• Inicio Sugerir Modificar

Cosmos


Cartel de Cosmos

1992. El empresario Iñaki Larrea es liberado tras pasar nueve meses secuestrado en un minúsculo zulo. Al poco tiempo de volver a casa, Larrea ve en TV una noticia que le conmueve: un cosmonauta permanece "olvidado" en la estación espacial MIR, sin país al que regresar, porque el suyo (la Unión

Soviética) ha desaparecido. El empresario se cree en la obligación de hacer todo lo posible para que ese cosmonauta regrese a la Tierra cuanto antes.

Por otra parte, Euriane -una joven camarera que vive en la misma ciudad que

Larrea- comienza a sentir que un desconocido le sigue, vigila e, incluso, llega a intervenir en su vida. Euriane e Iñaki no se conocen. Sin embargo, tienen muchas cosas en común...

     Título original: Cosmos
     Año: 2007
     Duración: 99 min.
     Nacionalidad: España
     Género: Drama.
     Fecha de estreno: 23/05/2008
     Calificación: Mayores de 7 años

 

Comentario

A las seis de la tarde del 25 de diciembre de 1991 la bandera de la hoz y el martillo es arriada de la cúpula del Kremlin. Media hora después la tricolor de Rusia se alza en su lugar. Mijail Gorbachov acaba de dimitir y la URSS ha quedado oficialmente disuelta. El mundo cambia. Y también cambia la vida de muchas personas. No sólo en la Tierra, sino también en el cielo: un cosmonauta que partió al espacio meses antes de esta revolución silenciosa y que orbita en la estación espacial MIR se ha quedado sin país al que regresar porque el suyo, la Unión Soviética, ha desaparecido.

Muy lejos del cosmonauta, un hombre permanece secuestrado en un zulo. Bajo tierra. ¿Hasta qué punto podrían sus dramas ser parecidos y equivalentes?

COSMOS es la historia de un empresario que ha sido secuestrado y -tras nueves meses de cautiverio- liberado. Y también la de otras personas lejanas a él con las que tiene una relación no demasiado definida en un principio pero con las que poco a poco se empieza a tejer una conexión. Siempre sólida. Siempre invisible. Como con Euriane.

La historia del secuestrado y el cosmonauta es una excusa que nos sirve para introducirnos en el tema de la película, que es la soledad, y la necesidad de amor y comunicación. En COSMOS la acción no es especialmente relevante, no pasan grandes cosas y, cuando lo hacen, no sabemos muy bien en un principio por qué ocurren, o se resuelven en varias ocasiones con una elipsis. Son los detalles los que nos introducen en el alma de los personajes. COSMOS intenta ser una película que conjuga lo cotidiano con el realismo mágico. La inocencia con la crudeza. La aparente locura con la esperanza.

En un principio, la historia aparentemente es realista, casi social, pero en un momento dado algo ocurre. Los personajes comienzan a presentir que el mundo que les rodea no es como creen. A través de sensaciones muy interiorizadas y sutiles de los protagonistas nos adentramos en sus almas. Y desembocamos en otras almas. ¿Y cómo nos internaremos en sus almas? Con la cámara, gracias a una fotografía que retrata a través de filtros envolventes, de encuadres cercanos, de detalles, de una luz a veces irreal... las dudas y los temores de los personajes. Y también con la música, que resulta un elemento clave en esta tarea. Una música sencilla, bella, sugerente, que acaricia, que susurra...

Los tres personajes principales son incapaces de querer y dejarse querer por los que les rodean porque tienen sus emociones enquistadas a miles de kilómetros de distancia o años atrás en el pasado.