• Inicio Sugerir Modificar

Nescafé-Dakar


Nescafé-Dakar arranca con un plano de un automóvil que avanza por una carretera que cruza el desierto. Esta vez el coche (una ambulancia) no conduce al cineasta más allá del horizonte, sino que le lleva al hospital de Dakar, después de haber sufrido, junto a su amigo Cesare Costanzo, un grave accidente. El viaje ha terminado. A partir de ahí comienza la historia del cineasta herido o de cómo un director se gana el derecho a filmar África. Nescafé-Dakar es directamente el resultado de un golpe de la realidad: la descripción de la convalecencia del cineasta y su compañero de viaje en la habitación de un hospital de Dakar. Sin el accidente, sin ese contratiempo fatal, la película no sólo no existiría, si no que no podría existir aunque lo quisiera el cineasta. Escartín nos muestra brevemente el traslado en ambulancia, pero, inmediatamente después del título, su cámara queda confinada en la habitación de la clínica, mirando por la ventana, con la resignación de quien no puede hacer otra cosa sino ver pasar el tiempo y esperar a que sanen las heridas. Trece breves secuencias, como trece estaciones, dan cuenta de esa lenta mejoría.

     Título original: Nescafé-Dakar
     Año: 2008
     Duración: 33 min.
     Nacionalidad: España
     Género: Documental.
    Encuentrala en Amazon  

 

CANAL COMPRAS