. Y de ahí nació Xantarella (ahora Fuera de carta), que es el nombre del restaurante de Maxi. También es el nombre de

una seta. Pero lo más importante es que Xantarella es lo único a lo que pueden

agarrarse cinco personas cuando todo lo que dan por hecho se derrumba a su

alrededor.